AGROPECUARIA EL ENCUENTRO
La unión como base del crecimiento productivo
Agropecuaria El Encuentro es una empresa dedicada al gerenciamiento agropecuario. Radicada en Pehuajó, Buenos Aires, trabaja sobre más de 100 mil hectáreas, entre propias y alquiladas. Integrantes de la firma presentaron ante los santafesinos su filosofía de trabajo, en una charla titulada Oportunidades de Inversiones Agropecuarias 2017.
Por Gustavo Schnidrig
Redacción El Santafesino
26/12/2016

Integrantes de la empresa presentaron su filosofía de trabajo, en una charla titulada Oportunidades de Inversiones Agropecuarias 2017.
Fuente: Gentileza Guillermo Vogt

La carta de presentación de Agropecuaria El Encuentro, reza: “Buscamos generar un punto de encuentro para el intercambio técnico y de negocios”. El mentor de este proyecto, ingeniero agrónomo Lucas Lennon, explica que la idea madre surgió como respuesta a la filosofía del productor rural, cuya vida suele estar ligada al trabajo en solitario dentro de su campo.

Formado profesionalmente en la Asociación Argentina de Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (CREA), Lennon fue cultivando desde su juventud el interés por “montar una empresa de servicios diversificada, que pudiese estar en distintas zonas y trabajando sobre diversos productos. Es decir, una firma cuya oferta no sea exclusivamente sojera o ganadera, sino que fuese capaz de brindar un servicio integral a los productores”, según explicó en una conferencia brindada en la Bolsa de Comercio de Santa Fe.

Bajo el título Oportunidades de Inversiones Agropecuarias 2017, la ponencia -promovida por la Bolsa de Comercio en conjunto con Pautas Agromarketing, y que contó con el auspicio de El Santafesino- se centró en mostrar la diversidad de oportunidades de inversión que ofrece la firma Agropecuaria El Encuentro, radicada en Pehuajó, Buenos Aires. Además de Lennon, disertaron los ingenieros Francisco Montovio, Francisco Ramaglio y Juan Martín Traverso, referentes de la firma.

La temática del encuentro se centró en “concientizar sobre la posibilidad de invertir en un abanico amplio de rubros sobre los que estamos trabajando”, según detalló Lennon. Por este motivo, realizó una charla introductoria en la que contó cómo surgió la empresa y cuáles son sus perspectivas de crecimiento.

Qué es El Encuentro

Se definen como una empresa de servicios agropecuarios integral que pone a disposición sus conocimientos y herramientas en administración, asesoramiento y dirección técnica. Según Lennon, la obsesión de las 13 personas que trabajan en esta firma (seis ingenieros agrónomos y siete empleados de campo y administrativos), es “el afán por hacer crecer a nuestros clientes”. Conciben al crecimiento como una rueda, “puesto que cuando un productor se beneficia, nosotros vamos detrás de ellos”.

Proponen un proyecto de inversión. “Los productores agropecuarios no suelen animarse a realizar inversiones por cuenta propia y, por otro lado, tampoco están acostumbrados a trabajar en conjunto. Entonces alentamos negocios que en un contexto de soledad podrían parecer riesgosos. En la actualidad, por ejemplo, haya grupos de cinco o seis empresas trabajando en un proyecto común”, detalló el director de la firma.

La visión de Lennon respecto al contexto actual del país es bien definida: “Nos encontramos en una Argentina sojizada, que exporta un solo producto. Y eso porque la soja requiere de baja inversión y poca mano de obra. Pero si utilizamos mal este negocio degradamos nuestra única riqueza: el suelo.”

También subrayó la falta de tasa y de créditos para apuntalar otras actividades. “Existen determinados productos que generan riqueza y que solo los comemos. Entonces, somos el granero del mundo pero únicamente exportamos soja”, argumentó. Agropecuaria El Encuentro está convencida de que Argentina debe ser un país exportador. Pero no solo de soja, sino también de leche y de carne. Esto, “porque la capacidad de producción nacional supera por diez a la de consumo”.

Finalmente, Lennon dio otra visión para argumentar la filosofía de su empresa: “Tenemos muchas horas de campo, por eso comprendemos las posibilidades que tiene la Argentina para pensar en inversión. Creemos como innecesarias muchas preocupaciones actuales, teniendo en cuenta todo lo que hay para hacer de cara al futro. Son miedos que forman parte del individualismo que impera en el sector y que no permiten pensar a largo plazo”.

En la actualidad trabajan sobre alrededor de 105 mil hectáreas de campo, ubicadas entre las provincia de Buenos Aires, La Pampa y Córdoba.

Ganadería

Montovio, Ramaglio y Traverso hicieron un repaso general de algunas de las modalidades de trabajo propuestas por Agropecuaria El Encuentro.

En lo que respecta a ganadería, Ramaglio detalló que en la actualidad trabajan con alrededor de 35 mil vacas, 15 mil de ellas dedicadas al ordeñe y con un saldo de 380 mil litros diarios. En este plano, el objetivo pasa por “hacer de la ganadería un desarrollo competitivo y de vanguardia”.

En esta visión de una Argentina exportadora, dicen, deben ser capaces de obtener un producto de calidad. Por ello, el ingeniero explicó que se basan “en planteos de alta productividad que permitan hacer un uso eficiente de la tierra”. Utilizan reservas (silos, rollo) que les posibilita “planificar a mayores cargas”.

Lennon añadió en este punto que bajo su modalidad de trabajo logran “destetar los terneros en alrededor de 180 kilos y en los primeros días de noviembre, los cuales van directamente a los corrales para luego ser vendidos sobre los 450 kilos entre junio y agosto”.

Finalmente, Ramaglio explicó que plantean “desarrollar un fideicomiso ganadero sobre campos alquilados de cría”. La inversión en este rubro es a mediano o a largo plazo.

Agricultura

Juan Martín Traverso explicó que el equipo de agricultura “trabaja en una extensión que ronda las 30 mil hectáreas”.

La agricultura es un negocio con muchos vaivenes y dolarizado. Por eso, las inversiones que realizan son en su mayoría sobre campos alquilados, por lo general en el oeste de la provincia de Buenos Aires. Además, poseen una base estable de cinco mil hectáreas, cuyos dueños trabajan desde hace mucho con la firma, lo que les da un piso de confianza.

Según la época del año y las oportunidades, la siembra se centra en dicha cifra o puede subir hasta las nueve mil hectáreas. Traverso dio como ejemplo que, mientras que 2015 fue el mejor año en los últimos tres lustros, 2016 presentó un panorama totalmente distinto, “lo que llevó a sembrar mucho menos de lo que teníamos estipulado”.

Lennon aportó: “En general los servicios agropecuarios se basan en el sector agrícola como la única forma de supervivencia. Pero esta postura nunca obtiene buenos resultados, y es la razón por la que apostamos por la diversidad. Es una visión que nos permite ser libres, es decir, decidir qué negocios queremos o no desarrollar. Además nos permite utilizar a la agricultura para transformarla en kilos de carne o de cerdo.”

La empresa propone el rubro agrícola como un negocio abierto, “donde el inversor puede entrar y salir de acuerdo a sus previsiones y expectativas”, según Traverso. No se trabaja sobre la base de un monto fijo, y se intenta conformar fideicomisos que anualmente se abren para que ingrese y se retire quien lo desee.

Carnes

Finalmente, Montovio hizo un balance sobre el trabajo de criadero vacuno y de cerdos para el consumo de carnes.

En este plano, el ingeniero resaltó que hay dos factores que dieron impacto positivo hacia dentro de la empresa. “El primero fue modificar el sistema de pastoreo, que pasó de ser de pastoreo con suplementación a encierre en corrales al aire libre (es decir, en vez de llevar la vaca al campo, llevar la comida a la vaca). Modalidad que generó un aumento en la producción de pastos y en la renta por hectárea. El segundo impacto fue transformar los corrales cerrados en galpones adaptados a las comodidades de la vaca (conocido como free stall). Este esquema generó un aumento mayor de la productividad.”

La inversión, en el primer caso, es de dos mil dólares por hectáreas, mientras que en el free stall ronda los mil dólares por vaca. En este plano, también adoptan el fideicomiso “como una alternativa interesante, porque es mucho más fácil para armarlo. Pero también se da que diferentes firmas formen una sociedad”, explicó Montovio.

Asimismo, poseen un criadero de cerdos que cuenta con 320 madres. En este plano, el especialista hizo una comparación: “Una vaca madre produce 400 kilos de carne por año (un novillo), mientras que una cerda produce entre 2.500 y tres mil kilos de carne por mes. O desde otra óptica: mientras que la vaca posee un ternero por año, el cerdo tiene dos partos y medio en el mismo lapso, camadas que en promedio rondan los 13 lechones. La eficiencia de una versus la otra es impresionante”.

Para apostar por la cría de cerdos, la inversión mínima es de 300 madres (seis mil dólares por madre). Es un proyecto con una amortización de 15 años.




Imágenes relacionadas

La charla de los empresarios se desarrolló en la Bolsa de Comercio de Santa Fe.
Fuente: Gentileza Guillermo Vogt

Leer mas sobre