OPINIÓN
Temiendo a los ciudadanos independientes
El autor de esta nota critica la eventual suspensión de la Ley N° 25.611 de internas abiertas, en lo que considera otro intento del Gobierno Nacional por consolidar aún más su plataforma hegemónica de poder, marginando a los ciudadanos independientes de los mecanismos de elección democrática.
Redacción El Santafesino
11/10/2006


El Gobierno Nacional tiene en "mente" suspender la aplicación de la Ley N° 25.611 de internas abiertas. En definitiva, un nuevo cachetazo a la ciudadanía. Esta ley fue proclamada para que dejaran de existir los candidatos a "dedo" y es de aplicación en los casos de candidatos presidenciales y legisladores nacionales (algunas provincias la asimilaron). Esta metodología se sustenta en la democratización de los partidos políticos, teniendo como objetivo impedir que la clase dirigente determinara quiénes “deben” integrar las listas (sábanas) de cada partido.

Recordemos que esta ley fue resistida por quienes sostenían que únicamente los afiliados podían tener ingerencia y votar. Es decir, la conocida “teoría de los cartones punteriles”, de padrones nunca depurados, de doble, triple, etc. afiliación para votantes de Internas. Llámese el "amor" al clientelismo y al "aparato" para digitar las listas.

Nuevamente Kirchner echa mano a la exclusión ciudadana, en la "amnesia" de que llegó a la Presidencia por este sistema.

Dado que si en el Partido Justicialista se hubieran realizado elecciones internas entre afiliados, Menem hubiese sido el candidato. Es volver al criterio de democracia para unos pocos (los afiliados).La ciudadanía Independiente queda excluida si prospera la derogación o suspensión de esta ley. Después hablarán de "genuinos representantes", "iluminados por las bases" etc., pero en definitiva se vuelve a desconfiar de la capacidad de los independientes, que a la postre son los menos "contaminados" por las camarillas dirigenciales.

Autor: Lic. Francisco Scolaro. DNI: 47.025.85. Palomar (Buenos Aires)