CARTA DE LECTORES
Campo y Minería
"De inmediato deben derogarse las leyes vigentes de promoción minera mencionadas y la Resolución No. 125/08. Y deben equipararse las cargas tributarias de los productores mineros transnacionales con las de los productores agropecuarios argentinos" advierte el autor.
11/06/2008


Las Leyes vigentes de promoción minera (Ley de Inversiones Mineras Nº 24196/93, con las modificaciones introducidas por las leyes Nos. 24296, 25161/99 y 25429/01; Acuerdo Federal Minero - Ley Nº 24228 y concordantes de Menem, Cavallo, Maza y Kirtchner) disponen para la actividad un tratamiento de excepción que, ante el cambio extraordinario en los precios de los principales minerales en los últimos diez años, aumento del 1114% para el cobre, del 257% para el oro; del 829% para el petróleo (la soja sólo el 99%), lleva a la minería metalífera a obtener ganancias inalcanzables por otras actividades económicas.

La participación de las filiales de empresas transnacionales extranjeras en el total de la producción minera argentina es del 100%, una cifra que sólo se encuentra en países africanos tales como Gabón, Ghana, Guinea y Malí; y en algunos países asiáticos periféricos. Esto contrasta con la situación en Brasil, donde la participación del capital externo en la gran minería es de poco más del 10%.

Con respecto al petróleo, la situación es similar. La participación de filiales extranjeras en la producción de petróleo y gas fue de, aproximadamente, 80% en Argentina y sólo 2% en Brasil. Los procesos de extracción de minerales metalíferos son altamente contaminantes con permanencia irremediable en el futuro, a la vez que se establece un régimen discriminatorio, que castiga al productor agropecuario mientras subsidia y promociona la extracción por extranjeros de recursos minerales no renovables a los que se les dan beneficios impositivos y fiscales increíbles.

Inclusive, las exportaciones mineras por puerto patagónico gozan de un reintegro del 5%, lo que significa que el Estado termina pagando para que las empresas extranjeras se lleven las riquezas naturales no renovables argentinas. De aplicarse a la minería un esquema fiscal tal como el vigente para el agro, se recaudarán anualmente U$S 6400 millones, en vez de los U$S 1000 millones adicionales del campo confiscados por la Resolución No. 125/08.

De inmediato deben derogarse las leyes vigentes de promoción minera mencionadas y la Resolución No. 125/08. Y deben equipararse las cargas tributarias de los productores mineros transnacionales con las de los productores agropecuarios argentinos.

Jesús Matías Filomeno Ocampo-DNI 4640262.




Leer mas sobre