CARTA DE SU HERMANA
Clamor de justicia por Daiana en Santa Fe
La inseguridad que golpea a la ciudad capital envolvió en bronca y tristeza a la familia de Daiana Ruíz, que movilizó al barrio La Florida en reclamo de justicia y leyes más duras para los homicidas. Reproducimos la carta que su hermana envió a la prensa.
07/06/2008


Estimados comunicadores, que saben representar la voz del pueblo, y hacer llegar a todos la realidad del mundo en que vivimos. En esta triste ocasión, me dirijo a ustedes con la voz agotada de pedir justicia a las autoridades, por la condena de quien sin piedad y con total crudeza quitase de entre nosotros el pasado viernes 30 la vida de mi hermana, Daiana Ruíz (22).

Quien como sabrán, en un intento de robo, perdió la vida por herida de arma de fuego a sangre fría. Hecho por el cual los responsables ya han sido capturados.

Mi pedido, es que utilizando sus herramientas de trabajo, hagan llegar a los funcionarios encargados de dictar las Leyes, estas líneas con la intención que reconsideren la posibilidad de reducir la minoría de edad para aplicar la pena de Reclusión Perpetua.

Hoy en día, un adolescente de 17, 16, 15 años; es totalmente consciente de sus actos. Y, al cometer un delito, los daños causados son los mismos que una persona mayor de edad. Es entonces que la vida de mi hermana no la voy a recuperar, así sea que el responsable tenga 15 o 18 años. Por tanto, es mi pedido y el de muchas víctimas y familiares mas que quizás el dolor o el temor apaga sus voces, de solicitar sea reconsiderada esa edad mínima por la cual no es justo que un joven de 15 años no pueda cumplir la misma condena que uno de 18 años de edad. Teniendo sus daños causados el mismo irremediable resultado.

Es por estos argumentos anteriormente expuestos también, que creo justo para el descanso de Daiana, que la condena de su asesino no sea la de Cadena Perpetua, sino de Reclusión Perpetua para el ejecutor del delito y sus cómplices. Consideramos que esto no es acto de una sola mente, y que la presión o el impulso de la gente que acompaña al ejecutor, es tan culpable como el mismo. Y es eso por lo que estoy luchando.

Asimismo, espero que esta sanción sea ejemplo para que aquellos que al tomar un arma con intenciones de realizar actos de similar magnitud, lo piensen dos veces. Y no que se vean amparados por la Ley hasta llegada su mayoría de edad.

La impotencia que hoy estoy desafiando de ver con una condena como la Cadena Perpetua que da oportunidades de una temprana libertad a quienes quitaron a Daiana de mi vida sin piedad alguna, no se la deseo a ninguna madre, padre, hermana...

La vida de Daiana no tiene retorno, y eso es una herida que no ha de cerrar. Es su mirada que se pierde, son sus manos que ya no acarician, son años con un futuro por delante, que nunca va a ser posible. La arrancaron de mi lado de un segundo a otro, sin oportunidad de una mínima despedida.

Por tanto hago llegar a ustedes este pedido, pidiéndoles por ella, que se hagan eco de este reclamo que día a día hacemos crecer. Por tantos mas que han sufrido la misma situación y no han sido escuchados.

Desde ya muchas gracias.

Autor: Nadia Ruíz. justicia_por_daiana@hotmail.com




Leer mas sobre