BALANCE POSITIVO
Los turistas gastaron mucho dinero en las vacaciones de invierno 2017
Casi 4,9 millones de turistas viajaron por el país en receso invernal con una permanencia promedio de 4 días. Realizaron un gasto directo de 13.702 millones de pesos. Lo hizo más gente que el año pasado aunque la estadía fue levemente inferior. Además, se estima que 8,6 millones de excursionistas se trasladaron de una ciudad a otra a pasar el día.
Redacción El Santafesino
31/07/2017

En Santa Fe la ocupación rondó el 60%, siendo la Fiesta Invernal de la Cerveza el principal evento de las vacaciones con miles de personas que durante 3 días disfrutaron de espectáculos, gastronomía y cerveza artesanal.
Fuente: Archivo

Las vacaciones de invierno finalizaron con un balance positivo: casi 4,9 millones de turistas viajaron por el país con una estadía media de 4 días. Realizaron un gasto directo de $ 13.702 millones en las ciudades del interior del país por donde transitaron.

A ello hay que sumarle más de 8,5 millones de excursionistas que se trasladaron a ciudades vecinas a pasar el día, con un gasto promedio de $ 270 cada uno. De esta manera, inyectaron otros $ 2.322 millones, reafirmando la importancia económica de las vacaciones invernales.

Según el relevamiento realizado por CAME en las 40 ciudades más relevantes del circuito turístico nacional, la venta de bienes y servicios vinculada al turismo -medida en cantidades- estuvieron en niveles similares a los del año pasado, notándose más circulación de gente aunque con estadías más cortas. Es que este año las familias eligieron permanecer un poco de menos tiempo en los lugares para no reducir sus gastos, especialmente en gastronomía, hotelería y recreación.

La mitad de los turistas que viajaron en julio lo hicieron por ocio, esparcimiento o recreación, y el resto para visitar familiares, amigos o participar de alguna competencia deportiva; especialmente carreras de autos, maratones o torneos de golf.

Muchas familias que arribaron en búsqueda de descanso fueron alojadas por vínculos cercanos. Esto explica que el gasto promedio diario por visitante se haya ubicado algo por debajo de otros fines de semanas largos del año. Además, al permanecer más días el gasto en transporte se hace algo menos incidente.

Los destinos más elegidos fueron los centros de nieve como Bariloche, Las Leñas o la ciudad de Mendoza, y destinos de temperaturas más altas como Salta, Tucumán, Córdoba o Misiones. También, la Ciudad de Buenos Aires fue una plaza muy concurrida para los que buscaron unas vacaciones de cultura y shopping.

Si no fuera por la competencia que ofrecieron otros destinos como Chile o Miami, el resultado de las vacaciones hubiera sido mejor aún. De todos modos, el balance no fue malo.

Familias viajeras

Las vacaciones de invierno mostraron buena predisposición de las familias a viajar, a pesar de las dificultades económicas.

Estimativamente se registraron 4.893.660 arribos con pernoctes, lo que muestra la importancia del receso invernal para rubros como hotelería, gastronomía, transporte y actividades recreativas. Esos turistas gastaron $ 13.702 millones, aproximadamente. Pero si se suman las miles de personas que se movilizaron en tramos cortos de una ciudad a otra para pasar el día (más de 8,5 millones personas), serían en total 13,5 millones de personas, entre turistas y excursionistas. Sumando a ambos, se alcanzó un gasto total de $ 16 mil millones.

Algunos de los polos turísticos que recibieron la mayor cantidad de viajeros fueron la ciudad de Mendoza, Malargüe, Potrerillos, Uspallata, Penitentes y San Rafael, todas en la provincia de Mendoza; Villa Unión y Chilecito, ambas en La Rioja; San Fernando del Valle de Catamarca, Fiambalá y Antofagasta de la Sierra, todas en Catamarca; Puerto Iguazú en Misiones, y Bariloche en Río Negro. Por diferentes motivos, también se destacaron la Ciudad de Buenos Aires con su propuesta cultural; Gualeguaychú, Federación y Villa Elisa con las termas, todas en la provincia de Entre Ríos; Tandil en la provincia de Buenos Aires; Ushuaia en Tierra del Fuego; Termas de Río Hondo en Santiago del Estero; Villa General Belgrano en Córdoba; Salta, y Formosa con su Fiesta Nacional del Pomelo.

Por grandes zonas, la región más concurrida fue el Noroeste con el 21,5% de los arribos, seguida por la zona Centro con 18% -destacándose especialmente Córdoba-, y la zona del Litoral recibió 13,5% -fundamentalmente entre Misiones y Entre Ríos-. En cuarto lugar estuvo la Provincia de Buenos Aires con 13%, seguida por Cuyo con 12,5%. En esta última se destacaron muchos excursionistas que fueron hacia Chile.

En estas vacaciones se observó un turista medido en sus consumos pero que igual gastó. A la hora de ajustar redujo su estadía. Abundaron los turistas que buscaron precios y evaluaron la calidad del servicio antes de elegir. En algunas ciudades prevalecieron los arribos sin reservas.

Santa Fe tuvo un comportamiento muy dispar, con alta convocatoria los fines de semana y muy escasa durante la semana. Rosario se movió con niveles de ocupación cercanos al 80% durante los fines de semana al ritmo de una amplia propuesta de esparcimiento y recreación para los más chicos y con los centros y avenidas comerciales como paseos diarios. En Santa Fe la ocupación rondó el 60%, siendo la Fiesta Invernal de la Cerveza el principal evento de las vacaciones con miles de personas que durante 3 días disfrutaron de espectáculos, gastronomía y cerveza artesanal. Ambas ciudades tuvieron un pleno de capacidad en espacios como cines y espectáculos para chicos. La costa vivió otra realidad, muy por debajo de las expectativas por lluvias durante los primeros días, intenso frío en los días posteriores y pocas propuestas que motiven la visita, por fuera de la pesca deportiva. La escapada promedio fue de 4 días y 3 noches con un gasto diario de unos $ 1100 por turista. En lo rural se vivió una exitosa fiesta de la Bagna Cauda en Humberto Primo con unos 3 mil comensales que dieron color a la localidad que cada año revive la tradición de una comida típica de los inmigrantes italianos.




Imágenes relacionadas

“Las ventas minoristas sintieron el impacto del mayor movimiento y gasto de la gente, aunque lo que más se dinamizó fue el rubro esparcimiento”, sostuvo Fabián Tarrío, presidente de CAME.
Fuente: Prensa CAME

Leer mas sobre