SE DETERMINÓ LA CANTIDAD DE POZOS NECESARIA
Estudios sobre el servicio de agua potable en Monte Vera
La población de Monte Vera ha crecido considerablemente, lo que provoca que la Cooperativa de Agua Potable Monte Vera atienda una demanda no prevista al inicio de su constitución que fue allá por el año 1998.
Redacción El Santafesino
04/04/2013


En octubre de 2009, por iniciativa de la Cooperativa finalizó el estudio realizado por el Instituto Nacional del Agua, donde luego de analizar los antecedentes de las perforaciones y las cañerías de impulsión y distribución, se concluyó que es necesario ubicar nuevas perforaciones al norte de la localidad siguiendo la línea del ferrocarril, teniendo en cuenta la realización de pozos de estudio y perforaciones. Respetar una distancia mínima de 130 metros entre pozo y pozo.

En cuanto a la cantidad de pozos necesarios para abastecer se determinó: 6 a 7 (considerando que había en existencia en ese momento 4 pozos), 8 pozos para proveer adecuadamente la zona sur del pueblo (Bº Menem) y Loteo Parano, y 10 pozos incluyendo la provisión de Loteo Las Moras. El estudio menciona también la construcción de una cisterna para aumentar el volumen de almacenamiento. Fue necesaria además la instalación de tendido eléctrico, ya que la EPE no proveía de este servicio en el lugar.

En octubre de 2010, con fondos de la Cooperativa y el apoyo de la Comuna que cedió la retroexcavadora, se realizaron los primeros 400 metros de ampliación generando el funcionamiento del quinto pozo de extracción de agua sobre calle Ángel Gallardo al 6300. La instalación de esta perforación, según indicaciones del INA, con el respectivo pozo de estudio, tendido eléctrico, cañerías, tableros de comando y su posterior puesta en funcionamiento, demandó un costo de aproximadamente $ 80.000.

A mediados de 2012 se realizaron dos perforaciones a una distancia de 130 metros respectivamente, ubicada en Ángel Gallardo al 6500. Se tomó como punto de partida el Pozo Nº 5. El Nº 6 con fondos de la Cooperativa, la financiación de distintos comercios y profesionales de la zona y la colaboración de los empleados que asumieron con gran capacidad los trabajos de organización y puesta en funcionamiento en enero del 2013, demandó una inversión de aproximadamente $ 40.000. Actualmente se sigue trabajando mancomunadamente con la Comuna para lograr colocar en funcionamiento la bomba Nº 7.