OPINIÓN
Crisis y gobierno local
El Presidente del Concejo Municipal, Dr. Jorge Henn, y el edil Dr. Carlos Suarez (FPCyS), opinaron sobre la necesidad de unir esfuerzos y decidir medidas concretas para mitigar los efectos de la crisis global en el ámbito de la ciudad. Resaltaron la importancia del llamado del intentende a la mesa de diálogo Con distintos actores de la sociedad.
28/02/2009


Participamos con mucho agrado de la convocatoria que el Intendente de la ciudad, Ing. Mario Barletta, realizó a los sectores políticos, económicos y de la sociedad civil, para discutir medidas y acciones que permitan superar de la mejor forma posible una crisis, que tiene como característica principal, la de ser “efectivamente global”.

Indudablemente, la actitud del Ejecutivo local denota una voluntad de involucrarse en el problema. Entendemos que el llamado a la sociedad civil viene a fortalecer esa suerte de nuevo paradigma a construir por todos, dejando de lado el binomio Estado–mercado que prevaleció durante mucho tiempo y que, conforme a la época y a las ideas económicas, puso a uno por sobre el otro, siendo sin duda uno de los grandes responsable de la crisis que hoy nos afecta.

Fue la aplicación de políticas neoliberales las que hicieron predominar con furia al mercado por sobre el Estado, reduciendo a éste casi a su mínima expresión. Hoy, se plantea una situación superadora en la que podemos hablar de un trinomio, en el que encontramos al Estado–el mercado–la sociedad civil, este último como punto de equilibrio y control de la posibilidad de prevalencia de uno u otro actor.

En este sentido, volvemos a saludar la iniciativa del Ejecutivo Municipal. Ya lo habíamos hecho en oportunidad de acercarle algunas propuestas relacionadas a un sector puntual de la economía local para discutir en un ámbito similar al conformado.

Creemos que los anuncios de hacer un esfuerzo para mantener los niveles de inversión local en obra pública, redoblar las energías para gestionar frente al Gobierno Nacional no sólo fondos sino también que salden las deudas que puedan tener con el Municipio o, en cuanto a la transferencia de importantes terrenos que se encuentran en sus manos y que la ciudad podría decidir cómo explotarlos mejor; y la conformación del Consejo Económico y Social como ámbito de discusión permanente, son buenas medidas para épocas de crisis, donde necesitamos un Estado audaz que, sustentado en la viabilidad y la permanencia en el tiempo, toma riesgos que desde el punto de vista empresario se evalúan de otra forma.

Creemos que el Municipio debe tomar un rol central, que lo transforme en protagonista, coordinador y administrador de las necesidades que la crisis genera. Para ello, entendemos que hay que estructurar todas las medidas a aplicar y las decisiones sobre la base de dos valores: Solidaridad y Compromiso.

Solidaridad para afrontar la época de crisis desde cada sector de la economía, y no desde la más pura lógica de mercado ni respondiendo al principio de máxima ganancia -incluso cuando ésto implique resignar una parte de ella para sostener la economía local.

Compromiso para tomar y mantener determinadas medidas que probablemente no respondan al máximo lucro, pero que generan un profundo impacto social. Como ejemplo, destacamos la presencia del Ministro de Trabajo de la provincia en esta reunión, y la Responsabilidad Social Empresaria para sostener las fuentes de trabajo en época de crisis.

Es aquí donde el Municipio debe tener un rol activo, como promotor y “certificador” de la solidaridad, trasformándose en garante del compromiso que asuman los empresarios y comerciantes, no sólo a los efectos de control sino además porque debe ser imaginativo al momento de premiar y resaltar estas conductas.

Sobre este punto, es necesario buscar la forma de otorgar estímulos desde el Estado a quienes voluntariamente asumen un rol social importante en la crisis, ya sea manteniendo fuentes de trabajo o contratando mano de obra local. Desde la Secretaría de la Producción municipal se debería informar sobre los diferentes paquetes de ayuda que existen a nivel provincial o nacional, asesorar y comunicar sobre formas de financiamiento existentes, simplificar todo lo posible los procedimientos y mecanismos de acceso a los beneficios o créditos, buscando con eficiencia superar la burocracia que normalmente precede a los mismos.

La reunión fue una buena iniciativa. Creemos que este es el momento de articular con cada sector particular de la economía local las medidas concretas a llevar adelante y evaluar desde el Ejecutivo Municipal la posibilidad de otorgar beneficios específicos, quizás imputables a otros ejercicios, pero que permitan a los empresarios y comerciantes locales planificar y contar con ellos, como complemento del insustituible rol que tienen en el desarrollo de la obra pública como mecanismo incentivador de la economía y gestor a otros niveles estaduales de fondos para el municipio.




Leer mas sobre