EL CASO DE LAGUNA PAIVA
El desafío de formar emprendedores
El municipio trabajó en el Foro Industrial Regional y planteó a la educación como uno de los ejes centrales pero con un objetivo clave: formar para que los jóvenes emprendan y no emigren.
Por Lic. Exequiel Kay
Redacción El Santafesino
17/01/2014


Laguna Paiva desde sus albores, cultiva esa relación entre educación y producción. Nacida en el seno de los talleres ferroviarios, la Escuela Técnica Nº 458 ha cumplido un rol central en la formación de generaciones enteras para la ciudad y la región. Ya en los años 80, los alumnos terminaban parte de su formación en los talleres.

El nuevo milenio encuentra a Laguna Paiva en pleno proceso de recuperación después de la ráfaga neoliberal que barrió con años de conocimientos y cultura del trabajo. Herrumbrados, los galpones del ferrocarril abrigan alguna esperanza de convertirse en el futuro en parque industrial, horizonte desde el cual trabaja la actual gestión municipal.

Su intendente, Rodrigo Fernández, también partícipe del Foro Industrial Regional y en sintonía con la temática de las prácticas profesionalizantes, recordó que ese establecimiento tuvo sentido a partir de la formación de obreros ferroviarios. Pero que con el correr de los años, ese paradigma cambió, porque se siguió formando obreros pero que en su gran mayoría emigran a otras ciudades con perfil industrial.

“Las prácticas profesionalizantes generan una nueva oportunidad, que además pueden coordinarse con la participación de la Oficina de Empleo y el Área de Producción de nuestro municipio”, destacó Fernández, quien recordó antecedentes con autoridades del ministerio de Educación, relativos al planteo de una formación de obreros distinta pensando en el aprovechamiento futuro de las viejas instalaciones de Almacenes Ferroviarios.

“Necesitamos que la escuela técnica oriente la formación hacia el emprendedorismo, hacia la iniciativa propia, que revierta la actual formación de obreros que terminan, en gran mayoría, en la ciudad de Rafaela”, advirtió, tras una aclaración pertinente: la industria ferroviaria no es la única vía de desarrollo de la ciudad, “deben buscarse otras variantes”. La premisa de diversificarse parece ser la clave del futuro.