LA ESTRATEGIA DEL SI.MU.SA
Dos años de salud animal en la ciudad de Gálvez
La ciudad ha superado las 2.000 atenciones médico veterinarias para mascotas, en el marco de las jornadas desarrolladas en el “Quirófano Móvil”. El equipo del Sistema Municipal asiste tanto a mascotas de Gálvez como a de las comunas aledañas.
Redacción El Santafesino
07/03/2018

La ciudad de Gálvez ha superado las 2.000 atenciones médico veterinarias para mascotas, en el marco de las jornadas desarrolladas en el “Quirófano Móvil”.
Fuente: Municipalidad de Gálvez

El Sistema Municipal de Salud Animal (Si.Mu.S.A) cumplió 2 años de trabajo en la ciudad de Gálvez. La estrategia en Salud desarrollada por el Municipio, la Reserva Canina y Adopciones Felinas, sigue tres lineamientos en políticas públicas de Salud: la primera es la Prevención de zoonosis o enfermedades que se transmiten de los animales al hombre, por medio de la vacación antirrábica y desparasitación.

La segunda, es el Control Ético de la población canina y felina, por medio de la esterilización quirúrgica o castración.

Y la tercera, es la Educación, formando Tenedores Responsables de Mascotas.

Como dato estadístico, la ciudad ha superado las 2.000 atenciones médico veterinarias para mascotas, en el marco de las jornadas desarrolladas en el “Quirófano Móvil”. El equipo del Sistema Municipal asiste tanto a mascotas de la ciudad como de las comunas aledañas, pero el trabajo que queda por realizar es mucho.

En ese sentido, la reserva canina aún debe brindar refugio a más de 300 animales y los voluntarios tanto de los equipos caninos como felinos, siguen asistiendo numerosos casos de mascotas abandonadas, perdidas, víctimas de malos tratos, etc.

La comunidad debe repensar y debatir que tipo de ciudad y calidad de vida quiere, también las mascotas deben ser parte de este debate. Lo hecho es apenas un grano de arena en una problemática que lejos de resolverse, se profundiza.

El municipio de Gálvez dio el puntapié inicial, pero es la comunidad en su conjunto quien deberá decidir e involucrarse, reconociendo que todos debemos ser parte de la solución, porque somos el origen del problema.