SE LE IMPUTA EL DELITO DE ESTAFA
Pedido de captura internacional para Enrique "Quique" Llopis
El juez de Instrucción de la Tercera Nominación, Julio César Costa, firmó el pedido de captura internacional para el ex funcionario menemista, Enrique "Quique" Llopis.
Por Ivana Fux
Redacción
21/01/2004


La orden de búsqueda provincial, nacional e internacional responde a la "rebeldía" del cantautor santafesino al no presentarse a declarar ante la citación del magistrado.

Llopis es investigado por su desempeño como titular de la Subsecretaría de Cultura de la provincia durante el gobierno de Jorge Obeid, en 1996. Se le imputan los delitos de "estafas reiteradas, adulteración de documentos privados y peculados reiterados". Las sucesivas auditorías realizadas por aquellos años en el organismo oficial revelaron la existencia de por lo menos 200 recibos adulterados y la falsificación de la firma de la por entonces ministra de Educación de la provincia, María Rosa Stanoevich.

Fuentes judiciales confirmaron que el magistrado notificó a las fuerzas policiales provinciales, federales y a la propia Interpol, puesto que el imputado está fuera del país.

Los abogados defensores de Llopis hicieron saber al juez de la causa que su cliente se encuentra cumpliendo "giras y contratos artísticos" en Madrid, donde se radicó hace unos años.

Las denuncias habían recaído en 1996 en el juzgado a cargo del Dr. José Manuel García Porta, quien terminó procesando al ex funcionario. Pero la Cámara de Apelaciones anuló el proceso y la investigación por "fallas procesales". A partir de allí, el expediente fue girado al juzgado del Dr. Costa, quien instruye la causa.

Enrique Llopis comenzó su carrera en la función pública como subsecretario de Cultura de la Municipalidad de Rosario.

En 1993 fue elegido diputado nacional por el Partido Honestidad, Trabajo y Eficiencia, que lideraba Héctor Cavallero y que terminó convirtiéndose en fuerza aliada del Partido Justicialista.

Mientras ocupaba esa banca en el Congreso, fue candidato a intendente de la ciudad de Rosario, en 1995. En 1996, cuando asumió el Ing. Jorge Obeid como gobernador de Santa Fe, fue designado Subsecretario de Cultura de la provincia.

Pero su paso por esa gestión fue relativamente efímero. A partir de desmanejos económicos advertidos en el área y de la detección de firmas apócrifas, Obeid le exigió su alejamiento del cargo, antes de que se cumplieran los dos años de mandato.

De todos modos, Llopis no había renunciado a su banca en la Cámara Alta de la Nación. Así que expulsado del gabinete provincial, volvió a desempeñarse como diputado.

Concluido su mandato y ya investigado por la justicia a partir de las irregularidades registradas en al área que conducía, fue designado subsecretario de Cultura de la Nación durante el segundo gobierno de Carlos Menem, y cuando la Secretaría Nacional estaba a cargo de Beatriz Gutiérrez Walker.

Allí se desempeñó hasta que finalizó la gestión menemista, alternando actuaciones artísticas con declaraciones en Tribunales. Después se radicó en España, donde permanece hasta la actualidad.