OPINIÓN
Fútbol y nacionalidad
30/10/2012


Los recientes acontecimientos con ciudadanos argentinos en un Partido de fútbol, en Paraguay, y los no menos recientes sucesos con la “diosa” Moría Casan y sus delirios, también en Paraguay, más allá de “chauvinismos, “nacionalismos”, al menos, dos cosas que ocurren en países que la “viveza criolla” – mejor porteña – con estereotipos xenófobos – los “paraguayos”; los bolitas – etc.: 1) Que –con humanos errores– existe Autoridad y Coacción, los dos elementos que identifican al Derecho… es decir que existe Derecho y que alguna vez se aplica… aún cuando lejos estoy de creer que estos países simbolizan el Estado de Derecho necesario y deseable; 2) Que, culturalmente, el Derecho no se aplica en nuestro país, bajo eufemismos varios.

Ya que nos gusta compararnos con Europa y no con Latinoamérica - ¿Alguien imagina a jueces, fiscales y policías “mirando para otro lado”, y piquetes de 3 o 4 vándalos, tribunas, destruyendo, barras bravas provocando? Y no estoy hablando de judicializar “protestas sociales”, sino de aplicar Autoridad y Coacción Legal a los vándalos de todo tipo. Otra cosa, genera violencia social aún de los “mansos”.

La corrupción, que no sólo es una medida de “cualidad” política, sino de “calidad” social, pues significa la desnaturalización de la sustancia –sea, definitiva, política, religiosa, social– se arrastra como serpiente venenosa por toda la piel argentina; la corroe y la degrada. Seamos capaces, con Autoridad y Coacción Legal, de frenar la decadencia institucional que nos embarga.

El Fútbol, con su innegable vinculo con la Política y la Corrupción económica, es un excelente “campo de maniobras” para comenzar a ejemplificar, pero en positivo.

Deberíamos entender, para ser realmente “cultos”, lo que es visitar un País Soberano con sus leyes… estamos tan “mal aprendidos” a autoconsiderarnos la “raza blanca superior de América Latina”, que no advertimos que “no nos quieren”…; o a caso nadie tuvo la experiencia? – como yo años atrás – que v.g. en Viña del Mar (Chile) no atendían los comercios a “los porteños”… Tampoco en ciertos comercios de Lima (Perú)… o que en un camping de Brasil hubo carteles en todos los idiomas… “cuidado, hay argentinos”… - (y los vi en Alemania). ¿Por qué “cambiamos” - para bien – cuando vivimos y trabajamos en otros países…, incluso los jugadores de futbol, que se “disciplinan”, cumplen, practican… juegan?

Somos un país que podría ser maravilloso – naturaleza, gente, inteligencia, etc. – sino fuéramos un “País al margen de la Ley” (Jurídica y Ética) como nos apostrofaba, en su celebre libro, el maestro Carlos Santiago Nino… y que los dirigentes, funcionarios y jueces “colaboren en la superación”… Y mucho, que su función no es sólo cobrar.

Por Dr. Mario Pilo. Abogado – Docente en Sociología y Derecho.




Leer mas sobre