EXCEPCIONAL MUESTRA EN SANTA FE
La creación según Pablo Bernasconi
El ilustrador, escritor y diseñador gráfico Pablo Bernasconi, brindó una charla en el marco de la muestra La Fábrica de Fantasías. El Universo de Pablo Bernasconi. La creativa, interactiva e impactante exposición hace eje en el trabajo del notable artista argentino.
Por Gustavo Schnidrig
Redacción El Santafesino
02/05/2016

El ilustrador, escritor y diseñador gráfico Pablo Bernasconi, brindó una charla en la Estación Belgrano de la ciudad de Santa Fe y en el marco de la muestra La Fábrica de Fantasías.
Fuente: Gentileza Belén Garófalo

Las conferencias y presentaciones literarias se antojan como una jornada amena para todos menos para el protagonista. Sentado frente a su público suele comenzar narrando lo que más le interesa sobre su —por lo general— reciente obra, hasta que cae la pregunta siempre incómoda: cómo hacés lo que hacés. Frente a ella, muchas respuestas de manual. La más de moda en nuestros días tiene un origen atribuido a Pablo Picasso y reza algo parecido a que “si la inspiración te encuentra, que sea trabajando”.

La charla que brindó el ilustrador, escritor y diseñador gráfico Pablo Bernasconi, el jueves 28 de abril en el primer piso de Estación Belgrano de la ciudad de Santa Fe y en el marco de la muestra La Fábrica de Fantasías. El Universo de Pablo Bernasconi, también se dio en estos términos, pero con la fortuna de que se desarrolló en un cuarto decorado como uno de sus universos. Una decisión acertada que excedió a lo meramente estético, porque fue una forma eficaz de graficar las explicaciones que el autor ensayaba en torno a su idea sobre el proceso de creación.

Bernasconi explicó a los asistentes (que colmaron dos salas del lugar, por lo que muchos debieron ver al artista a través de una pantalla), que toda obra se elabora en base a ideas andariegas, que saltan de cabeza en cabeza y conviven con cada persona por instantes, de forma accidental y fugaz. Podemos apreciar esas ideas (es decir, ellas se transforman en “algo”) cuando alguien está dispuesto a darles espacio y trabajarlas. Algo del “algo” de Pablo Bernasconi: chimeneas ramificadas, una luna violeta, castillos a cuerda, caminos llenos de ribetes; desproporciones, saltos, extensiones, chicharacheos; colores, colores y más colores; también, mucho blanco sobre negro. Todo un mundo que, dice, fue creándose en una partecita gracias a la propia estima (ya que la inspiración no es más que “un estado narcótico en el que uno se siente superdotado”), y en gran medida a su interés por fecundar “la capacidad que cada uno tiene para atrapar las ideas que vuelan de cabeza en cabeza como las mariposas”.

Así, la forma como Bernasconi se apropia del proceso creativo está trazada con la pluma de Picasso, donde la inspiración cede su lugar de primera fila al trabajo y al empeño por lograr un determinado objetivo. Pero además toda obra tiene su sesgo colectivo. Por un lado, porque las ideas son de todos y de nadie; por el otro, porque es en última instancia el lector quien determinará su éxito comercial. Pero, y porque el autor confía en “la capacidad de elección de cada niño”, aclara: “El escritorio de trabajo es un lugar solitario, donde cada artista debe abstraerse del entorno y sus juicios, y debe confiar en sus propias intuiciones”.

Aceptar esta concepción sobre el proceso de creación es, ciertamente, poner a trabajar ciertos atributos propios de la razón en una fábrica de fantasías. El autor de El Diario del Capitán Arsenio propone una tesis atrevida, pero inmejorable para explicar por qué, mientras daba vueltas una y otra vez en experiencias personales que explicaran cómo hace lo que hace, esa respuesta se encontraba a pocos metros y en el otro extremo de la sala, riéndose de un nene que se quejaba y exigía una curita porque uno de los muñecos lo había lastimado.

Fábrica de Fantasías

La creativa, interactiva e impactante exposición hace eje en el trabajo del notable artista argentino. Es una propuesta producida, al igual que la exitosa El Mundo según Mafalda, por Barrilete, Museo de los Niños. La muestra se erige como un portal de entrada a la vida y obra de Bernasconi. Desmenuza sus procesos de trabajo poniendo en valor su gran producción de personajes e historias, mediante un impactante montaje sobre muchos cuentos de sus cuentos. La muestra de Bernasconi, que fomenta la fantasía, la creatividad y el juego, logra la perfecta simbiosis entre distintos campos: la ciencia, la técnica, el pensamiento y las artes. Es un gran disparador para la imaginación, un espacio que, de acuerdo con propio el artista argentino, “crea sobre sus creaciones y construye sobre su obra”.

La Fábrica de Fantasías. El Universo de Pablo Bernasconi podrá visitarse de forma gratuita hasta el domingo 8 de mayo en el primer piso de Estación Belgrano. Se encuentra abierta al público de lunes a viernes de 8 a 19, y los sábados y domingos de 16 a 22. Vale destacar que, hasta el momento, la propuesta organizada por el Gobierno de la Ciudad y el Concejo Municipal de Santa Fe fue disfrutada por más de 20.000 personas.




Imágenes relacionadas

Un importante marco de público tuvo la charla de Pablo Bernasconi.
Fuente: Gentileza Belén Garófalo

La muestra de Bernasconi, que fomenta la fantasía, la creatividad y el juego, logra la perfecta simbiosis entre distintos campos: la ciencia, la técnica, el pensamiento y las artes.
Fuente: Gentileza Belén Garófalo

Leer mas sobre