VISIBILIZAR Y COMPARTIR
La UNL desarrolló el Encuentro Ciencia en Territorio
Investigadores y actores sociales, productivos y gubernamentales fueron los protagonistas del Encuentro que permitió el intercambio y la propuesta de líneas a futuro. El objetivo fue abordar e intentar dar respuestas a problemas concretos.
Redacción El Santafesino
26/11/2018

Equipos de diez proyectos se dieron cita en el Museo de Arte Contemporáneo de la UNL en el marco del Encuentro Ciencia en Territorio.
Fuente: Universidad Nacional del Litoral

Entender a la ciencia, y en especial a la ciencia universitaria, como un motor de transformación de la realidad local es lo que impulsa el trabajo de científicos con actores sociales para abordar e intentar dar respuestas a problemas concretos. De eso tratan los proyectos de investigación orientados a problemas sociales y productivos de la Universidad Nacional del Litoral (UNL).

Equipos de diez proyectos se dieron cita en el Museo de Arte Contemporáneo (MAC) de la UNL en el marco del Encuentro Ciencia en Territorio.

La actividad fue organizada por las secretarías de Ciencia, Arte y Tecnología y Extensión Social y Cultural. Con unas breves palabras de las secretarias se dio la bienvenida a los equipos de trabajo de los proyectos CAI+D Orientados a Problemas Sociales y Productivos convocatoria 2014, que fueron recientemente finalizados y evaluados.

“La particularidad de este tipo de investigación, la que se lleva adelante a través de este instrumento, se encuentra en el trabajo con los actores sociales: forman parte desde el inicio, desde la identificación del problema a abordar”, destacó Ana María Canal, secretaria de Ciencia, Arte y Tecnología.

“Estos proyectos son una herramienta muy importante para aportar a las políticas públicas y trabajar la articulación de la extensión con la investigación", recalcó María Lucila Reyna, secretaria de Extensión Social y Cultural.

En común

La propuesta de la jornada fue generar un espacio para poder contar el trabajo, darle visibilidad y poder reflexionar sobre la experiencia, no sólo entre los docentes universitarios, sino fundamentalmente sumando a los miembros de la comunidad que integraron las propuestas desde otros roles.

Cada equipo expuso de manera breve y se habilitó un espacio de diálogo e intercambio. La interdisciplina apareció como una necesidad real ya que varios investigadores coincidieron en que su vínculo a partir de una temática de su ámbito de incumbencia fue solo el punto de partida. El trabajo en campo con diferentes miembros de la comunidad implicó detectar muchas otras demandas u oportunidades que exceden su campo disciplinar.

Por otra parte, se coincidió en la dificultad y la necesidad de modificar el esquema de trabajo de la investigación tradicional, tanto en las prácticas como en el mismo reglamento de este tipo de proyectos.

“Queremos usar nuestra mejor capacidad y formación y orientar esas capacidades a las necesidades reales. Hay que pensar la evaluación ya que cuando queremos impactar socialmente necesitamos mirar la calidad académica, por supuesto, pero también el impacto real”, subrayó Carlos Abeledo, especialista en temas de política y gestión de ciencia y tecnología, y de gestión de la educación superior. Además, repasó la década de trayectoria que tiene la UNL en este tipo de investigación.

Problemas

La agenda de proyectos expuestos significó un repaso por algunos de los temas urgentes que afectan y demandan diferentes sectores sociales del territorio santafesino. El tema agroquímicos, por ejemplo, fue abordado en diferentes aristas: tanto desde el monitoreo de residuos de fitosanitarios en alimentos hasta modelos agroecológicos periurbanos, pasando por el manejo de plagas en cultivos orgánicos. Los resultados de estas investigaciones no sólo se tradujeron en publicaciones científicas, más importante fue su transformación en producciones orientadas a públicos específicos, desde talleres para difusión de buenas prácticas domésticas hasta instrumentos de gestión para implementar por gobiernos locales.

Del mismo modo se trabajaron proyectos en zoonosis, arsénico en el agua, alimentación y actividad física en niños.

Otro eje de interés estuvo marcado por el abordaje de las actividades económicas y el ordenamiento territorial para un desarrollo sustentable. En esta línea se puede encontrar el mapeo de las organizaciones de la economía social de Santa Fe y Reconquista, la valoración del paisaje ribereño y el relevamiento de la extensión norte de la ciudad de Santa Fe. Finalmente, se trabajó en calidad de vida de adultos mayores santafesinos.