EDITORIAL
Los "cazabobos"
La utilización de cámaras de video o fotográficas para registrar infracciones de tránsito es un sistema que no está autorizado en la provincia de Santa Fe. Consideraciones de un usuario. Qué dice la Defensoría del Pueblo.
Por Lic. Exequiel Kay
Redacción El Santafesino
01/02/2006


Si los recursos económicos y los esfuerzos en prevención de accidentes de tránsito fueran destinados en forma correcta y genuina, la provincia de Santa Fe no sería líder en muertes ocurridas en las rutas provinciales o nacionales que atraviesan su territorio. La obviedad no es tal si se tienen en cuenta tres actitudes usuales en algunos funcionarios públicos de diverso orden ante esta epidemia: la falta de compromiso, la pasividad a pesar del reconocimiento del problema y el afán recaudador como usufructo del problema.

En este último rango se inscriben los fieles seguidores de la célebre viveza criolla en la órbita estatal, que en este rubro podrían ser llamados “los cazabobos”. Un área que prohíbe estacionar despintada, un buen árbol como refugio de agentes de tránsito, un camión grúa, un radar, una cámara filmadora o fotográfica, suelen ser las herramientas de estos individuos funcionales al sistema que “viven” del escaso apego a la ley de los argentinos o de su circunstancial e ingenua distracción.

Un capítulo más de esta historia tiene lugar desde hace semanas en dos localidades de la provincia de Santa Fe: Videla y la flamante ciudad de Recreo. En ambos casos, los gobiernos locales aplican un control de tránsito basado en un sistema de registro gráfico de infracciones que no está autorizado en el territorio provincial.

La Municipalidad de Recreo, a quien más de cerca observamos por nuestra labor, al contratar este sistema electrónico de control vehicular, se ha “comprado” un problema durante el anterior período de Formento (aunque con otro asesor legal) que deberán resolver los actuales abogados de la Municipalidad.

Concientes de la necesidad de adoptar medidas reales para disminuir las muertes por accidentes de tránsito en la provincia de Santa Fe, sugerimos una serie de medidas que en el cruce de avenida Mitre y Ruta 11, debería ejecutarse a fin de cumplir aquel urgente compromiso: reparación de la carpeta asfáltica que presenta pronunciadas ondulaciones, optimización de la señalización horizontal y vertical no sólo del control vehicular mediante cámaras sino también de la semaforización, pintado de la senda peatonal en el cruce mencionado, refacción de banquinas, reductores de velocidad, campañas de educación vial, entre otras.

Recomendaciones de la Defensoría del Pueblo

Con la clara convicción de promover el cumplimiento de las normas viales, la Defensoría del Pueblo de Santa Fe se pronunció respecto de las multas fotográficas ante la consulta de El Santafesino. “Si hay un semáforo, hay que respetarlo”, aclaró de entrada el Dr. Julio Mufarrege, director general de la Defensoría del Pueblo.

Desde el organismo, se admitió que se recibieron quejas de usuarios que recibieron actas de infracción de las municipalidades de Recreo y la comuna de Videla. “Recibimos presentaciones de particulares al momento de recibir en su domicilio la intimación para el pago de la multa” confirmó.

Mufarrege reveló además que se hicieron averiguaciones formales que permitieron concluir que el semáforo de Videla no está permitido. “Si no está autorizado, evidentemente el cobro de las multas sería ilegítimo. Al no existir una autorización para que un medio técnico de control de tránsito pueda ser utilizado, mal puede originar el cobro de multas” advirtió.

Asimismo adelantó que la Defensoría cursará un pedido formal de información a la Subsecretaría de Transporte respecto del caso de Recreo. “Tenemos información verbal de que ese semáforo tampoco estaría autorizado” señaló, tras admitir que se están recibiendo “quejas de gente que recibió multas” por parte de la Municipalidad de Recreo.

“La información que tenemos es que no están autorizados” insistió, por lo tanto, sugirió que si los ciudadanos quieren informarse debidamente, concurran a la sede de la Defensoría en calle San Martín 1731 de la ciudad de Santa Fe o se comuniquen a los teléfonos 0342-4572990/91/92. “No nos oponemos a que existan medios técnicos para el control del tránsito, pero pretendemos que las comunas se regularicen y que estos procedimientos tanto de control previo como la posterior (y eventual) multa, se realicen en el marco de un proceso absolutamente legal. Existe un órgano de control, la Subsecretaría de Transporte de la provincia, que tiene el poder de policía de tránsito en las rutas provinciales y nacionales, y la autorización de esta repartición es ineludible para que estos controles se lleven a cabo de manera regular” argumentó.

Cabe señalar que días atrás, el Defensor del Pueblo de Santa Fe, Carlos Bermúdez, se expresó en esa línea conceptual al decir que esa repartición “nunca” protegió al infractor, “sino que hemos exigido que las actuaciones se realicen dentro de la legalidad, cumpliéndose con todos los requisitos que la ley impone”. La expresión se formuló en relación a la suspensión de multas por radares que habían sido confeccionadas antes de que se autorice el sistema en cuatro comunas de la provincia.




Leer mas sobre
Artículos relacionados