PRIMERA CATA EN SANTA FE
El momento del té
El Tea Master, Diego Morlachetti, dirigió la primera cata de té en Santa Fe, organizada por Taragüí. Los participantes aprendieron las claves preparar de la infusión y maridajes.
Por Lic. Silvina Corti
Redacción El Santafesino
09/10/2015

En la primera cata de té en Santa Fe, organizada por Taragüí, los participantes aprendieron las claves preparar de la infusión y maridajes.
Fuente: El Santafesino

El milenario mundo del té guarda secretos y placeres para compartir. De la mano de Taragüí, Diego Morlachetti, Tea Master Certificado y Codirector de la Escuela Argentina de Té, estuvo en Santa Fe comunicando sus conocimientos para preparar correctamente esta infusión, distinguir sus variedades y reconocer su calidad.

El evento formó parte de una serie de encuentros o catas de té que la empresa viene realizando por el país. El Santafesino dialogó con Morlachetti quien explicó que “una cata de té es la creación de una relación organoléptica con la finalidad de poder determinar cómo es un té en comparación con otro. Ponemos aquí a jugar la mayor cantidad de sentidos posibles, la vista, el olfato, el tacto y el gusto, con el objetivo de poder decir cómo es un té”.

Durante el encuentro, el Tea Master brindó algunos consejos básicos sobre la correcta preparación. Por ejemplo, la proporción que debe existir entre el té y el agua. “Cuando hablamos de saquitos decimos 2 gramos de té que van en 200 cm3 de agua”, consignó Morlachetti, a lo que agregó que “cada persona puede encontrar su paladar de té. Para ello vamos a dejar reposar el saquito 3 minutos. Esta infusión no tiene tiempos rígidos, cuando hablamos de 5 o 6 minutos para el té negro es mucho. Entonces lo bajamos a 3 minutos, con ello basta para hacerse amigo del té. Aunque aquellas personas que tienen un paladar más entrenado, puede sentirse cómodas con 5 minutos”, dijo al referirse a la cantidad de tiempo que debe reposar el saquito dentro del agua.

En cuanto a los aditivos, aceptó que al té se le pueda agregar leche, azúcar o limón, “todo es correcto y permitido en el marco de lo social” afirmó Morlacheti. Sin embargo, “cuando catamos no los podemos usar ya que nos sesga al momento de poder determinar cómo es el producto para poder transmitirlo a otro consumidor”.

Otro elemento importante es la temperatura del agua. Cuando le consultamos sobre este tema nos explicó que “idealmente no debe hervir. Si tenemos un té verde por delante nuestro debe estar el agua alrededor de 75 u 80º C, si es un té negro el agua debe estar por encima de la temperatura del mate, es decir entre 90 y 95º C. El agua no debe estar hervida salvo en aquellos hogares que no cuenten con agua potable, es la única instancia en la que recomendamos hervirla por una cuestión sanitaria”. Y no debemos olvidarnos que sea que estemos por beber té en saco o de hojas sueltas siempre primero colocamos el té y luego vertemos el agua.

Cómo elegir una variedad

“El té negro lo recomiendo para la mañana, es un gran té para desayunar, tiene un gran paladar, mucha estructura en la boca, marida muy bien con la comida salada y con la dulce” afirmó el Tea Master, agregando que “sobre el mediodía recomiendo el té verde, es muy bueno sobre todo para las personas que gustan almorzar con té”. En tanto que para las horas de la tarde, el experto aconsejó un Earl Grey, “que es un té levemente aromatizado” y, para la noche, luego de la cena, “recomiendo uno fuertemente aromatizado como es la línea Placeres, donde las esencias son dulces y generan una especie de relajación al finalizar el día”.

Demoliendo mitos

En otro momento de la charla con El Santafesino, Diego Morlachetti expresó que “quisimos mostrar que el té va muy bien con la comida salada, romper el mito de que el té va siempre con la porción de torta. El té puede ir con la porción de torta pero en el mundo se consume más con lo salado que con lo dulce. Para muchos es un hallazgo descubrir que se puede incorporar una gran variedad de sandwichería al té”.

Afirma el experto que hay pocas bebidas que son capaces, por la receptividad que tienen, de mejorar el sabor de aquello que uno está comiendo. Cuando incorporamos té verde con sándwich se mejora el sabor de lo que estamos saboreando. Y en este punto destacó que “lo interesante es que los argentinos vamos teniendo mayor cultura general del té, vamos haciendo del mismo una bebida más versátil. Ya rompió el ostracismo de las infusiones, se cocina con té, se habla de maridaje, la gente participa de las cata, en los mercados hay más marcas y variedades”, concluyó Morlachetti.




Imágenes relacionadas

Diego Morlachetti, Tea Master Certificado y Codirector de la Escuela Argentina de Té, estuvo en Santa Fe.
Fuente: El Santafesino

Leer mas sobre