DATOS OFICIALES
Informe agropecuario de provincia de Santa Fe
Desde la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Recursos Naturales del Ministerio de la Producción de Santa Fe se recabó información a las Delegaciones del Ministerio, ubicadas en distintas zonas de la Provincia, y se elaboró un informe sobre la situación agropecuaria en la provincia de Santa Fe.
Prensa Gobierno de Santa Fe
14/09/2004


El informe, que se detalla a continuación, divide la provincia en tres zonas, a saber:

Zona Sur

El clima se presentó favorable para el desarrollo de los diferentes sistemas productivos, tanto agrícolas como ganaderos. La distribución de las lluvias y los registros pluviométricos se mantuvieron en valores normales entre julio y agosto.

No obstante debe destacarse que en la zona de Rufino y aledaños en el primer semestre las lluvias superaron los 850 mm., con lo cual al producirse las lluvias de primavera quedaría superado el promedio anual para la zona que es del orden de los 900 mm.

-Cosecha Fina

Cultivo de trigo: La superficie sembrada se incrementó entre un 5 a un 10 % de la campaña anterior (en la que había decaído la superficie de siembra). A la fecha los lotes evolucionan en estado de macollaje siendo su situación sanitaria de buena a excelente. No obstante en algunos lotes se presenta síntomas de amalezamiento probablemente por la falta de fertilidad y, en otros casos, se presentan ataques de gusanos blancos y de pulgones. Se han realizado fertilizaciones fosfatadas con la incorporación de azufre sumadas al aporte de nitrógeno en el momento de siembra y/o macollaje.

-Cosecha gruesa

Cultivo de maíz: La intención de siembra va en aumento. Esta actitud se vincula a la necesidad adecuada y a una secuencia entre gramíneas y leguminosas que favorezca la incorporación de materia orgánica en el suelo.

La siembra está planificada con un muy buen nivel tecnológico (usos de híbridos de elevado potencial de rendimiento y fertilizaciones).

Cultivo de girasol: No despierta interés la siembra de este cultivo que casi ha desaparecido en la zona. Sólo quedan algunos lotes de siembra ocasional.

Cultivo de soja: Los lotes para soja se encuentran en estado de barbechos con la aplicación de Glifosatos, debiendo señalarse que el avance de la roya ha suscitado un marcado interés entre técnicos y productores que buscan capacitarse específicamente en esta enfermedad, a través de cursos y jornadas.

Estado de las pasturas, verdeos y pastizales naturales:

Merced a las condiciones de humedad y temperaturas benignas, los mismos manifiestan una excelente oferta forrajera que hacen que el estado de la hacienda sea óptimo.

En ganadería, se observan prácticas de suplementación estratégica y la hacienda se comercializa con buen estado corporal ya sea gorda como de invernada. El estado sanitario de los rodeos es bueno, cumpliéndose sin inconvenientes el calendario de vacunación antiaftosa, como así también lo concerniente al plan de control y erradicación de brucelosis.

Zona Centro

-Cosecha fina:

Cultivo de trigo: Presenta deficiencias en su desarrollo y con presencia de manchas amarillas, lo que adquiere importancia según el estado nutricional de cada lote. No obstante, una lluvia en los próximos días podría modificar los pronósticos de rinde redundando en una buena campaña.

-Cosecha gruesa: Cultivo de maíz: Si bien se ha comenzado con la siembra de los primeros lotes, las condiciones de sequía están limitando su implantación previéndose que el área finalmente sembrada será superior a campañas anteriores. Esta situación se debe a la caída de la rentabilidad del cultivo de soja.

Con relación a este último cultivo, se ha suspendido la realización de los barbechos químicos debido a la sequía de los últimos meses.

Cabe destacar que hay dificultades para la adquisición de semilla de soja debido a las malas condiciones con que fue cosechada en la campaña anterior.

Otro cultivo que será tenido en cuenta, tanto para la alimentación animal como para grano, es el sorgo.

Ganadería: La falta de precipitaciones y las altas temperaturas disminuyeron sensiblemente la oferta forrajera de los verdeos, motivando a la vez un decaimiento prematuro de estos cultivos.

Por el contrario los alfalfares presentan muy buen estado sanitario y con buena producción forrajera, lo que favorece la producción láctea regional que hasta el momento compensa la caída de los precios.

Zona Norte

Clima: Las condiciones climáticas en esta región son de una marcada sequía que se inició en marzo de este año y que incidió de manera muy negativa en el sector ganadero. A esto debe sumársele más de 25 días con heladas que tuvieron registro de hasta 5 grados bajo cero.

-Cosecha fina: Cultivo de trigo: Está sufriendo un estrés hídrico muy severo y en estado de encañazón. Hubo ataques de complejo de pulgones y en la zona norte del Dpto. Gral. Obligado los lotes que habían sido preparados para sembrar trigo debieron destinarse a la siembra de girasol debido a la sequía.

-Cosecha gruesa: Cultivo de girasol: Hubo un incremento de la superficie sembrada estimándose que la misma alcanza a la 10.000 has.

Cultivo de sorgo y maíz: Hay buena intención de siembra para estos cultivos cuyo destino principal será de doble propósito (cosecha con reserva de grano y rastrojo para la realización de fardos y rollos)

Cultivo de algodón: La intención de siembra supera en este caso también a la campaña anterior con un incremento del orden de las 5.000 has.. Esto ha sido motivado por el incentivo de siembra efectuado por las desmotadoras para llevar adelante su estrategia comercial.

Cultivo de caña de azúcar: Se está en la etapa final de la zafra correspondiente a la presente campaña 2004. Se estima que entre los dos ingenios procesarán algo más de 100.000 tn., esperándose un rendimiento industrial promedio de 10,5 %.

Cultivo de arroz: La intención de siembra es buena estimándose que crecerá un 15 % el área sembrada con relación al área anterior. La preparación de los lotes se está terminando y se aguarda una lluvia para el inicio de la siembra.

Ganadería: El déficit hídrico y las bajas temperaturas registradas han afectado severamente esta producción, con una abruta caída de disponibilidad y digestibilidad de los pastizales naturales como así también de las reservas hídricas, de las aguadas naturales (cañadas y esteros) y represas.

La condición corporal de los rodeos de cría que se encuentran en época de parición es variable, más allá de las condiciones antes descriptas, debiendo destacarse aquí la incidencia de otros factores inherentes a la planificación empresaria como: falta de manejo de la carga animal por hectárea, clausura de potrero, reservas, y otros.

Los verdeos y las praderas, luego de ser utilizados, se recuperan con mayor lentitud requiriendo un más extenso período de descanso.

Son preocupantes las quemazones que se realizan en pastizales naturales y montes, muchas veces producto de la falta de atención de los fuegos que se inician en las banquinas. La hacienda que se maneja en la zona de montes hace utilización del llamado "ramoneo". La situación sanitaria es buena.

Inspecciones

Respecto de las inspecciones de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE) y secretaría de Trabajo, el informe advierte que la información que se dispone al respecto es dispar, depende de las actividades principales que caracterizan a cada una de las zonas. Se han realizado inspecciones en la zona cañera y hortícola.

De acuerdo a opiniones vertidas por los propios productores, podrían verse afectados los cultivos que exigen mano de obra para su recolección como caña y algodón, de no encontrar una solución que contemple tanto los derechos de los trabajadores, como de los productores.

El sector productor sugiere avanzar con los convenios de corresponsabilidades, lo cuál facilitaría las operatorias de contratación.

De cualquier manera el sentido común debería predominar desde el Estado y la actividad privada.