TRABAJAN EN EL SANEAMIENTO AMBIENTAL
Basura cero: Qué pasa en comunas de la costa
En Arroyo Leyes, su presidente comunal, pidió permiso a la Municipalidad de Santa Fe para poder llevar los residuos al relleno sanitario. Por su parte, la Comuna de Santa Rosa de Calchines dio por terminado el proceso de saneamiento del basural de La Islita. En tanto, en Rincón se trabaja para lograr un saneamiento de la disposición actual de los residuos en ese distrito, para luego proceder a la separación y el reciclado.
Redacción El Santafesino
18/03/2014


En el marco del trabajo con Santa Rosa de Calchines y la Municipalidad de San José del Rincón, el presidente comunal de Arroyo Leyes, Eduardo Lorinz, le comentó a El Santafesino que es la continuación de un trabajo que vienen haciendo a nivel consorcio y que a través de la ley provincial que exige ese tratamiento, hace aproximadamente año y medio se solicitó a la Municipalidad de Santa Fe el permiso para poder llevar los residuos al relleno sanitario, el que obtuvieron después de un año.

Agregó que su comuna y la de Santa Rosa firmaron un convenio con la empresa que maneja el relleno sanitario de la capital provincial para poder llevarlo, pero lo que estaría faltando por una exigencia de la Municipalidad de Santa Fe es una clasificación previa. Es decir separar lo inorgánico (plásticos, vidrios, papel) que quedaría en el pueblo y como tiene poder de reventa – señaló Lorinz – le podría servir de sustento a muchas familias. Hay que dotar esa estación de clasificación con una buena infraestructura, es decir un cercado, galpones de clasificación y almacenamiento, que es lo que estaría faltando a las tres localidades. Es el paso previo antes de ir a Santa Fe. Por otra parte dijo que se está tratando de concientizar a los vecinos, incluso en las escuelas, para que trabajen en la clasificación en sus domicilios, ya que esta tarea facilitaría la clasificación en planta, debido a los grandes volúmenes de residuos.

Saneamiento del basural en Santa Rosa

La Comuna de Santa Rosa de Calchines dio por terminado el proceso de saneamiento del basural de La Islita. Así lo confirmó su presidente comunal, Carlos Kaufmann a El Santafesino, al ser consultado por esta problemática.

Adelantó que en los próximos días ocurrirá lo propio con el basural de la Vuelta del Pirata. Además, se presentaron dos proyectos -ante la Nación y ante la Provincia- para construir una Planta de Tratamiento de Residuos Sólidos Urbanos, que se ubicará en zona rural a un kilómetro y medio de la planta urbana.

Cabe recordar que la Comuna de Santa Rosa de Calchines mantiene un convenio con la empresa que tiene la concesión para el traslado de basura al relleno sanitario de Santa Fe. Por mes, este pueblo desecha 50 toneladas que conllevan un costo de flete y otros gastos de unos 15000 pesos.

“En estos días procedimos a reparar el camino de ingreso al predio de donde sale la basura compactada. Pretendemos en el futuro inmediato comprar un camión compactador más, mediante Obras Menores por una inversión de 750.000 pesos”, comentó Kaufmann.

Finalmente, sostuvo que los próximos pasos serán concientizar a la población sobre la importancia del tratamiento de RSU, además de comenzar con la separación de residuos en domicilios, experiencia que ya ha sido llevada a cabo con pruebas piloto que han tenido resultado positivo.

Rincón: “El principal problema es de costos”

El secretario de Gobierno de la Municipalidad de Rincón, Eduardo Sobrero, dijo a El Santafesino que cuando asumieron el pasado 10 de diciembre, se encontraron con una situación medioambiental “preocupante”, en concreto un deficiente tratamiento de los residuos.

En el marco de las reuniones conjuntas con localidades vecinas, sostuvo que la política de esta nueva gestión “es fortalecer este tipo de consorcios” y destacó que se avanzó con el pedido del reconocimiento oficial de este organismo.

Sobrero advirtió que las necesidades de las tres localidades son similares dadas las condiciones del territorio y planteó que la problemática mayor “es de costos”. En ese sentido, recordó que en el marco del convenio con la Municipalidad de Santa Fe, Rincón paga un canon por llevar los residuos al relleno sanitario regional.

“El punto está en comenzar la separación de los residuos en nuestra ciudad y con posterioridad avanzar sobre la posibilidad cierta de tener un transporte propio del consorcio para reducir los costos del flete”, anticipó el funcionario rinconero.

Aseguró que ya se trabaja para lograr un saneamiento de la disposición actual de los residuos en este distrito, para luego proceder a la separación y el reciclado. La gestión del intendente Carlos Sánchez ya dio un paso al comprar una chipeadora para reducir los restos de poda.