ARTES PLÁSTICAS
Ecos de mi tierra
Inés Barlasina, artista plástica oriunda de Cavour pero radicada hace años en Esperanza, refleja en su obra la transformación de lo rural y lo urbano. “Mi trabajo se desarrolla en todas las disciplinas porque a mí me gusta la unión de la obra pictórica en el plano, la instalación que trabajo mucho, la obra escultórica y la fotografía”, comentó la artista.
Por Lic. Silvina Corti
Redacción El Santafesino
24/05/2017

“Mi trabajo se desarrolla en todas las disciplinas porque a mí me gusta la unión de la obra pictórica en el plano, la instalación que trabajo mucho, la obra escultórica y la fotografía”, explicó Inés Barlasina.
Fuente: Gentileza Inés Barlasina

Recientemente llegada de México, a donde viajó convocada para exponer parte de sus obras, la artista plástica Inés Barlasina conversó sobre su carrera y esta gratificante experiencia.

“Mi trabajo se desarrolla en todas las disciplinas porque a mí me gusta la unión de la obra pictórica en el plano, la instalación que trabajo mucho, la obra escultórica y la fotografía”, consignó Inés en el comienzo de la charla. “Es decir, que mi obra consta de varias disciplinas juntas. Trato también de que mis alumnos lo vean de esa forma porque creo que todas ellas se relacionan”, agregó. Utiliza también la documentación fotográfica “que es el proceso de la obra, es lo más importante, toda la parte conceptual que uno va desarrollando anterior a la obra materializada sea que vaya a ser pictórica o escultórica”. Además, explicó que en sus trabajos incorpora mucho la cerámica. Como ejemplo cita lo que actualmente está realizando que incluye pintura, obras de pequeño formato con la intervención de la cerámica y la obra escultórica o instalada donde trabaja con materiales contemporáneos que son de su interés como ser el acero inoxidable o la madera lustrada.

Respecto de cómo selecciona los elementos a utilizar, manifestó que “creo que en cada temática que voy desarrollando el material habla por sí mismo. No es que planifico que voy a trabajar escultura, cerámica y fotografía sino que cuando el tema surge o la necesidad de trabajar algo que me está movilizando, la técnica aparece sola, sale desde la temática. Y la temática surge de todo lo que vivimos, de lo que sucede alrededor nuestro, el artista es eso”.

Actualmente, hace dos años largos que se encuentra trabajando sobre un mismo tema que tiene que ver con el paisaje que la rodea, con la transformación que se va dando en el día a día y cómo nosotros lo vamos modificando y cómo nosotros a su vez nos vamos transformando. “Voy mostrando cómo en esta zona vamos perdiendo la línea del horizonte, en forma vertical cómo nos vamos consumiendo ese cielo que veíamos un poco más antes cuando las construcciones no iban tanto hacia arriba”, dijo la artista y explicó que habiendo nacido en el campo, en Cavour, una pequeña colonia de algo más de 300 habitantes, “creo que mis raíces eran ver la línea de horizonte, el campo, los surcos, mi obra tiene una mezcla de todo eso. Mi lugar es ése”, sostuvo. Si bien hace muchos años que vive en Esperanza, la que hoy es su ciudad, en donde contrasta lo urbano y lo rural.

Un aspecto muy importante de su vida y que le ha influido en su obra ha sido su infancia donde “trabajaba en el campo con mi papá y creo que eso siempre lo voy a llevar conmigo porque me enseñó a utilizar todos los materiales y eso es lo que yo traigo, más allá que después uno va a estudiar y aprende muchas disciplinas con las que enriquece lo que vivió cuando era niño. Mi abuelo y mi papá me enseñaron a trabajar con la tierra, estar arriba de un tractor, a buscar animales y ese contacto con la naturaleza hizo que yo ame lo que me rodea, ver cómo vamos destruyendo ese entorno me afecta y eso lo refleja mi obra”.

Además de su veta artística, Inés Barlasina ama la docencia, desde hace años tiene en Esperanza un taller de artes plásticas donde pasa la mayor parte de las horas del día. “Siempre di clases en las escuelas y, a la vez, tuve mi taller. Hasta que opté por este último porque podía dar todas las disciplinas que quería y a la vez doy clases en Humboldt, en la Casa de la Cultura”, explicó. Y agregó que “doy clases todos los días, muchas horas, trabajo con niños desde 4 años hasta adultos de 80, y esa es la riqueza de escuchar y ver las necesidades de cada uno y de poder trabajar con las personas y que ellos crezcan también”.

En tanto que dedica los fines de semana a realizar su obra mientras que durante la semana sigue pensando en ella, acumula materiales y organiza su tiempo. “Quisiera más tiempo, pero no lo tengo. Estoy replanteando justamente eso, delegar tareas y clases del taller para tener más tiempo libre”, sostuvo la artista.

Exposiciones

Junto a un grupo de artistas latinoamericanos, Inés fue convocada el año pasado a exponer en Knoxville, Tennessee, Estados Unidos, y este año la muestra se presentó en México. Al respecto, Barlasina explicó que “además de exponer hicimos trabajos comunitarios que consistieron en dar clases a dos grupos de chicos que están en riesgos. Fue una experiencia conmovedora porque la vulnerabilidad de los niños es tremenda y te moviliza”. La exposición tuvo lugar en Guadalajara y contó con un recibimiento de la gente que Inés no esperaba. Ahora en julio en Nashville, capital del estado de Tennessee, presenta la muestra en una galería que abre. Aquí destaca Barlasina que “lo importante de eso es que va a ser un unitario. Yo lo que busco es que se conozca más que la obra, el proceso, toda la investigación que uno hace, así que no sólo envié la obra sino también los escritos, un cd desde donde yo parto para hacer mi trabajo de investigación y documentación”.

Inés Barlasina ha realizado numerosas muestras en toda la región, y ha concursado a nivel nacional, “para que me conozcan, para ver donde estoy parada”, explicó, agregando que “una de las más trascendentales es el Monumento al Bicentenario, que está aquí en la ruta 70, que es Sembrando que hemos trabajando con Eugenio Tschaggeny, es ser parte de la historia de Esperanza. Esta ha sido una obra que no esperaba que se terminara realizando”, concluyó.

Un último párrafo, pero no menos importante, es para su familia, esposo e hijo, que la acompañan y apoyan en su vida. “Sino tendría la familia que tengo no podría haber hecho nada. Tengo un solo hijo y lo llevamos de niño a todos lados. Y desde pequeño me acompañada sentado en el tablero. Mi marido trabaja conmigo y nos complementamos. Mi obra necesita ayuda de otra mano para construirla y él colabora con eso”.

Barlasina cierra la nota con una interesante reflexión sobre la familia: “tenemos que ser libres cada uno en lo que hace y respetar esa libertad sino no podríamos ser y en el arte y en toda actividad uno tiene que dejar al otro ser, y eso es construir una familia y relacionarse lo más libremente posible y respetar esa libertad”.




Imágenes relacionadas

Inés Barlasina comentó que en sus trabajos incorpora mucho la cerámica. Como ejemplo cita lo que actualmente está realizando que incluye pintura, y obras de pequeño formato.
Fuente: Gentileza Inés Barlasina

Leer mas sobre