EL ROL DE LA ASSAL
Recreo y su responsabilidad por la seguridad alimentaria
La municipalidad recreína lleva a cabo acciones en el marco de Convenio de Complementariedad con la Agencia Santafesina de Seguridad Alimentaria de la Provincia de Santa Fe. El fin es la implementación del sistema alimentario único provincial-municipal tendiente a garantizar la seguridad alimentaria en la región.
Redacción El Santafesino
26/04/2011


La Agencia Santafesina de Seguridad Alimentaria (ASSAL) ha sido creada en el año 2007, como organismo descentralizado en el ámbito del Ministerio de Salud de la Provincia de Santa Fe, reemplazando la Dirección General de Bromatología y Química dependiente del mismo ente estatal.

La creación de este organismo surge como respuesta a la necesidad de integrar a todos aquellos actores públicos y privados que promueven la seguridad de los productos y procesos alimenticios en cada uno de los eslabones de la cadena agroalimentaria; protegiendo, como fin primero y último, la Salud Pública de todos los santafesinos.

La Agencia se encarga de garantizar el Derecho de disponer de alimentos seguros, nutritivos y culturalmente aceptables, necesarios para llevar una vida sana y activa a todas las personas que habitan el territorio provincial. Además, se ocupa tanto de la inocuidad de los alimentos destinados al consumo humano, incluyendo la nutrición y la identidad de los mismos, como de los aspectos de sanidad animal y sanidad vegetal que incidan directa o indirectamente en la seguridad alimentaria.

Frente a la necesidad de modernizar, adecuar y articular el sistema agroalimentario municipal y provincial a los nuevos modelos internacionales vigentes, el lunes 14 de marzo el intendente Mario Formento firmó un Convenio de Complementariedad entre la Municipalidad de Recreo y la Provincia de Santa Fe, creando una oficina local de ASSAL a fin de proceder a la implementación del sistema alimentario único provincial-municipal tendiente a garantizar la seguridad alimentaria en la región.

El principal objetivo del acuerdo es integrar a todos los actores de la cadena agroalimentaria, desde la producción primaria hasta el consumo, interrelacionando a los sectores públicos y privados. Desde el municipio, se pretende trabajar en cinco pilares fundamentales: capacitación/epidemiología, legislación, laboratorio, administración/gestión y auditoria.

Acciones

Dentro de las actividades previstas por el área, se plantea la capacitación de todos los actores que participan en la cadena agroalimentaria (productores primarios, elaboradores, transportadores, comercializadores de alimentos y consumidores) mediante charlas y talleres que aborden temas relacionados a la seguridad alimentaria; también se realizarán cursos de manipuladores de alimentos destinados a aquellas personas que trabajan en contacto con alimentos, ya sea en la venta, el transporte y/o la elaboración y la emisión del carnet único de manipulador de alimentos que ya es requisito para este tipo de trabajadores. La epidemiología es una herramienta que posibilita conocer como son los procesos salud/enfermedad/atención de una comunidad por lo que su aplicación involucra un concepto anticipador a la ocurrencia de un evento desafortunado, para esto, se prevé crear un sistema de vigilancia integrada, a través de los Centros de Atención Primaria de la Salud, reportando los casos de enfermedades transmitidas por alimentos (ETAs) y la población en general, estableciendo canales de comunicación por medio de los cuales los vecinos puedan notificar sobre la presencia de alimentos alterados, en mal estado, deficiencias en las condiciones higiénico sanitarias de los establecimientos, etc.

Otra de las actividades planificadas es la creación de un registro de establecimientos elaboradores, comercializadores y unidades de transporte de alimentos que trabajen dentro del ejido municipal y la realización de auditorías a establecimientos y unidades de transporte. La implementación del sistema de auditorías procura reemplazar la antigua práctica de inspección que, generalmente, culmina con una sanción o clausura pero no resuelve los problemas de fondo. En su lugar, la auditoría pretende trabajar en la capacitación y la prevención, educando y orientando a los actores de la cadena agroalimentaria sobre las buenas prácticas y las responsabilidades que le cabe a la cada uno en el logro de alimentos seguros y de calidad.