FEDERACIÓN AGRARIA ARGENTINA
Santa Fe: la publicidad oficial miente
Por estos días febriles de electoralismo, tanto por las radios como por los diarios, el gobierno provincial anuncia con gran despliegue la conveniencia de "invertir" y "vivir" en Santa Fe ("...la mejor provincia para invertir, la mejor provincia para vivir."). Habla en la citada propaganda, que Santa Fe es la provincia que menos deuda registra y que encabeza, por ejemplo, la actividad exportadora de productos agroalimentarios.
26/07/2005


Para los que conocemos la geografía de la segunda provincia del país -no por televisión o por fotos, sino porque nos metemos en el barro o en la tierra, en el monte o en la pampa desolada, allí donde también vive gente que nunca aparece por TV- esa publicidad resulta indignante.

En la provincia "Invencible", hay pueblos enteros que no tienen agua para tomar. No para bañarse, lavar el auto o regar el jardín. Ese lujo asiático no es siquiera imaginable. Pero lo más escandaloso es que no estamos hablando de pueblos que agonizan en medio de un desierto estéril o en un salitral inconmensurable. Son localidades rodeadas de campos fértiles en plena producción agrícola-ganadera. Eso sí, en manos de 4 o 5 terratenientes, algunos de ellos -se sospecha- viven fuera del país.

En El Nochero, departamento 9 de Julio, la comuna instaló un aparato que potabiliza el agua bajando la sal y el arsénico a dosis aptas para el consumo humano. Pero apenas llega a 3.000 litros diarios; por lo tanto, la comunidad que anda cerca de los 2.000 habitantes, desde la mañana a la noche forma fila con sus bidones frente a la preciosa fuente. Esta no es más que una antigua bomba manual. Tal vez así, al ser dura tarea para las escuálidas niñitas que concurren a llenar sus plásticos, se consuma menos y se pueda repartir más. Una canilla sería un obsceno derroche.

Las vías del ferrocarril que funciona para transportar cargas (privado), pasan a 20 metros de "La Bomba". Llevar en cisternas de agua desde la ciudad de Santa Fe a esa zona, resulta una misión imposible por la maraña burocrática que hay que vencer y, sobre todo, porque no hay cisternas aptas para dicho transporte ("...ramal que para, ramal que cierra").

En estos días nos sacude la información de la muerte por desnutrición (nosotros decimos "de hambre") de dos inocentes criaturas en Venado Tuerto. Tan luego allí, en el corazón de la Pampa Húmeda, en medio de millones de toneladas de soja, de trigo, de maíz, de carne, de leche, etc.

Podemos coincidir con el Presidente Néstor Kirchner en que "la indigencia no se puede terminar de un día para otro", pero en Santa Fe, nos gobiernan los mismos desde 1983. Y la pobreza y la indigencia no solo que no se terminan sino, por el contrario, crece. De esto no se habla. En la Provincia ningún funcionario explica nada. Lo único que hasta ahora hemos visto en algún diario son las inquietantes declaraciones del senador nacional oriundo de Gálvez, Oscar Lamberto, sosteniendo "...mientras haya pobres, seguirá habiendo gobierno peronista".

Aclaración: Lamberto está en el poder desde 1983, primero legislador provincial y luego, actualmente, legislador nacional, hombre de inocultable lealtad primero a Menem, luego a Duhalde, ahora a Kirchner e incondicional a Reutemann y Obeid.

Autor: Alejandro Krumm, coordinador de la delegación regional de la Federación Agraria Argentina (FAA) con asiento en la ciudad de Santa Fe.