POR EL AUMENTO DEL GNC
Taxis y remises podrían aplicar un tarifazo en las próximas semanas
Remises y taxis de distintas partes del país subirán sus tarifas a raíz del incremento anunciado por el Gobierno. En el sector calculan que el aumento del GNC rondará $ 1,20 por m3. Las ventas cayeron un 10% y más grave aún es la caída de la reconversión de vehículos, que bajó un 40%.
Redacción El Santafesino
04/04/2017

Taxis y remises de distintas partes del país subirán sus tarifas a raíz del incremento del precio del GNC anunciado por el Gobierno.
Fuente: Gentileza

El aumento del gas anunciado por el Gobierno pondrá mayor presión en el sector del transporte público. Remises y taxis de distintas partes del país subirán sus tarifas a raíz del incremento. En el sector calculan que el aumento del GNC rondará $ 1,20 por m3. De esa forma el m3 podría llegar a los $12 en la ciudad de Buenos Aires y zonas del área metropolitana pero en provincias como Córdoba y Santa Fe, esos valores podrían ser incluso más elevados. Los expendedores de combustible afirman estar preocupados por el futuro del GNC. Las ventas cayeron un 10% y más grave aún es la caída de la reconversión de vehículos, que bajó un 40%.

Los esfuerzos del sector del GNC son para que ese valor ‘resista’ por debajo de los $ 10 y así la ecuación con respecto a la nafta siga siendo conveniente, ya que se calcula aproximadamente en un 50% del litro de combustible líquido. Se sabe que el GNC es uno de los insumos que siempre está destinado a los sectores que trabajan con vehículos, sobre todo a los fletes, los taxis y los remises, y que el costo del gas determina también las tarifas de aquellos servicios.

“Lo preocupante es que a los expendedores de combustibles el aumento del precio del gas les llega junto a otros rubros que tienen que pagar para sostener el negocio y por esa razón los márgenes de rentabilidad son cada vez más chicos”, señaló Rosario Sica, referente de la Federación de Empresarios de Combustibles de la República Argentina (Fecra). A la vez, la dirigente sostuvo que peligra la subsistencia de los remises, “porque no podrán mantener el servicio que nació como una alternativa válida de la desocupación y es el transporte vital para un gran sector social del país”.

El secretario general del Sindicato de Peones de Taxi, Omar Viviani, recordó hace algunas semanas que el aumento del GNC está afectando considerablemente “el bolsillo de los compañeros”. “En Capital Federal y Buenos Aires pagamos entre 9 y 10 pesos el metro cúbico de GNC, cuando pagábamos 3 y en el interior del país el precio es aún más alto y se paga entre 14 y 15 pesos", precisó el sindicalista y consideró que este aumento "está afectando de manera terrible" los ingresos de los trabajadores.

En la actualidad hay cerca de 1500 estaciones de servicio de GNC en la Argentina, pero al menos medio centenar debió cerrar sus puertas en los últimos meses. El valor del m3 que allí se expende pasó de los $ 5,80 promedio de hace un año al actual $ 10,60. Pero en algunas ciudades del interior ese valor se eleva hasta $ 13. En las próximas horas, ese valor podría trepar aún más por el aumento del gas.

Según Hernán Cárcamo, dirigente de estaciones de servicios de la Zona Oeste, “es imperioso que tanto el ministro de Energía Aranguren, como el Presidente de la Nación, entiendan la importancia del sostener al sector como también el impacto que éstas medidas están causando a nivel económico y ambiental, en desmedro de la industria, produciendo la eliminación del combustible GNC”. “Es hora de que el Gobierno a través de sus representantes tome carta en el asunto y en conjunto con todos los actores que componemos y trabajamos para sostener al sector nos sentemos a establecer un sistema equitativo en pos de mantener a los 30.000 puestos de trabajo y las Pymes que lo desarrollan”, sostuvo Cárcamo.

En los últimos días, se llevaron a cabo varios encuentros de los representantes de las cámaras y federaciones del universo expendedor. En este sentido, la referente de Fecra reveló que se pidió una entrevista al Ministro de Trabajo, Jorge Triaca para dialogar sobre el impacto que tiene el cierre de estaciones en el mercado de empleo. A la vez, el sector viene de reunirse con los equipos técnicos del Jefe de Gabinete, Marcos Peña.

“El Gobierno aparece dispuesto a escucharnos, pero se necesita más que eso. Lo que nuestro sector pide son medidas concretas para frenar esta crisis, que exista un repunte del consumo y que las familias argentinas no pierdan poder adquisitivo. El retroceso de la demanda en el mercado interno ha impactado de lleno en la actividad del sector”, sostuvo Sica.

La medida preocupa también a otro sector: los choferes de transporte público. Por ejemplo, Héctor Taborda, titular del Sindicato de Remis, señaló a la prensa que en Córdoba se registró un incremento del 25% en las últimas semanas y que sumado a este 20%, totalizan un 45 por ciento en 60 días. “Es altamente catastrófico para la rentabilidad de los taxis y remises”, agregó.

"El Gobierno debe tomar cartas en el asunto porque ya sabemos que aumentará el GNC. Lo que pedimos en concreto es que se unifiquen los criterios y todos paguen el mismo GNC, más que nada lo solicitamos por los taxis y remises", dijo Luis Garay, defensor del Pueblo de Paraná, Entre Ríos.




Leer mas sobre