EN LA CIUDAD DE SANTA FE
Un proyecto daría solución definitiva a los microbasurales
En los últimos años, han proliferado depósitos ilegales de basura en los distintos barrios santafesinos. El concejal Emilio Jatón busca eliminarlos y para ello presentó un plan que establece el mapeo y limpieza de los microbasurales existentes, la creación de Terminales Verdes y fuertes campañas de concienciación ciudadana.
Redacción El Santafesino
01/11/2018

La iniciativa presentada por el concejal Emilio Jatón busca eliminar y evitar que se formen nuevos microbasurales en los barrios santafesinos.
Fuente: Prensa Emilio Jatón

La acumulación de basura es un problema de salud y ambiental que afecta a vecinos de distintos barrios de la ciudad de Santa Fe. Los microbasurales, con el paso del tiempo, se convierten en un verdadero foco de enfermedades, infecciones y riesgos para los vecinos.

En el Concejo Municipal, durante los últimos dos años se sancionaron más de 150 resoluciones pidiendo la limpieza de basurales en distintos puntos de la ciudad, dato que señala la relevancia del tema en la agenda pública.

Para darle solución definitiva a esta problemática, el concejal Emilio Jatón (Santa Fe Puede Más) presentó el proyecto de ordenanza “Plan de Erradicación de Microbasurales”, que contempla tres grandes ejes: la erradicación de los actuales, la formación de Terminales Verdes y la concienciación social.

“Apuntamos a generar acciones directas que den fin a esta situación. Esto tiene que ver con mejorar las condiciones de vida de miles de personas, que ven cómo en las inmediaciones de sus casas se van formando verdaderos basurales sin ningún tipo de control ni tratamiento, con el peligro sanitario que eso conlleva. En cada recorrida por los barrios vemos que éste es uno de los temas que más preocupan a los vecinos”, manifestó el edil.

Punto por punto

La ordenanza propone la creación del “Plan de Erradicación de Microbasurales para la promoción, implementación y realización de acciones directas tendientes a la limpieza de los existentes y el impedimento en la conformación de nuevos”.

La iniciativa, que deberá ser ejecutada por la Secretaría de Ambiente y Espacios Públicos de la Municipalidad, apunta a mejorar la salud ambiental, en el sentido de evitar el impacto que causan los microbasurales, que afectan la calidad de vida de la población.

“Este proyecto intenta reducir los factores de contaminación de la atmósfera, el agua y el suelo. También apostamos a concienciar a la sociedad sobre la necesidad de generar cambios de hábitos y una colaboración activa para alcanzar una ciudad más limpia y sana”, consignó Jatón.

De acuerdo a lo que estipula la ordenanza, las Terminales Verdes tendrán como objetivo llevar adelante un acopio organizado y temporario (y, eventualmente, un proceso de recuperación) de aquellos residuos que son generados por los vecinos y no son recolectados por el servicio municipal.

El plan establece que deberá haber al menos una Terminal Verde por distrito, las cuales contarán con la cantidad suficiente de contenedores para la recepción y acopio de los residuos que fueran entregados y estarán dispuestas sobre un piso de hormigón armado, con un cerramiento adecuado que asegure un solo acceso permitido.

Podrán incluir en su equipamiento áreas de recuperación de materiales e instalaciones necesarias para la recepción de aquellos residuos que no son contemplados por el servicio de recolección, como aceites vegetales usados, aceites minerales descartados, baterías y pilas, pinturas y solventes, luminarias de bajo consumo, textiles, neumáticos, etc.

Además, el proyecto define que el Ejecutivo Municipal será el encargado de confeccionar un mapa en el cual quede determinado con precisión dónde existen actualmente microbasurales; y establece un plazo de 180 días para erradicarlos.

Como actividad fundamental, el texto promueve que se lleven a cabo acciones de concientización y difusión sobre la temática de residuos junto al correcto funcionamiento de las Terminales Verdes.