LICITACIÓN
Adquieren un terreno para habilitar un relleno sanitario en la ciudad de Esperanza
Este nuevo emprendimiento permitirá el cierre definitivo del depósito de residuos ubicado en inmediaciones de la Ruta Provincial Nº 6.
Redacción
14/10/2004


La Municipalidad de Esperanza puso en marcha el proceso de licitación para la compra de un terreno para habilitar un relleno sanitario donde se depositarán residuos sólidos domiciliarios, erradicando el basural a cielo abierto que se encuentra situado en las inmediaciones de la Ruta Provincial Nº 6.

La decisión no invalida la estrategia conjunta que se viene estudiando con otras localidades del Departamento Las Colonias e incluso del Departamento La Capital, para propiciar la apertura de un relleno sanitario regional. Por otra parte, sigue su marcha el proceso de mecanización y ampliación de la Planta de Tratamiento de Residuos Sólidos Domiciliarios (Limpes), lo que permitirá aumentar el volumen de residuos recuperados y reciclados y en contrapartida, disminuir la cantidad de basura para la disposición final en rellenos sanitarios.

Cabe recordar que el pasado 23 de septiembre, se aprobó en la Cámara de Senadores de la Provincia el Proyecto de Ley impulsado por el Senador Carlos Fascendini, acompañado por el Senador Felipe Michlig, donde se prohíbe la instalación de nuevos basurales a cielo abierto (permanentes o transitorios, privados y públicos), debiéndose proceder a la clausura y remediación de los existentes en todo el ámbito de la Provincia, antes del año 2010.

El relleno sanitario es una técnica de eliminación final de los residuos sólidos domiciliarios en el suelo, que no causa molestia ni peligro para la salud y la seguridad pública. Tampoco perjudica al ambiente durante el tiempo de funcionamiento y después del mismo. Esta técnica utiliza principios de ingeniería para confinar la basura en un área lo más pequeña posible, cubriéndola diariamente con capas de tierra y compactándola para reducir su volumen. Además, se adoptan las previsiones necesarias para evitar problemas que puedan causar los líquidos y gases producidos en el relleno por efecto de la descomposición de la materia orgánica. Por todo lo antedicho, el relleno sanitario es una de las formas más ventajosas de disposición final de residuos sólidos no tratados, tanto desde el punto de vista técnico, ambiental, económico y sanitario.