El Santafesino
Economía
CONTEMPLA MODIFICACIONES EN INGRESOS BRUTOS, INMOBILIARIO, Y OTROS IMPUESTOS
El gobierno envió a la Legislatura la reforma tributaria

Con el objetivo de garantizar un régimen tributario más justo, equitativo y progresivo, las modificaciones apuntan a reformar los impuestos sobre el patrimonio.

Redacción El Santafesino
19/04/2012

Leer más sobre
Reforma tributaria
Ingresos Brutos
Legislatura


  El objetivo de esta iniciativa es garantizar un régimen tributario más justo, equitativo y progresivo, que se sustenta en la capacidad de los contribuyentes. En tal sentido, “las modificaciones en los tributos apuntan a actualizar los impuestos sobre el patrimonio”, explicó el secretario de Ingresos Públicos de la provincia, Sergio Beccari.
Fuente: Prensa Gobernación

El gobierno provincial envió a la Legislatura el proyecto de adecuación y armonización de los tributos provinciales que contempla modificaciones en los impuestos sobre Ingresos Brutos, Inmobiliario, y otros adicionales. El objetivo de esta iniciativa es garantizar un régimen tributario más justo, equitativo y progresivo, que se sustenta en la capacidad de los contribuyentes.

En tal sentido, “las modificaciones en los tributos apuntan a actualizar los impuestos sobre el patrimonio”, explicó el secretario de Ingresos Públicos de la provincia, Sergio Beccari.

Entre los puntos principales de la reforma enviada a la legislatura, “el proyecto prevé que los grandes propietarios rurales tengan una mayor participación tributaria, tras elevar el valor fiscal de los campos, teniendo en cuenta que los valores vigentes datan del año 1974”, apuntó Beccari.

Asimismo, se prevé la recategorización del Impuesto sobre los Ingresos Brutos para grandes contribuyentes de acuerdo al monto anual de ventas. Así, el incremento de la alícuota General Básica, hoy del 3,5 por ciento, se elevaría al 3,8 por ciento para los contribuyentes cuya facturación sea entre 30 y 40 millones de pesos anuales y un 4,2 por ciento para quienes facturen más de 40 millones de pesos.

El proyecto supone además la incorporación de un impuesto sobre las embarcaciones deportivas o de recreación cuyo valor de mercado supere los 20 mil pesos. En este caso, la alícuota será del 1,6% anual para las embarcaciones con un valor entre 20 y 40 mil pesos y una alícuota de hasta un 2,75% anual de manera progresiva y gradual de acuerdo al valor del bien en cuestión.

Asimismo, entre otros considerandos, el proyecto contempla la exención de impuestos para el transporte público de pasajeros que actualmente paga el 1,5 % por la venta de cada pasaje.

Gravamen a la construcción

Además, se pretende gravar la construcción de inmuebles, diferenciando la alícuota según la radicación de las empresas. En el caso de las empresas radicadas en la provincia de Santa Fe, se aplicará un 2,5%. En el caso de las empresas radicadas fuera de la provincia, el impuesto será de un 3,5%. Esto alcanzaría a las que facturen más de 1,5 millones de pesos, unas 300 empresas en total.

Siempre según el mismo proyecto, las empresas constructoras que facturen menos de 1,5 millones -alrededor de 7000 pequeños y medianos empresarios de la construcción que existen en la Provincia de Santa Fe-, no pagarán Ingresos Brutos.

Inmobiliario rural

En el caso de las propiedades con una extensión que no supere las 50 hectáreas, el incremento en el impuesto inmobiliario rural no superará el 50%. Por ejemplo, un campo de 33 hectáreas en Bouquet (departamento Belgrano), actualmente paga $828 anuales, y con la reforma pagaría $1.242 anuales. Un campo de 30,3 hectáreas en Alvear, hoy paga $1536 y pasaría a pagar $2.304.

Entre 51 y 600 hectáreas, el incremento sería entre el 100 y el 300%, dependiendo de la ubicación del inmueble y del valor de la tierra (por ejemplo, es diferente un campo en Alcorta o en Funes que en Pozo Borrado o en San Cristóbal)

Un campo que supera las 600 hectáreas, pagará el 450% de incremento y de 1.800 hectáreas, pagará el 600 % en la zona de mayor productividad de la provincia.

En el caso de la Zona centro norte de la provincia, los propietarios que superen las 12.500 hectáreas y hasta 37.500 hectáreas, pagarán entre el 400 y el 500% de incremento.

En el caso de la Zona centro sur de la provincia, los propietarios que superen las 600 hectáreas y hasta 1.800 hectáreas pagarán entre 450 y 600% de incremento.

Inmobiliario urbano

En cuanto al impuesto inmobiliario urbano, Beccari destacó “la progresividad y proporcionalidad en la aplicación de los incrementos, respondiendo a un verdadero criterio de equidad y justicia contributiva” y agregó que “el 47% de los inmuebles, sólo verán incrementado el impuesto en 20 pesos anuales”.

Para las partidas que pagan el mínimo, que son el 47% de las viviendas radicadas en la Provincia de Santa Fe que hoy pagan 48 pesos por año (4 pesos por mes), pasarán a pagar 68 pesos por año (aproximadamente 6 pesos por mes).

Y del resto de las partidas, el 33% de las viviendas pagará entre el 60 y el 85% más.

Por ejemplo:

-Una propiedad en un barrio residencial de Rosario, cuyo valor de mercado es de 500 mil pesos, de pagar $1084 anuales (90 pesos por mes), pasaría a pagar $1902 pesos (158,50 por mes, menos que un abono del cable) lo cual suma un 75,45 % de incremento.

-Una propiedad en un barrio residencial de Santa Fe, cuyo valor de mercado es de 700 mil pesos, de pagar $1402 anuales (116 pesos por mes), pasaría a pagar $2829 pesos (235 por mes) que suma un 101 % de incremento.

Siempre según ejemplos concretos, una casa en el centro de Rafaela, cuyo valor de mercado es de 400 mil pesos, de pagar $ 526,20 anuales (44 pesos por mes), pasaría a pagar $914 pesos (76 por mes), un 74 % de incremento.

En cuanto al 10 % restante, que son propiedades cuyo valor de mercado supera los 2 millones de pesos, pagarán hasta un 120 % de incremento.

Así, las propiedades en las zonas de barrios exclusivos de Santa Fe y Rosario, cuyo valor supera el 1,5 millón de pesos, de pagar $5290 anuales (440 pesos por mes), pasarían a pagar $11640 pesos (970 por mes, lo cual hace un 120% de incremento.

Equidad tributaria

El principio de equidad contributiva al que apela este proyecto, se ve reflejado en el incremento del impuesto a grandes propietarios de tierras rurales, diferenciando las extensiones de acuerdo a la ubicación geográfica, ya sea en el centro norte de la provincia, o en la zona sur.

Del mismo modo, de acuerdo al proyecto enviado a la Legislatura, serán gravadas las propiedades urbanas que por primera vez tendrán un mayor peso en su tributación.

Por otra parte, el incremento del Impuesto sobre los Ingresos Brutos recaerá sobre los grandes contribuyentes. “De esta forma se verán modificadas las alícuotas que hoy pagan las entidades financieras, compañías de seguros o de telefonía celular, actividades de gran facturación y de una enorme rentabilidad. Esto significa que el que más capacidad contributiva tiene, sea quien más tribute”, expresó Beccari.

Impuestos sobre el patrimonio

El eje que da cuenta de la progresividad del proyecto, es el incremento de los impuestos sobre el patrimonio por sobre los impuestos al consumo. Éstos últimos son característicos de un régimen regresivo, ya que hoy el 70% de los recursos propios de la provincia lo generan el Impuesto sobre los Ingresos Brutos (impuesto regresivo) y solo el 7% los impuestos al patrimonio (impuesto progresivo).

En cuanto a la determinación de los impuestos al patrimonio, en este proyecto tiene su mayor sustento en la adecuación de los valores fiscales de las tierras. Los que rigen actualmente datan del año 1974. La actualización de este valor (tan importante para el Impuesto a los Sellos y para el cálculo del ABL o TGI de municipios y comunas), está vinculada al valor de mercado de los inmuebles.

En este aspecto, se intenta recuperar la enorme brecha existente entre el valor real de los campos y su valor fiscal. Por ejemplo en el departamento San Lorenzo la brecha es de 40 veces en lo que hace a tierras productivas, y en las propiedades urbanas la diferencia promedio es de 10 veces respecto de su valor fiscal.

Incidencia de la reforma sobre Municipios y Comunas

Estas adecuaciones tendrán una incidencia positiva en la recaudación de los Municipios y Comunas. Si se analizan las ciudades más importantes, la implicancia del incremento de la recaudación sobre los presupuestos anuales supera a lo que representa para la provincia sobre su cálculo de recursos, aprobado para el año 2012.

De este modo, municipios como Casilda, Rafaela o Venado Tuerto o grandes ciudades como Villa Gobernador Gálvez, o comunas como Villa Minetti y Hughes recibirán, en términos porcentuales entre un 5 a un 6% más de ingresos por sobre su presupuesto anual. Para la provincia, el incremento en la recaudación prevista en este proyecto no alcanza el 3,59% sobre sus ingresos presupuestados para el año 2012.

Estimativamente, este proyecto implicaría para las arcas provinciales entre 800 y 1.000 millones de pesos más, mientras que para los municipios y comunas, alcanzaría la cifra de 450 millones de pesos, a ser coparticipado entre todos los municipios y comunas conforme al índice de coparticipación actualmente vigente.

“De esta manera se cumple con unos de los preceptos básicos que la oposición solicitaba, que eran más fondos para municipios y comunas”, indicó Beccari.



COMENTARIOS DE LECTORES
Haga click  para publicar sus comentarios en este espacio (es necesario estar registrado como usuario).

Comentarios de lectores
Lea los comentarios de los lectores acerca de este artículo
Utilidades

Inicio | Agenda | Cultura | Economía | La Región | Opinión | Política | Sociedad | Vida
Colaboradores | Publicidad | Contáctenos

Copyright©2000 - 2006 El Santafesino - Santa Fe, Argentina.