FUE PRESENTADO EL PROGRAMA NACIONAL
Santa Fe promoverá la entrega voluntaria de armas de fuego
Esta iniciativa apunta a reducir el circulante de armas en la sociedad civil y prevenir los efectos de la violencia armada. Bajo la consigna "Tener un arma es tener un problema", el programa busca la entrega voluntaria y anónima de armas y municiones a cambio de un incentivo económico.
Redacción El Santafesino
02/06/2017

El intendente Corral convocó a la ciudadanía a "recuperar todas las armas que puedan terminar en manos de las economías del delito, de accidentes o de situaciones de violencia que queremos evitar".
Fuente: Gobierno de la Ciudad de Santa Fe

El intendente José Corral junto a la directora de la Agencia Nacional de Materiales Controlados (ANMAC), Natalia Gambaro, presentaron la puesta en marcha del Programa nacional de entrega voluntaria de armas de fuego en la ciudad de Santa Fe. Fue en el Jardín Municipal de Barranquitas Sur, donde las autoridades brindaron detalles de esta iniciativa que, bajo la consigna "Tener un arma es tener un problema", apunta a reducir el circulante de armas en la sociedad civil y prevenir los efectos de la violencia armada.

Concretamente, el Programa nacional consiste en la entrega voluntaria y anónima de armas y municiones a cambio de un incentivo económico, y representa una apertura a la participación ciudadana para la disminución de su uso de armas en nuestro país. Esta etapa cuenta con un sistema digitalizado en reemplazo del manual, que garantiza la transparencia en los pagos de incentivos.

Reducir la violencia

Ante los medios de comunicación, el intendente José Corral manifestó que "estamos recibiendo a las autoridades nacionales que están trabajando en esta tarea tan importante del control de armas y para que tengamos menos violencia; en el país y en la ciudad de Santa Fe en particular, donde tenemos índices de homicidios y heridos de armas de fuego que son inaceptables. Lamentablemente incluso con valores por encima de la media nacional" consideró.

Ante esa situación, expresó que "lo primero que hay que hacer es reconocer esa realidad y saber que las armas intervienen en una gran mayoría en los casos de homicidio, y hay también situaciones de accidentes, con situaciones muy trágicas que involucran a niños. Esto es porque hay armas, y por eso queremos convocar a la ciudadanía a entregarlas voluntariamente". Asimismo, y más allá de retribución económica que reciben quienes entregan sus armas, José Corral argumentó que "cuando no está el arma, lo importante es que evitamos un posible echo de violencia".

Tarea de todos

Más adelante, el mandatario local valoró positivamente la campaña que "ya en 2009 permitió bajar los índices de homicidios. Es una tarea que hay que sostener en el tiempo. Por eso estamos muy agradecidos a las autoridades nacionales, que ahora más profesionalmente y con un diálogo mucho más fluido, van a llevar adelante esta tarea que consideramos importante, y donde Santa Fe tiene que ser nuevamente un ejemplo de que es posible recuperar muchas de estas armas", resaltó.

En esa línea, José Corral consideró que si bien es tarea de la Justicia y las fuerza de seguridad desarmar a los delincuentes, “el trabajo que tenemos los municipios, las organizaciones no gubernamentales y por supuesto las autoridades que se ocupan de este tema, es recuperar todas las armas que puedan terminar en manos de las economías del delito, o de accidentes o se situaciones de violencia que queremos evitar".

Entrega voluntaria

Por su parte, la directora de ANMAC expresó que a través de "este relanzamiento del programa que se viene implementando desde el 2006, pero ahora con modificaciones, apuntamos a que la gente entregue voluntariamente las armas de manera anónima en nuestras delegaciones. En la provincia de Santa Fe, tenemos en Rosario y en Santa Fe -calle Francia 3550-".

En cuanto al programa, Natalia Gambaro hizo hincapié en que "como es anónimo, no se les solicita a la gente que informe su identidad ni el origen de las armas", e indicó que el sistema informático implementado "permite la fotografía y la carga de esa arma en tiempo real, y con sólo apretar un botón podemos saber cuantas armas se están entregando y cuantos incentivos se están pagando". Asimismo, precisó que "si el arma ingresada en el sistema cuenta con pedido de captura, no se destruye. La separamos y se la hacemos llegar al juez para que continúe con su investigación, preservando la identidad de la persona que la entregó, pero no así comprometiendo la evidencia".

Además, el reconocer los problemas que traen aparejados las armas ilegales, donde "Santa Fe tiene un problema grave de inseguridad, y sus estadísticas como decía el intendente José Corral son alarmantes -apuntó-, creemos que con esto aportamos un poco a la reducción de la violencia". En ese sentido, detalló que "desde la ANMaC -ex RENAR- atacamos el problema por dos vías. Concientizando a la sociedad civil respecto del riesgo que entraña tener esas armas, no solamente por los accidentes, sino también porque son posible de ser robadas por los delincuentes; pero también nos ocupamos del ordenamiento de los arsenales policiales y judiciales para que no sea desde ahí desde donde se filtren", concluyó.

Procedimiento

El Programa Nacional de Entrega Voluntaria establece la entrega anónima de armas de fuego y municiones a cambio de un incentivo económico en tres categorías: $ 1200, $ 1700 y $ 3000 que se asignan automáticamente al cargar al sistema el arma entregada, de acuerdo al modelo y calibre. En el caso de las municiones corresponde $ 1 por cada una.

En Santa Fe, quienes deseen sumarse a la campaña deben dirigirte a la delegación de la ANMaC ubicada en calle Francia 3550. Allí, un operador recibirá el arma, y tras confirmar que está descargada procederá a la identificación, registro fotográfico e inutilización de la misma, siempre que no tenga pedido de captura. Luego la persona recibirá copia de un acta donde se describe el material entregado y un cupón con el incentivo monetario correspondiente, el cual puede cobrarse a las 24 horas en lugares habilitados.

Cabe señalar que según los datos de la Agencia Nacional de Materiales Controlados, durante el año 2016 se destruyeron 46.352 armas, de las cuales 6.300 corresponden a la provincia de Santa Fe. De estas última la mitad corresponden a armas que estaban en depósitos judiciales y policiales.




Leer mas sobre