El Santafesino
Opinión
AMSAFE LA CAPITAL
A un año de la promoción asistida

A poco menos de un mes para finalizar la gestión de la ministra de Educación, Adriana Cantero, desde AMSAFE La Capital analizan los alcances del decreto de promoción asistida que está pronto a cumplir un año de vigencia.

11/11/2007

Leer más sobre
promoción asistida
educación pública
AMSAFE La Capital



Si hoy sacáramos una foto del patio de cualquier escuela de la provincia de Santa Fe, podríamos ver dibujada las diferentes realidades que atraviesan a nuestros alumnos, sus familias y los docentes, entonces podríamos formularnos varias preguntas, algunas con respuestas y otras no.

¿Cuál es la política pensada en materia educativa para estos alumnos? ¿Cuáles son las herramientas que el gobierno le ha otorgado a los docentes para resolver las problemáticas que atraviesan a los alumnos? ¿Cuál fue durante este gobierno la política social llevada adelante en defensa de los niños y adolescentes en nuestra provincia? ¿Los edificios escolares tienen las condiciones necesarias para el normal dictado de clases? ¿Cuál fue la inversión que el gobierno realizó en materiales didácticos? ¿Se crearon los cargos necesarios de docentes de grado, especialidad, bibliotecarios, etc.? ¿Participaron los docentes de la construcción de una política educativa que realmente incluya a los alumnos? Estos son algunos de los muchos interrogantes que podríamos seguir enumerando.

Es tiempo de balances a esta altura del año y de gestión de una ministra que cerró los ojos y los oídos a los que realmente comparten día a día la vida de los alumnos, para quienes los niños y adolescentes son un nombre con una historia de vida y un presente y no un número colocado en una encuesta que muchas veces baja o sube de acuerdo a las necesidades políticas y financieras.

En diciembre de 2006 la Ministra anunciaba el decreto de promoción asistida como la solución a la problemática educativa de esta provincia. Sin lugar a dudas, con este decreto los niveles de repitencia disminuirán este año pero en verdad nada se ha resuelto, por el contrario la situación ha empeorado.

Como todo lo impuesto, lo no construido no puede tener resultados óptimos y esto es lo que denunciamos apenas conocimos el decreto.

La Comisión Directiva Provincial de AMSAFE elaboró el documento "La promoción asistida… La imposición resistida" donde denuncia que "la decisión tomada por la ministra ignora el trabajo que cada institución educativa llevó a cabo durante el ciclo lectivo". Casi un año después, repetimos que la escuela no se vuelve inclusiva por decreto. Una escuela se vuelve inclusiva cuando atiende a las necesidades de todos sus actores, cuando reconoce la trayectoria del trabajo realizado y lo mejora desde el conjunto, la discusión y la construcción de esa escuela que necesitan nuestros alumnos y docentes.

"Un proyecto político totalizador debe contar con: recursos materiales suficientes (creación de cargos, gabinetes de profesionales especializados en cada escuela) matricula no mayor a 25 alumnos, edificios escolares en condiciones, estabilidad del plantel docente, universalización y obligatoriedad del nivel inicial. Atención a los niños desde los 45 días", afirma el texto "Un nuevo parche en la política educativa", escrito por María José Marano de la Comisión Directiva de AMSAFE La Capital.

Hablamos del derecho social a la educación, y eso hace necesario repensar la escuela. Por ello, las acciones que deben llevarse adelante son diversas y no es el camino, sin lugar a dudas, la promoción asistida.

Repensar la escuela, volverla inclusora, significa invertir en una nueva formación docente de base y en servicio con la que todos los trabajadores de la educación nos preparemos para recibir a nuestros alumnos que tienen matrices culturales y esquemas de acción muy diferentes a la escuela tradicional.

Una escuela de escala humana, pensada para estudiantes con nombre, apellido e identidad propia, con equipos docentes que puedan discutir y elaborar cara a cara el proyecto necesario para esa comunidad.

Una escuela pensada con espacios físicos necesarios para el mejor desarrollo de la tarea pedagógica, donde lo científico, las artes, la actividades deportivas sean espacios organizadores y orientadores de la vida de los alumnos.

Una escuela pensada con biblioteca para que el alumno pueda apropiarse mejor del conocimiento y el disfrute de la lectura. Todo esto sería en verdad, asistir al alumno.

No ha comprendido esta ministra, que se ha asumido como gendarme de una política de los sectores dominantes, que pretende legitimar un sistema educativo intentando diluir los conflictos que son los movilizadores de otras construcciones superadoras, que la promoción por decreto ha sido un grave error político. Ha pretendido hacer prevalecer el individualismo por sobre la construcción de una verdadera escuela pública donde el conflicto es parte de la dinámica del aprendizaje y de las relaciones sociales para que todos puedan sentirse parte de ella.

Nuevamente los docentes le hemos dado una lección al Gobierno, al no permitirle que avance con pasantías a cargo de estudiantes y de docentes jubilados, que indudablemente implicaba un retroceso en nuestras condiciones de trabajo. Pero vamos a seguir por mucho más. Vamos para impedir que nuestros alumnos pasen de grado por decreto, vamos para reafirmar que los criterios de evaluación y de promoción son exclusivos de los docentes de cada institución.



COMENTARIOS DE LECTORES
Haga click  para publicar sus comentarios en este espacio (es necesario estar registrado como usuario).

Comentarios de lectores
Lea los comentarios de los lectores acerca de este artículo
Utilidades

Inicio | Agenda | Cultura | Economía | La Región | Opinión | Política | Sociedad | Vida
Colaboradores | Publicidad | Contáctenos

Copyright©2000 - 2006 El Santafesino - Santa Fe, Argentina.