ENTRE LA COERCIÓN Y LA CONCIENTIZACIÓN
Intensificarán controles sobre el uso de agroquímicos en las quintas
En una nueva jornada de capacitación, se adelantó que habrá un mayor seguimiento de la manipulación de fitosanitarios en el cinturón hortícola, a pesar que el marco legal propicio para esto data de 1997. La versión oficial descarta la aplicación de multas. Sin embargo, los quinteros advirtieron ciertas intenciones en sentido contrario e insistieron en la necesidad de concientización.
Por Lic. Exequiel Kay
21/01/2004

La concurrencia en la Sociedad de Quinteros para la Jornada sobre Uso de Agroquímicos resultó importante.
Fuente: El Cronista Regional

En las instalaciones de la Sociedad de Quinteros de Santa Fe se realizó la Jornada de Capacitación para Operarios Hortícolas bajo el título "Control de Plagas en Cultivos Hortícolas", organizada por el Centro Operativo Ángel Gallardo y la Dirección de Sanidad Vegetal dependientes del Ministerio de Agricultura, Ganadería, Industria y Comercio de Santa Fe (MAGIC). Asimismo contó con la participación de la Sociedad y la Cooperativa de Quinteros de Santa Fe y la Unión de Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE).

El Ingeniero Agrónomo Ricardo Bochinfuso explicó a El Cronista Regional que el objetivo de la jornada fue capacitar a los operarios que en la zona de quintas de Santa Fe manipulan agroquímicos. "Los cultivos intensivos de la zona suponen un uso bastante fuerte de agroquímicos y el Ministerio cree necesario capacitar a los operarios para que cada vez se usen menos productos fitosanitarios y se cuiden en el manejo de los mismos" señaló.

Bochinfuso agradeció la colaboración de la Sociedad y la Cooperativa de Quinteros, de UATRE y de la Comuna de Monte Vera y adelantó que en el transcurso del año se realizará una reunión más a fines de septiembre o comienzos de octubre.

El funcionario destacó la presencia de operarios en la concurrencia aunque admitió las dificultades para hacer participar a los mismos en este tipo de convocatorias. "Trabajamos bastante tratando de convencer al dueño de la quinta. Como experiencia podemos decir que el mediero es reacio a concurrir a estas reuniones. Por suerte convencimos a los productores para que los acerquen".

Sobre los objetivos de fondo del gobierno en esta materia, Bochinfuso precisó que "hay un punto intermedio. Los productos fitosanitarios se usan y se seguirán usando, pero ocurre que es necesario usarlos racionalmente". También destacó la importancia de conocer en qué estado está la plaga, cómo se debe proteger el operario, cuantos días después de la aplicación del producto se puede comercializar la mercadería, entre otras recomendaciones.

"Me parece imposible que no se sigan usando" aclaró, al tiempo que insistió sobre la capacitación para que se usen "los mejores productos, la menor cantidad posible y conocer la evolución de las plagas para aplicarlos en el momento oportuno".

Cuidados y controles

Consultados sobre las dificultades económicas de muchos productores de la zona para adquirir los equipos de protección para sus operarios, Bochinfuso reconoció que "hay una realidad: la crisis económica del país se extiende a la horticultura. El Ministerio procurará que en forma paulatina el mediero tenga su equipo de protección. Sin embargo, honestamente creemos que a pesar de la crisis esos elementos no son demasiado caros".

El funcionario remarcó además el poder de policía que tiene la Dirección de Sanidad Vegetal para hacer cumplir la Ley 11.273 sobre Productos Fitosanitarios de la Provincia y adelantó que a partir de ahora inspectores recorrerán las quintas para saber qué productos se usan, cómo se usan y donde se adquirieron.

Sobre este aspecto aclaró que no se aplicarán multas sino que se ejercerá ese control con una "actitud de prudencia y sin perjudicar a nadie".

De todos modos, la insistencia para el cumplimiento de la Ley mencionada que data de 1997 ha despertado cuanto menos algunas inquietudes en los sectores vinculados a los productores quinteros (ver aparte).

Finalmente, se consultó a Bochinfuso acerca de las presiones de las empresas que comercializan los productos fitosanitarios lanzados al mercado mundial por firmas trasnacionales, dueñas del gran negocio de los agroquímicos. "Como en todo hay empresas que trabajan bien y otras mal. Nosotros conocemos a los técnicos y asesores de las firmas que comercializan en la zona y creemos que están trabajando a conciencia. Sin embargo estamos tratando de encontrar un equilibro" afirmó.




Artículos relacionados