EN LOS ÚLTIMOS 10 AÑOS
Unos 40 mil docentes santafesinos consiguieron estabilidad laboral
Son diez años ininterrumpidos de concursos para los niveles inicial, primario y especial; tres años para secundaria; y dos años para superior. Los concursos son mecanismos que permiten a docentes interinos o reemplazantes asumir la titularidad de los cargos y horas a los que acceden por orden de escalafón.
Redacción El Santafesino
08/03/2018

En los últimos diez años, unos 40 mil docentes santafesinos lograron la estabilidad laboral dentro del sistema educativo público.
Fuente: Prensa Gobernación

Por décimo año consecutivo, el Ministerio de Educación santafesino lleva adelante los concursos de ingreso a los niveles inicial, primario y especial, una política que ya permitió a 40 mil docentes lograr la estabilidad laboral dentro del sistema educativo público.

Los actos de ofrecimiento tuvieron lugar en Santa Fe, Reconquista, Rafaela y Rosario. En esta oportunidad se pusieron en juego 3.030 cargos en toda la provincia (554 en el nivel inicial, 2.196 en primaria y 280 en especial), además de 1.586 horas cátedra.

La ministra de Educación, Claudia Balagué, destacó que “nos sentimos orgullosos de que miles de docentes santafesinos se hayan apropiado a lo largo de estos 10 años de un derecho que les corresponde: la estabilidad laboral. Y lo hicieron a través de un mecanismo transparente como los concursos que venimos llevando adelante desde que asumió el gobierno del Frente Progresista en la provincia”.

“Un derecho fundamental”

Alicia Canarrosa es una de las primeras docentes titularizadas cuando arrancó la política de concursos sistemáticos en Santa Fe. “Pertenezco a la escuela N° 35 de Rosario (Normal N° 2) y en el 2008, después de 12 años de esperar que haya concursos, gracias al esfuerzo de muchos docentes, la provincia nos dio la oportunidad de poder tener un trabajo estable. Y acá estoy, apoyando este proyecto educativo y trabajando día a día”, destacó la docente de nivel primario, que tiene experiencia en la inclusión de chicos con discapacidad que fueron integrándose a la escuela.

“La estabilidad laboral es fundamental porque un docente titular, que pueda desarrollar su trabajo día a día, se siente parte de la escuela. Pertenecer a un lugar hace que el proyecto educativo pueda crecer. Y se necesita un plantel estable para que pueda haber cambios en la educación”, aseguró.

Silvia Rusconi es otra de las maestras en conseguir la estabilidad laboral en 2008. Cuenta su experiencia aquel día en que la llamaron por orden de escalafón y tomó el cargo titular. “No fue un día común. Es muy importante la titularización y hay que valorarla muchísimo. La estabilidad laboral hace que uno pueda abocarse a su tarea sin pensar qué va a pasar en el futuro con su trabajo”.

Rusconi es fonoaudióloga y se desempeña en la Escuela Especial Nº 2055 de la ciudad de Arroyo Seco, donde desarrolla proyectos innovadores de inclusión.

Por otra parte, Tamara Samuel, una de las maestras que participó del acto de ofrecimiento de este año, indicó: “Titularicé en mi ciudad, en el jardín de infantes N° 339 de Firmat, y es un logro enorme. Hace siete años que me recibí de maestra jardinera y, con estas titularizaciones continuas, logré rapidísimo la estabilidad, algo que a mis compañeras de más edad les costó muchísimo”.

En tanto, Ezequiel Talamonti, profesor de Educación Física, tomó un cargo en la escuela N° 191 de la localidad de Rueda. “Estoy muy emocionado, no lo puedo creer todavía. Fueron muchos años de reemplazos, relegando otras cosas por esperar a que me llamaran de alguna escuela y hoy llegó el día. La estabilidad me dará la tranquilidad necesaria para mantener mi familia, manejar los horarios y no tener que pensar en qué escuela me tocará trabajar mañana”.

Finalmente, Natalia España logró su cargo titular en el Jardín de Infantes N° 343 del barrio Rucci. “La estabilidad laboral permite que puedas organizar los demás aspectos de su vida”, definió la docente.

Todos los niveles

El gobierno provincial lleva diez años ininterrumpidos de concursos para los niveles inicial, primario y especial; tres años para secundaria; y dos años para superior. Los concursos son mecanismos que permiten a docentes interinos o reemplazantes asumir la titularidad de los cargos y horas a los que acceden por orden de escalafón y logran, de esta manera, la estabilidad laboral en el sistema educativo.

También están en marcha los concursos de cargos de profesores de educación primaria, inicial y tecnológica, con más de 1.500 aspirantes que realizan el curso de formación previo a la elaboración de un proyecto de cátedra a través del que serán evaluados para establecer el orden de escalafón.

Además, el Ministerio de Educación incorporó en la agenda paritaria la definición del cronograma de ofrecimientos de cargos y horas vacantes de nivel secundario y, para el mismo nivel, el desarrollo de concurso de ascenso para cargos directivos.