TORNADO EN HUMBOLDT
Castigo de la naturaleza para el Jardín de la Provincia
Minutos después de las 4 de la mañana, los vecinos de esta bella localidad del departamento Las Colonias vivieron momentos de angustia y miedo. Escasos pero intensos minutos de fuertes ráfagas de viento fueron suficientes para destrozar parte de viviendas, establecimientos productivos y vegetación.
Por Lic. Exequiel Kay
Redacción El Santafesino
20/03/2012

Minutos después de las 4 de la mañana, los vecinos de Humboldt vivieron momentos de angustia y miedo. Destrozos en viviendas, establecimientos productivos e instituciones.
Fuente: El Santafesino

Luego de una jornada agobiante con sensación térmica de casi 40º, una fuerte tormenta azotó la región centro de la provincia de Santa Fe, con triste epicentro en la localidad de Humboldt, en el departamento Las Colonias. Minutos después de las 4 de mañana, un tornado atravesó el casco urbano de este hermoso pueblo reconocido como "El Jardín de la Provincia".

Con las primeras luces de una mañana gris, se reportaron severos daños materiales, aunque no se registraron ni heridos ni víctimas fatales. Autoridades comunales, legislativas y de Defensa Civil de la Provincia, movilizaron todos los recursos disponibles para resguardar a la población ante la caída de cables de energía, árboles y mampostería.

Según cifras extraoficiales, al menos 20 viviendas perdieron sus techos, literalmente arrancados por el fuerte viento. Unidades productivas registraron daños en silos y norias, hubo voladura de chapas en decenas de galpones y el arbolado público mostró un triste paisaje: especies derribadas de raíz y quebradura de ramas de todos los tamaños.

Durante toda la jornada, los vecinos trataron por sus propios medios de solucionar los perjuicios en sus hogares, en tanto el personal comunal trabajó a destajo para despejar veredas y calles. En mayor problema se registró en el ingreso este de Humboldt, donde se produjo un corte de la Ruta Provincial Nº 70 por la caída de añosos árboles que caracterizaban a la localidad.

Resultó impactante observar como hermosos ejemplares de tipas fueron partidos al medio por el temporal, otros sacados de raíz, y en su mayoría arrasados en sus copas. Personal de la Comuna de Humboldt, Bomberos Voluntarios, colaboradores de localidades vecinas y personal de la Unidad Ejecutora del Corredor Vial Nº 9 trabajaron intensamente para despejar la Ruta Nº 70, que volvió a la normalidad en horas del mediodía.

Otra de las consecuencias del fenómeno climático se registró en la Terminal de Omnibus, donde se produjeron roturas en el cielorraso de las dársenas de estacionamiento. Los clubes deportivos no estuvieron a salvo. En Sarmiento, al sur del casco urbano, se cayeron las torres de iluminación, alambrados perimetrales y postes de energía y teléfono. También se rompieron vidrios del flamante gimnasio cubierto.

En tanto en Juventud, el panorama es desolador. El conocido camping quedó desfigurado producto de la caída de árboles y rotura de ramas. El tapial que rodea el natatorio, directamente se derrumbó por completo. En la zona del cementerio local, también hubo árboles caídos.

Interrumpido el servicio eléctrico y telefónico, los vecinos padecieron horas difíciles, situación que sin embargo, no menguó el esfuerzo por poner de pie nuevamente al pueblo. Humboldt había padecido ya en octubre de 2010 un fenómeno similar, aunque de menor intensidad.




Leer mas sobre