REVALORIZAR LA SOBERANIA NACIONAL
Sobre héroes de Malvinas: “25 años en la memoria”
“Hablar de Malvinas es difícil. Cuesta definir esa parte de nuestra historia tan cercana y dolorosa”, introduce la autora. Laguna Paiva y San Cristóbal, dos testimonios de una gesta que es más que una fecha conmemorativa, y que debemos recordar siempre.
Por Cristina Mix
Redacción El Santafesino
10/05/2007

Desde Laguna Paiva, el cariño de Hilda Galván hacia su hermano Ramón Horacio la llevó a interiorizarse sobre el tema Malvinas, estudiando con preocupación sobre derechos legales, suicidios, experiencias que el común de la gente no comprende, heridas psíquicas de héroes y familiares.
Fuente: Gentileza Flia. Galván

Hablar de Malvinas es difícil. Cuesta definir esa parte de nuestra historia tan cercana y dolorosa. Laguna Paiva estuvo vinculada directamente por un numeroso grupo de jóvenes que en 1982 participó de la guerra de Malvinas, algunos eran soldados conscriptos que se encontraban cumpliendo el servicio militar obligatorio. Otros, por decisión propia pertenecían a la Armada Argentina.

La ex estación ferroviaria que los vio partir en el tren local, un cuarto de siglo atrás, fue el lugar donde el 2 de abril pasado en un acto oficial, se rindió homenaje a héroes, ex combatientes y militares. Fue reencuentro, encuentros y testimonios. Algunos hacía veinte años que no se veían, pasearon por la vieja estación con sus familias, recuerdos de escuela, la primera maestra, emociones, lágrimas, palabras y la Patria en el pecho.

En una tarea silenciosa de personas anónimas, colaborando en rescatar datos, algunos sorprendentes y desconocidos de la propia historia que personas sin rostro, familiares de ex combatientes aferrados al recuerdo y luto de 25 años con entrega de objetos, cartas, fotos para la realización de la exposición, ofrecieron sus sentimientos celosamente guardados.

El abrazo de Isabel de Leiva aferra a la memoria de la espera de esos días por sus hijos Aníbal y Oscar. Raquel de Groppo no puede olvidar el incesante llanto en que desbordó el instante en que su hijo Ariel, le dijo por teléfono “la guerra terminó”.

Sonia de Giorgi habló de sus desmayos. No quería alimentarse ni abrigarse pensando que Edgardo estaba sufriendo hambre y frío. Cuando fueron a recibirlo a Sauce Viejo, la extrema delgadez del hijo confirmó sus tristezas. Carlos D’Andrea trabajaba en el taller ferroviario con la radio encendida, escuchando noticias. Su hijo José Luis hacía nueve años que estaba en la Marina.

El cariño de Hilda Galván hacia su hermano Ramón Horacio la llevó a interiorizarse sobre el tema Malvinas, estudiando con preocupación sobre derechos legales, suicidios, experiencias que el común de la gente no comprende, heridas psíquicas de héroes y familiares.

Fue muy difícil para los ex combatientes. Todos necesitaron ayuda profesional, una mano entre compañeros conteniéndose. El síndrome de estrés postraumáico (SEP) es la enfermedad de la guerra. Algunos pudieron manejarlo, otros no. Desde hace diez años en Buenos Aires existe un centro de ayuda, de los que debería haber en todo el país.

En su casa, Hilda conserva recuerdos que son testigos mudos del paso de Ramón por la guerra: medallas, fotos, libros, escudos, cuadros, un trozo de madera del crucero ARA “General Belgrano”, del cual el 2 de mayo se cumplieron 25 años de su hundimiento en batalla.

La consigna del almirante Guillermo Brown, de quien este año se cumplen 150 años de su fallecimiento, escrita en el puente de comando del crucero ARA “General Belgrano”, inspiró a todas las generaciones de marinos, convirtiéndose en lema para no claudicar en horas difíciles: “Irse a pique antes que rendir el pabellón”. El buque yace en el Atlántico Sur, a miles de metros de profundidad, declarado tumba de guerra.

Paivenses en Malvinas

Juan Carlos Aguirre, Hugo Alba, Francisco Alloatti, Raúl Altamirano, Juan Daniel Barco, Esteban Castillo, José Luis D’Andrea, Edgardo Farías, Ramón Horacio Galván, Edgardo Giorgi, Gerardo González, Ariel Groppo, Dante Leguizamón, Oscar Leiva, Aníbal Leiva, Alejandro López, Héctor Mazza, Adolfo Mecca, Oscar Montegrosso, Juan Carlos Montenegro, Enrique Oroño, Miguel Oroño, Claudio Adrián Ramos, Héctor Rubiolo, José Miguel Victory, Emilio Volovik y Emilio Zalva.




Leer mas sobre
Artículos relacionados