EL RITUAL PARA LA TRANQUILIDAD
Secretos del té
Soledad Garnero es arquitecta de profesión, pero su pasión por el té la llevó a perfeccionarse y hoy ser sommelier de esta infusión. Aprendió a catar las variedades de té, los cultivos de la planta, tipos de cosecha, mucha información con la que ella asesora a sus clientes.
Por Lic. Silvina Corti
Redacción El Santafesino
26/05/2016

Soledad Garnero ha abierto una tienda de venta y asesoramiento sobre té, donde como ella bien afirma “la gente va y compra el té que más se adapta a sus gustos y personalidad”.
Fuente: El Santafesino

“Empecé hace 6 años diseñando cajas de té porque era una aficionada”, así arranca nuestra charla con Soledad Garnero. Con el tiempo Soledad buscó introducir “un producto más gourmet y de mejor calidad dentro de la caja que diseñaba. Fue una inquietud que tuve. De a poco fui consiguiendo hebras importadas y a la vez estudié y me especialicé para ser Sommelier de Té y Té Manager”. De esta manera, Soledad aprendió a catar las variedades de té, los cultivos de la planta, tipos de cosecha, mucha información con la que ella asesora a sus clientes.

Recientemente, ha abierto una tienda de venta y asesoramiento sobre té, donde como ella bien afirma “la gente va y compra el té que más se adapta a sus gustos y personalidad y además todos los implementos y accesorios necesarios, como ser vajilla, teteras, cuencos, tazas”. Todo un universo de elementos que giran alrededor de esta milenaria infusión. En el cual países como China y Japón, Sri Lanka e India, llevan la delantera pero Argentina ha crecido mucho en los últimos años en producción y actualmente exporta el 95% a Estados Unidos, siendo Misiones y Corrientes las mayores productoras.

“No sólo el té puro es importado sino que los blend que yo trabajo también”, afirma la sommelier. Se arman en Europa, incluyendo la fruta que lleva, chocolates, flores, esencias, siendo que en Argentina no se consigue tanta variedad. Soledad selecciona y elige qué comprar. Tengamos en cuenta que hay más de 90 variedades de té, hay blanco, verde, amarillo, rojo, negro, oolong. Además ella ofrece infusiones de frutas solas o de rooibo que provienen de Sudáfrica.

“La ceremonia del té es para disfrutar, es tomarse un momento para uno mismo, donde hacemos un ritual, nos lleva a la tranquilidad”, reflexiona Soledad y recomienda no perderse ese encuentro.

Tips para un buen té

-Lavar la tetera sólo con agua, no con detergente, es un aclarado sin frotar por dentro. Se le coloca agua caliente y se desecha. Se le colocan las hebras y ahí un poquito de agua para que “despierten” las hebras. Se abren de a poco y van largando todas las esencias y perfumes que tienen. Se vuelve a llenar con agua. Se tapa y se deja reposar el tiempo que requiere cada variedad de té.

-La temperatura varía en cada té pero nunca debe estar hervida porque el agua queda sin oxígeno y además destruye la vitamina C. Si el agua se pasó debemos desecharla.

-Los tiempos varían según cada infusión, para tés blancos, rojos, amarillos y oolongs de 3 a 4 minutos, los verdes de 2 a 3 y los negros de 4 a 5. En tanto que los rooibos se dejan de 6 a 7 minutos.




Leer mas sobre