FECECO Y SU POSTURA
El sector comercial rechaza las retenciones
En una carta dirigida a la Presidenta de la República Argentina, Sra. Cristina Fernández de Kirchner, Jorge Sobrero y Juan Grimalt, presidente y secretario respectivamente de la Federación del Centros Comerciales, manifestaron sus argumentos al respecto, en defensa de las economías regionales. Por otra parte, suman su oposición las Bolsas de Cereales.
20/03/2008


Nos dirigimos a Ud. a los efectos de expresarle nuestro rechazo a las nuevas retenciones establecidas por el gobierno nacional a las exportaciones del sector agropecuario. Esta medida destruye las economías regionales del interior del país propendiendo a la construcción de un país económicamente concentrado y sin una distribución equitativa de las rentas generadas por el interior.

La desacertada política en materia de distribución de riqueza y recaudación fiscal conduce inevitablemente a un país dividido, empobreciendo al sector que produce y que arriesga su capital, por ello insistimos en la necesidad de coparticipar adecuadamente las rentas generadas en cada una de las provincias productoras redistribuyendo las retenciones ya existentes que contribuirán a sostener y mejorar su capacidad productiva.

Como representantes del sector comercial del interior del país, afectados directamente por las consecuencias de tan equivocada medida esperamos que el sentido federativo y equitativo guíen a la Sra. Presidente a un diálogo fecundo con los distintos sectores discriminados con la aplicación de estas medidas.

Las bolsas de cereales

Las Bolsas de Cereales abajo firmantes que nuclean a las entidades representativas de todo el quehacer agrícola, desde la producción, comercialización y manufactura, hasta la provisión de insumos y servicios, hacemos público nuestro rechazo al nuevo esquema de derechos de exportación.

El nuevo sistema destruye los incentivos para concretar negocios futuros, en el mercado físico, como así también, las operaciones de los mercados a término institucionalizados, únicos mecanismos genuinos y transparentes de descubrimiento de precios.

Como resultado de lo mismo, el comercio granario se retrotraerá a mecanismos precarios y primitivos, concentrando los negocios al tiempo de las cosechas, con la consecuente caída de precios, perjuicios financieros y logísticos y pérdida de competitividad del único sector que ha demostrado poseerla, a los más altos niveles internacionales. Asimismo, el esquema ocasionará un franco desestímulo a la radicación de inversiones para una mayor agregación de valor.

Por otra parte, provocará una notable transferencia de recursos no coparticipables, del interior productivo a las arcas del gobierno central, restando posibilidades al desarrollo equilibrado y armónico del país.

En síntesis, se torna imposible coincidir con los argumentos de las autoridades económicas, formulados al anunciar el nuevo esquema de retenciones. Por todo ello, las Bolsas no podemos menos que comprender y compartir las razones que han llevado a las entidades de la producción, a las medidas de protesta resueltas por las mismas.

Adhieren: Bolsa de Cereales de Bahía Blanca; de Buenos Aires; de Córdoba; de Entre Ríos; Bolsa de Comercio de Rosario y Bolsa de Comercio de Santa Fe.




Leer mas sobre
Artículos relacionados