DÍA DE LA INGENIERÍA
La UNL forma ingenieros para el desarrollo estratégico del país
En el marco de la celebración de los días de la ingeniería y del ingeniero en Argentina, la UNL revaloriza la importancia que adquieren para el desarrollo de la región y del país los graduados de esta casa de estudios, formados en las distintas carreras afines a esta disciplina.
Redacción El Santafesino
18/06/2018

Experimento en laboratorio con materiales arqueológicos.
Fuente: Universidad Nacional del Litoral

El rol del ingeniero en la sociedad es clave para su desarrollo. En nuestro país, la demanda de profesionales de la ingeniería es creciente, pero aún no está satisfecha. Según datos de la Secretaría de Políticas Universitarias, en 2016 se graduaron alrededor de 8.300 ingenieros, mientras que carreras vinculadas a las ciencias sociales (principalmente abogacía y psicología) contabilizan casi 34.000 alumnos por año. Si bien hubo esfuerzos del gobierno nacional por tratar de alcanzar la meta de un ingeniero cada 4 mil habitantes por año, actualmente se gradúa uno cada 6.300, mientras que –por ejemplo– en China lo hacen uno cada 2.000.

“En nuestro país, los ingenieros son escasos. Cada vez se gradúan menos en relación con otras carreras, tales como arquitectura, abogacía y ciencias económicas. La paradoja es que la demanda de trabajos de ingeniería es permanente pese a los vaivenes económicos del país”, comentó el Ingeniero en Recursos Hídricos Rubén Saravia, graduado y docente de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Hídricas (FICH) de la UNL y director General de la Consultora S&D SA Ingenieros Asociados, de la ciudad de Santa Fe.

La Universidad Nacional del Litoral (UNL), a través de sus facultades de Ingeniería y Ciencias Hídricas, Ingeniería Química (FIQ) y Ciencias Agrarias (FCA), forma ingenieros capaces de dar respuesta a diferentes problemáticas que plantea el medio donde está inserta. En el marco de la celebración de los días de la ingeniería y del ingeniero, establecidos el 6 y el 16 de junio, respectivamente, la UNL revaloriza la importancia que adquiere el ejercicio de la ingeniería para la región y el país en el contexto actual y futuro, particularmente desde los perfiles disciplinares que componen su propuesta académica.

Proyección laboral

Rubén Saravia creó la consultora hace 27 años junto con su socio, Carlos Destefanis, cuando ambos se graduaron de Ingenieros en Recursos Hídricos. “Comenzamos con la realización de estudios y proyectos, pero gradualmente nos fuimos comprometiendo además con la operación y servicio de las obras que diseñábamos. Nuestro campo de acción en la actualidad también abarca estudios hidrológicos, planes directores de desagües pluviales urbanos y rurales y de sistemas de abastecimiento de agua potable y cloacas, infraestructura vial, control y monitoreo ambiental, entre otros temas”, amplió el ingeniero.

La empresa se destaca por ser una de las únicas consultoras de su tipo en la región Centro y Litoral, que se gestó en la ciudad de Santa Fe y logró proyectarse a nivel nacional e internacional. El ámbito laboral más fuerte es la provincia de Santa Fe, pero también trabaja en Entre Ríos, Córdoba, Buenos Aires, Tucumán, Corrientes y Río Negro. “Luego de que nuestra empresa madre se afianzara, comenzamos a reforzar el equipo estable de profesionales, logrando un grupo interdisciplinario importante, que dio a lugar a la formación de nuevas empresas, junto con una ampliación del edificio, equipos e instrumental disponible. Recientemente hemos fundado la cuarta empresa del grupo con una socia de Barcelona, España, que se dedicará a soluciones de depuración de aguas residuales, tanto domiciliarias como industriales, a través de plantas modulares y/o compactas con alta tecnología probada en Europa”, comentó Saravia.

Una característica distintiva de esta empresa es que sus equipos de trabajo se componen de ingenieros en recursos hídricos, ambientales, agrimensores, civiles, electromecánicos y peritos topocartógrafos, técnicos constructores y electromecánicos. “Formamos un equipo interdisciplinario de varias profesiones, entre las cuales se destacan cuatro de la FICH, que se complementan muy bien”, subrayó.

Formación profesional

Saravia comentó que al momento de elegir ingenieros para su empresa, prioriza su capacidad para comprender los problemas y plantear soluciones concretas, que sean funcionales a la realidad que deben intervenir. “El ingeniero es un profesional que debe resolver problemas con ingenio. Buscamos esta veta de pragmatismo y flexibilidad para adaptar las soluciones a la realidad. Pienso que esta capacidad se logra parcialmente con la formación académica y científica que brinda la Universidad, pero considero que también es valioso contar con docentes que posean experiencia en el terreno. Entiendo que la FICH está avanzando en este sentido”, remarcó el docente.