EXPONDRÁN EN EUREKA, SANTA FE
Alumnos de nivel inicial de Recreo investigaron sobre las abejas
“Eureka, Santa Fe” posibilita la incorporación de saberes y procedimientos propios de las ciencias y la tecnología para el tratamiento de múltiples contenidos curriculares a través del abordaje de situaciones problemáticas, sociales y culturales propias del contexto donde habitan los alumnos.
Redacción El Santafesino
12/10/2018

Los niños del Jardín prepararon una receta de caramelos de miel.
Fuente: El Santafesino

“Polinizando saberes” fue promocionado a la instancia provincial en la Feria de Ciencias y Tecnologías 2018 “Eureka, Santa Fe” que organiza el Ministerio de Educación. El proyecto fue presentado por las secciones de 5 años del Jardín de Infantes Nº 140 “Sol Rosa Acuña”, de la ciudad de Recreo. Alumnos y docentes visitaron los estudios de Radio 104.5 “Power Max” para compartir sus conocimientos con los oyentes de El Santafesino Radio.

La docente Verónica Gomila comentó que, hace dos años, con la llegada de la primavera también se registra la presencia de abejas en un árbol que se encuentra en el patio de la institución. Ya que dicha situación “impacta en el normal funcionamiento de las actividades diarias” decidieron investigar “¿por qué las abejas visitan el árbol del Jardín?”

Los saberes previos de los alumnos respecto a las abejas que se acercaban al ejemplar de Aguaribay eran variados: algunos tenían miedo, otros no y unos cuántos desconocían las principales características del insecto. “Visitamos el lugar y expusimos nuestras hipótesis. A partir de eso, comenzamos a trabajar sobre los objetivos que queríamos lograr: reconocer las principales características y clasificación de las abejas; conocer la función que juega la abeja en la polinización de las plantas; reconocer el mundo de las abejas y el funcionamiento de una colmena; conocer la relación del hombre y la abeja, así como también, los productos de la colmena y la apicultura; y fomentar el respeto y el cuidado de las abejas”, detalló la docente Marcela Cuesta.

En mayo comenzaron a indagar “qué son las abejas, de qué se alimentan, cuántas clases hay, cómo se comunican, cuál es la diferencia entre abejas y avispas y sumamos la problemática que están atravesando a nivel mundial: su desaparición”, puntualizó la señorita Verónica. La etapa de investigación contempló charlas con apicultores locales, proyección de documentales y “diversas actividades lúdicas y experiencias científicas donde observamos panales y abejas disecadas a través de microscopios electrónicos”, expresó la docente María de los Ángeles Emmert.

Polinizando saberes

Máximo Morenate describió el proceso de polinización: “las abejas cuando salen a buscar el néctar van a una flor, que se les pega en los pelitos, y después van a otra flor y se les cae todo ese polen adentro de la otra flor. Y crece una planta grande. Eso es polinizar”.

Valentina Villafañe contó que las abejas realizan una danza para comunicarse. La seño Verónica explicó que “una abeja sale de la colmena y va en busca del campo con flores. Cuando lo encuentra vuelve a la colmena y, a través de una danza, le comunica a sus pares dónde está”. En tanto, Lorenzo Espínola añadió que si el campo está cerca, las abejas danzan “en círculos”, si está lejos se mueven “en ochos” y si hay un peligro giran “en espiral”. La docente comentó que dicha forma de comunicación fue representada con juegos “para que ellos lo puedan internalizar. La parte lúdica es muy importante en el nivel inicial”.

El insecto se encuentra en peligro de extinción. Valentina expresó que “se están muriendo por venenos, inundaciones o sequías y enfermedades”. En este sentido, Máximo señaló que “las abejas se mueren por un veneno que es el pesticida. Le echan a las plantas, ellas van a esas plantas y después se mueren por ese veneno” y, a raíz de la charla con los apicultores, descubrieron que las abejas tienen “unos piojitos que se le meten y le comen las alas. Después tienen que ir caminando hasta las flores, recolectar el néctar y venir caminando de nuevo hasta la colmena”. A su turno, Lorenzo indicó que “después se les secan las alas, se rompen y no pueden volar; hasta que se mueren”.

Concienciación

“El objetivo del proyecto es transmitirle estos saberes a toda la comunidad para que nos ayuden a cuidarlas ya que están en peligro de extinción”, afirmó la seño María de los Ángeles.

“En el Jardín hicimos un refugio para las abejas, plantamos hierbas aromáticas que son ricas en néctar y en polen, como una forma de ayudar a las abejas. En el lugar que estemos, siendo niños o adultos, todos podemos hacer algo para salvar a las abejas”, sintetizó la docente Verónica.



Imágenes relacionadas

En el Jardín los chicos hicieron un refugio para las abejas, plantaron hierbas aromáticas que son ricas en néctar y en polen, como una forma de ayudar a las abejas.
Fuente: El Santafesino

Leer mas sobre