OPINIÓN
Compensar es lo justo
En estos días el Poder Ejecutivo ha enviado el Mensaje N° 4203 a la Legislatura proponiendo la modificación de la Ley de Obras Menores.
20/02/2014

En los últimos 8 años las localidades comprendidas en el Fondo de Obras Menores recibieron montos cercanos a los 1.200 millones de pesos mientras que Rosario y Santa Fe recibieron apenas 240 millones de pesos.
Fuente: Prensa Senador provincial Hugo Marcucci

La Ley Provincial N° 12.385 crea el Fondo para la Construcción de Obras y Adquisición de Equipamiento y Rodados, para Municipios de Segunda Categoría y Comunas de Santa Fe; es lo que hoy conocemos como “Ley de Obras Menores”. Esta normativa fue sancionada en noviembre de 2004, y el principal fundamento que surge de las versiones taquigráficas de ambas Cámaras tuvo como finalidad compensar el fenomenal desequilibrio que suponía la no inclusión de estas localidades a lo que se conoce como el Fondo de Emergencia Social o Fondo del Conurbano, que sólo lo recibían las ciudades de Santa Fe y Rosario. El objetivo último era remediar, compensar y colocar en un plano de equilibrio y justicia la realidad que sobrellevaban los municipios de segunda categoría y las Comunas respecto de los grandes conurbanos de la provincia.

No podemos dejar de recordar que el Fondo de Emergencia Social (Ley N° 24.443) fue creado por el Congreso de la Nación, y que la finalidad del mismo residía en proporcionar a las dos mayores ciudades una asistencia económica en atención a los servicios que suministran y las necesidades que atienden sobre importantes sectores de la población con escasos recursos, graves problemas socio-económicos y con necesidades básicas insatisfechas. En nuestra Provincia existen dos grandes aglomerados urbanos, el Gran Rosario y el Gran Santa Fe, en los que hay aproximadamente 1.650.000 habitantes, constituyéndose en una de las áreas geográficas con más densidad del territorio argentino, cuya expansión se explica en alguna medida por el proceso de migraciones internas.

Es por ello que el surgimiento de esta ley provincial sienta sus bases sobre esta relativa inequidad que sobrellevaban las localidades más pequeñas. Y su monto inicial ascendía a veinte millones de pesos.

Sin embargo el monto inicial de $20 millones luego aumentó a $40 millones. Y finalmente en el año 2007 se modifica la normativa, y dicho monto queda “atado” al crecimiento del presupuesto provincial. Es así como este Fondo fue aumentando año a año, con mayor fuerza desde la modificación de la ley en el año 2007.

Si comparamos los extremos, desde la modificación de la norma (2007) hasta el presente año, el crecimiento en términos relativos asciende al seiscientos veintiséis por ciento (626%), mientras que el Fondo del Conurbano, se mantiene absolutamente congelado desde su inicio en treinta millones ($ 30.000.000), por lo que ha quedado totalmente desactualizado. En los últimos 8 años las localidades comprendidas en el “Fondo de Obras Menores” recibieron montos cercanos a los $1.200 millones de pesos mientras que Rosario y Santa Fe recibieron apenas $240 millones. A modo de ejemplo, las localidades como Rafaela, Reconquista, Venado Tuerto o Villa Gobernador Gálvez, con poblaciones que oscilan entre 70.000 y 90.000 habitantes, recibirán para el año 2014 similares montos al que recibe la ciudad de Santa Fe a través del Fondo del Conurbano, sin embargo ésta última posee una población sensiblemente mayor.

Resulta enormemente paradójico, pero hoy los mismos fundamentos esbozados en su momento para dar nacimiento al Fondo de Obras Menores son absolutamente válidos para abrir el debate en torno a la inclusión de Rosario y Santa Fe al mismo.

Cabe recordar que con la iniciativa quedan contemplados todos los municipios y comunas de la provincia; en su artículo 4° incorpora al fondo de referencia a los Municipios de Primera Categoría estableciendo los parámetros de distribución entre ellos. A su vez el proyecto faculta a los municipios y comunas a afectar anualmente hasta el veinticinco (25%) para ser aplicado a gastos corrientes, se flexibilizan las transferencias y se amplía los destinos de su uso.

Es por ello que creemos oportuno que el Poder Ejecutivo haya abierto el debate con su inclusión en el temario de proyectos para que sea tratado en sesiones extraordinarias, lo que significará una mayor equidad en la distribución de los ingresos entre los municipios y comunas.

En este escenario valoramos enormemente el mayor esfuerzo fiscal, que estimamos en el orden de los cien millones de pesos, para que las ciudades de primera categoría puedan ser contempladas en la normativa de referencia; hecho que impactará en mayores obras para la ciudad de Santa Fe y criterio que apuntala a su vez la descentralización del gasto, fortaleciendo la organización municipal.

Por Hugo Marcucci

Senador provincial por el Departamento La Capital




Leer mas sobre