INTENSA TAREA DE LAS CUADRILLAS DE EMPLEADOS MUNICIPALES
Continúan los trabajos en los barrios afectados por el agua
Después del temporal que azotó a la capital provincial, cuadrillas de empleados municipales siguen trabajando en áreas clave para acelerar el escurrimiento de los sectores anegados.
Redacción El Santafesino
26/10/2011

“Estamos trabajando en el canal norte, fundamentalmente en la extracción de algunos bloques de tierra que obstaculizaban y demoraban el escurrimiento en barrio San José, Pompeya, la zona de Facundo Zuviría, y una gran parte que deriva del norte de Peñaloza, de Gorriti hacia Monte Vera, que desagua en el canal norte”, señaló Felipe Franco, subsecretario de Asuntos Hídricos.
Fuente: Gobierno de la ciudad de Santa Fe

El Municipio prosigue con el desarrollo de intervenciones tendientes a normalizar la totalidad de la ciudad luego de recibir el impacto de 240 milímetros de agua en tan sólo 6 horas. Respecto a las incesantes tareas que realiza personal del Gobierno de la Ciudad, funcionarios municipales brindaron una conferencia de prensa para informar sobre el estado de los barrios afectados. “Estamos trabajando sin pausa en todo el ejido urbano, fundamentalmente en aquellos sectores que todavía tienen áreas anegadas”, señaló Felipe Franco, subsecretario de Asuntos Hídricos, que estuvo acompañado por el secretario de Desarrollo Social, Alejandro Boscarol.

Franco evaluó que “podemos decir que la ciudad ha restablecido su normalidad en un gran porcentaje, existiendo inconvenientes todavía en lo que es la Villa del Centenario donde se está trabajando con motobombas para eliminar los excedentes que aún persisten y que son los lugares a los que les falta infraestructura y tienen problemas puntuales”.

Trabajo permanente

El funcionario explicó que “los casos más generales los vemos en la zona norte, desde Estanislao Zeballos hacia el norte, donde todavía persisten algunos problemas importantes como en Pompeya. En el lugar se está trabajando en los puntos de descarga cercanos a los reservorios, como en Camino Viejo a Esperanza y Guanela, donde hemos hecho una brecha de apertura que permitió el descenso del canal y que derivó en el alivio de barrio Los Ángeles, donde si bien hay agua en las calles, en las viviendas ha descendido”, puntualizó.

Franco detalló también los trabajos que se están desarrollando para lograr el total escurrimiento de las aguas en algunos sectores que todavía están afectados. “Estamos trabajando en el canal norte, fundamentalmente en la extracción de algunos bloques de tierra que obstaculizaban y demoraban el escurrimiento en barrio San José, Pompeya, la zona de Facundo Zuviría, y una gran parte que deriva del norte de Peñaloza, de Gorriti hacia Monte Vera, que desagua en el canal norte”, detalló.

Por otra parte, comentó que “lo que es Altos de Noguera se va normalizando paulatinamente, ya que esa parte deriva a la Laguna Setúbal a través de Quiroga, Callejón El Sable y su confluencia con el canal Roca, que estuvo descargando en todo momento en su plenitud ya que sale por gravedad”.

En lo que hace a las estaciones de bombeo 5 y 6, se está “se está realizando un monitoreo ya que por el río Salado tenemos un pequeño pico de crecida que puede posibilitar que en algún momento reveamos la política de descarga para optimizar bien el descenso de las aguas”.

Infraestructura

Consultado por la prensa sobre los anegamientos en Pompeya, Franco aclaró que “los problemas se deben a la falta de infraestructura. Si bien con el Gobierno Provincial hemos avanzado bastante en lo que es la potenciación de estaciones de bombeo, reservorios y en las últimas obras que se han firmado -como la construcción de la estación de bombeo cero-, aún existen otras obras pendientes. Algunas ya están empezadas, como Callejón El Sable, French y Quiroga. Esos trabajos ayudan, pero hacen falta todavía los troncales principales”.

En cuanto a la causa de anegamientos en la zona de Facundo Zuviría, al norte de Estanislao Zeballos, Franco apuntó que “en ese sector, que desde que asumimos se inundaba con la caída de 40 milímetros, existe una tarea de limpieza permanente y de desobstrucción de los conductos, pero sigue teniendo secciones insuficientes. Está en carpeta el inicio del conducto Larrea que es el primer eslabón para llegar a los reservorios”, argumentó Franco.

Asistencia permanente

Por otra parte, el secretario de Desarrollo Social, Alejandro Boscarol, señaló que “la ciudad está más preparada y, a comparación de situaciones anteriores, se resuelven las situaciones en 24 ó 48 horas”. El funcionario remarcó la necesidad de contar con las grandes obras de desagües troncales en la ciudad: “La financiación de estas obras no alcanza con los recursos municipales; por eso se han hecho muchas obras con el Gobierno Provincial, pero hay que continuarlo. Sabemos que Santa Fe está en un gran valle inundable entre el río Salado y el río Paraná y todas las obras de infraestructura son centrales”.

Boscarol acentuó que “esto va a llevar su tiempo porque son obras muy costosas que incluso no alcanza con los recursos de la Provincia, por lo que es importante el aporte de la Nación. Mientras tanto, hay que seguir trabajando en los planes de contingencias y hacer saber a la gente que esta es una situación con la que seguiremos conviviendo”.

El secretario de Desarrollo Social también remarcó que los vecinos “deben quedarse tranquilos porque el Municipio está realizando todo lo necesario para que el agua escurra lo más rápido posible”. Y enfatizó también que “es muy importante la presencia del personal municipal durante todo el día trabajando en los lugares definidos como prioritarios y más conflictivos del sistema de desagüe de la ciudad. Allí es donde debe concentrarse el esfuerzo para que el agua escurra y lleve alivio a los barrios con más problemas”.




Leer mas sobre