COMISIÓN PROVINCIAL DE EMERGENCIA AGROPECUARIA
Solicitarán la declaración de emergencia en el norte de la provincia
En una reunión desarrollada en el Ministerio de la Producción, la Comisión Provincial de Emergencia Agropecuaria analizó el estado de las regiones productivas afectadas por el fenómeno climático. Se estudiaron principalmente a los departamentos Vera, 9 de Julio y General Obligado.
Redacción El Santafesino
15/01/2019

La Comisión Provincial de Emergencia Agropecuaria acordó solicitar la declaración de emergencia en el norte de la provincia.
Fuente: Prensa Gobernación

La Comisión Provincial de Emergencia Agropecuaria se reunió en Santa Fe, con el objetivo de evaluar la situación que atraviesan las áreas productivas del norte de la provincia, ante el fenómeno climático que afecta principalmente a los departamentos Vera, 9 de Julio y General Obligado.

“Se acordó decretar emergencia agropecuaria y zona de desastre en los tres departamentos y nos pidieron incorporar además algunos distritos del departamento San Javier (Colonia Durán y Romang). Cumplimos en eliminar la burocracia innecesaria del proceso de emergencia, un pedido directo del gobernador: nos comprometimos a entregar en una semana los certificados a los productores afectados para que logren la prórroga o condonación del impuesto inmobiliario”, remarcó la ministra de Producción, Alicia Ciciliani, una vez finalizado el encuentro. Como estipula la normativa, el documento elaborado en la reunión será remitido al gobernador para que firme el decreto correspondiente.

“Agradecemos el apoyo de todos los intendentes de la zona y de los dirigentes de las Sociedades Rurales de Vera y Tostado, que se pusieron a disposición para colaborar en que los productores afectados puedan realizar allí el trámite. También en nuestras sedes de Villa Minetti y Reconquista. Y lo podrán hacer en forma online, porque la declaración jurada está en nuestra página web”, precisó la funcionaria.

“En cuanto a las cuestiones estructurales, la reunión fue muy importante. Se valorizó el plan de manejo integral de los bajos submeridionales, que considero debe convertirse en una política de Estado. En ese plan de manejo integral tiene que haber un compromiso desde lo público y también lo privado. Si bien hoy en la zona, el problema es el agua, sabemos que el próximo año el problema será la sequía. La situación no solo afecta a Santa Fe, también a Santiago del Estero y Chaco. Hay que trabajar de manera inteligente con el Inta pensando a futuro”. Además aclaró que “hubo acuerdo en la reunión en que no hay una obra que solucione esta cuestión, hay una multiplicidad de factores vinculados”.

Ciciliani subrayó que “tenemos diálogo con las autoridades nacionales con las cuales hay un compromiso compartido para atender la emergencia. En principio, ya hablamos de lograr una homologación rápida del decreto provincial y además trabajar mancomunadamente en la atención a los productores”.

“Por otra parte, hemos conversado con el Banco Nación y el Banco de Santa Fe. La intención es que las entidades prorroguen las cuotas de los créditos de los productores respetando las tasas originales”, sostuvo la ministra Ciciliani.

Comisión Provincial de Emergencia Agropecuaria

Tiene carácter consultivo y está presidida por la ministra o un representante del Ministerio de la Producción e integrada por un representante del Ministerio de Economía, uno de la secretaría de Regiones, Municipios y Comunas, otro por las comisiones de Agricultura y Ganadería de ambas Cámaras legislativas y un representante de cada una de las entidades vinculadas a la actividad agropecuaria de Santa Fe.

Entre sus atribuciones, figuran proponer al Poder Ejecutivo provincial, a través del Ministerio de la Producción, la declaración o prórroga de Emergencia Agropecuaria o Zona de Desastre en áreas territoriales determinadas a nivel de distrito, cuando factores de origen climático, telúrico, biológico o físico afecten la producción o la capacidad de producción de una región.

La comisión está facultada para proyectar, organizar y coordinar las medidas necesarias para disminuir o anular los efectos dañosos derivados de aquellos eventos meteorológicos, proponiendo las soluciones que estime idóneas a las áreas que correspondan.