SEGURIDAD
Alarmas comunitarias en Llambi Campbell
El servicio está al alcance de cualquier familia y ya ha sido puesto en vigencia. La iniciativa surgió a partir de actos delictivos registrados en los últimos tiempos. En seguridad vial, se realizan controles de alcoholemia.
Por Edgardo De Maio
Redacción El Santafesino
13/04/2008


La Comuna de Llambi Campbell puso en marcha el servicio de alarmas comunitarias, tendiente a dar más seguridad a sus habitantes. La iniciativa surgió a través de una junta de seguridad comunitaria formada para tratar, entre otros temas, los robos que estaba sufriendo el pueblo. Luego, trabajando con personal de la división Asuntos Internos de Santa Fe, surgió un contacto con Walter Martínez (a cargo de Alarmas Comunitarias en la provincia), quien explicó como funciona el sistema y con la colaboración del padre Bernardo Blanchout, se logró poner en funcionamiento el emprendimiento.

En diálogo con El Santafesino, Eduardo Schön -responsable del tema en la comunal local- comentó que el servicio ya fue puesto en vigencia, con una muy buena aceptación por parte de los vecinos. Además con este sistema se permite una mejor interrelación entre los habitantes, porque se integra la comunidad. El costo del servicio es accesible ya que por única vez se debe abonar $ 32, más la instalación de $ 25.

¿Cómo funciona el sistema? El vecino que detecta algo sospechoso o tiene un problema en su casa (incendio, descompostura o accidente) hace sonar su alarma. El resto de los vecinos espera diez segundos aproximadamente (por si la alarma fue movilizada por error) y si continúa sonando, todos activan sus alarmas y si es de noche prenden las luces exteriores y ejecutan la cadena telefónica o se asoman para verificar que ocurre. Pasado un minuto entran y desactivan sus alarmas, de tal manera que quede sonando la del vecino que inició la alarma. Si la casa afectada está cerrada o no contestan, se llama por teléfono y el vecino afectado deberá responder, de ser posible, con una palabra clave que cada cuadra convendrá a efecto de hacer que no es presionado o es rehén de un delito. Si el vecino afectado no contesta y tampoco lo hace por teléfono, una vez comprobado el problema el delegado de la cuadra o quien corresponda, llama a la policía, al servicio público de ambulancias (en caso de emergencias médicas) o a los bomberos (incendio).

Quienes deseen instalar la alarma deben presentarse en la sede comunal o llamar al teléfono 420029/394 (03497).

Alcoholemia

En otro orden, se están haciendo, dentro del radio urbano de Llambi Campbell, controles preventivos de alcoholemia, con la colaboración de personal del Samco y policía local. También está previsto crear dos puestos móviles de control (se sumarían a los fijos que funcionan en Recreo y San Justo). La idea es trabajar en forma conjunta con la Subsecretaría de Transporte y Gendarmería Nacional, la que facultaría a las comunas a cobrar las actas de infracción. Estos puestos serían preventivos (alcoholemia, seguridad, documentación) y funcionarían en Llambi Campbell y Emilia.