LOGROS DE PRO-HUERTA 2002
Producción de hortalizas para autoconsumo: una alternativa a la crisis
Es un programa de seguridad alimentaria dirigido a la población en situación de pobreza estructural (NBI) y bajo la línea de pobreza, que tiene como fin que las familias aprendan a producir sus propios alimentos.
21/01/2004

Los integrantes de una experiencia valiosa de Prohuerta desarrollada en la ciudad de Bell Ville, en la provincia de Córdoba.
Fuente: mjuarez.inta.gov.ar

Debido a los vaivenes económicos, las huertas comunitarias han ganado protagonismo dentro de la población de bajos recursos. Las escuelas, como otras instituciones, participaron de distintos emprendimientos.

En Catamarca, alumnos del establecimiento Nº 395 "María Rosario Carrizo", y las comunidades de Villa Vil, Departamento de Andalgalá, Belén y Antofagasta de la Sierra, producen hortalizas bajo cubierta, junto con el INTA y Minera La Alumbrera Ltda. En Santiago del Estero, docentes de la Escuela de Verón, Departamento Salavina, y parte de la comunidad, construyeron una micro represa de cemento de 15.000 litros de capacidad, diseñada por el INTA, para el autoabastecimiento de huertas.

Por otra parte, en el Partido de Almirante Brown se realizaron unas 4.000 huertas desde 1997, mediante el proyecto "Alas". El INTA Las Breñas, Chaco, creó un centro de multiplicación de pollitos BB con avanzadas técnicas de climatización, y destina una parte de la producción a 4.000 familias del Pro-Huerta. Las comunidades Huichis, Tobas, Chorotes y Guaraníes de Tartagal aprenden, con técnicos del INTA, a recuperar su cocina tradicional. El INTA Marcos Juárez capacitó sobre la soja como una alternativa alimenticia nutritiva y económica, y el grupo empresario Sava-Gancia y el Programa Pro-Huerta preparan voluntarios para atender 30 huertas comunitarias y familiares, en un centro demostrativo creado en el Partido de Avellaneda, Buenos Aires.

El Pro-Huerta es un programa de seguridad alimentaria dirigido a la población en situación de pobreza estructural (NBI) y bajo la línea de pobreza, que tiene como fin que las familias aprendan a producir sus propios alimentos. En 2002 se hicieron 451.720 huertas familiares, educativas y comunitarias, que beneficiaron a 2.862.219 personas.

Fuente: INTA



Leer mas sobre
Artículos relacionados