PANORAMA
EMPRESARIO
REGIONAL



REALIDAD EMPRESARIAL PREOCUPANTE
Poletti: “Hoy muchas empresas cierran y no hay generación de empleo”
Es gerente del Centro Comercial, Industrial y de la Producción de Sunchales. Aunque es optimista -sostiene que toda crisis deja una estela de demanda-, ve con preocupación la actualidad económica del país y lamenta la situación por la que está atravesando Sancor.
Por Gustavo Schnidrig
Redacción El Santafesino
27/03/2017

“Los argentinos debemos contribuir a una condición más transparente, estable y con reglas claras, a fin de trabajar con menos incertidumbres”, afirmó Oscar Poletti.
Fuente: Guillermo Reutemann

El Centro Comercial, Industrial y de la Producción (CCIP) de Sunchales es una entidad gremial con 71 años, que nuclea a cerca de 400 empresarios, industriales, productores y gerentes del sector de servicios de la ciudad y la región.

A la cabeza del CCIP está Oscar Poletti, hombre de aspecto sencillo pero formal, con un modo de hablar pausado y conciso. El único elemento que desentona dentro de su discreta oficina es el enorme mapa de Sunchales, colgado en el centro de la pared que da a su espalda. Está protegido por un marco que a simple vista se nota resistente. Es un dato que muestra la esencia de este dirigente, porque permite comprender por qué el hilo de autenticidad en su relato se desanuda cada vez que tiene que dar un parecer sobre la ciudad donde vive.

Claro está, en el centro de este discurso se encuentra la situación económica de Sunchales, sobre la que afirma: “No estamos ajenos a la situación país; la observo convulsionada, lejos de una tranquilidad que uno anhela”.

¿Qué hace falta para lograr esa tranquilidad?

No es preciso atribuir toda la responsabilidad de la crisis al actual Gobierno nacional. Los argentinos debemos contribuir a una condición más transparente, estable y con reglas claras, a fin de trabajar con menos incertidumbres. Por eso es importante que entre todos logremos las condiciones para desarrollar y proyectar diferentes oportunidades de inversión, tanto a nivel macro como en lo cotidiano. Es decir, generar la certeza de que se puede mantener estable un negocio en el tiempo.

¿Cómo es ese país que debemos construir?

Aunque en la actualidad está más cercano a la utopía, mi deseo es que se consagre como un país productivo, capaz de exportar y en el que tengamos todos igualdad de condiciones.

¿Qué falla?

Uno carga la responsabilidad en el sector político, porque son quienes deben promover la modificación de conductas. Pero existen además otras cuestiones, donde todos tenemos cierto grado de responsabilidad. Cuestiones que abarcan a la situación país, sí, pero también a la gremial y a la de las competencias. Hay muchas tensiones que generan, entre otras cosas, la baja en los precios del sector primario, y la dificultad de colocar los productos en el mercado.

En la actualidad, ¿hay algún sector en alza, capaz de marcar el camino?

Cuando hay situaciones de crisis -y las hay de forma permanente-, sucede que algunos sectores salen algo beneficiados. Se da producto del juego de la oferta y la demanda. Pero hoy todos los sectores están atravesando momentos difíciles: cayeron las ventas, incrementaron los costos de producción y aumentaron los impuestos.

Sin embargo, mi posición suele ser optimista. Tiendo a pensar que las situaciones favorables van a llegar; soy un convencido de que después de una crisis queda latente una demanda contenida. Pero lo cierto es que hoy muchas empresas cierran y no hay generación de empleo.

Y la Emergencia Hídrica empeoró la situación…

Naturalmente, porque afectó a todo el arco comercial, pero principalmente a la actividad lechera y productiva. A ella se le suma la dificultad que está atravesando la firma Sancor, importante cooperativa a nivel nacional e internacional, y orgullo para todos los sunchalenses. Duele mucho que la ciudad esté pasando por tales trances.

 

El CCIP por dentro

 

¿Cuántos socios tienen?

Somos 400 entidades nucleadas en el CCIP. Entre ellas se cuentan las entidades más tradicionales de la ciudad, de mayor antigüedad, y es algo que nos fortalece.

¿Cómo trabajan?

Es muy importante el rol de entidades como las nuestras porque tratamos de generar un núcleo referente, capaz de defender y contribuir al sector que representa. El CCIP tiene 71 años y siempre mantuvimos un régimen de reuniones periódicas, generalmente de forma mensual.

Debe resaltarse que gestionamos pensando en la ciudad de un modo integral y no solo en nuestros afiliados. Por eso nuestras acciones son amplias. Van desde el dar nuestro punto de vista al momento de elaborarse una Ordenanza municipal, hasta el hacer saber a quienes corresponda las dificultades del sector.

La dirigencia debe ser sensible a los problemas de sus pares. Por eso estamos en permanente contacto con nuestros socios, y generamos lazos con los diversos estamentos gubernamentales o con otras entidades tales como la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), o la Cámara Argentina de Comercios y Servicios (CAC).

La última gran apuesta fue la tarjeta de fidelización; ¿qué repercusión tuvo?

Las crisis conspiran fuertemente contra el consumidor, porque se achica el presupuesto y el ciudadano piensa dos veces antes de invertir o comprarse un objeto. En este marco, uno de los objetivos de la tarjeta de fidelización es que los sunchalenses consuman en Sunchales. Hicimos una pequeña inversión para que cada socio de la entidad tenga dos de ellas. Paralelamente, se estableció un convenio con alrededor de 50 firmas comerciales, que otorgan descuentos y beneficios a quienes la poseen.

Es una herramienta que de a poco se empieza a visibilizar. Fue muy importante, en este sentido, el acuerdo con el Centro de Empleados de Comercio (CEC) local. Logramos que los empleados de comercio puedan tener la tarjeta. Fue una forma de mejorarles los ingresos, porque se benefician con los descuentos.

¿Cuáles son los desafíos internos actuales?

Estamos muy limitados en recursos. Vivimos del aporte de los socios y de las entidades que nos representan. Pero es un dinero que no alcanza para sostener la estructura. Es decir, para realizar de forma eficaz nuestra labor gremial: por ejemplo, que un dirigente pueda contar con los recursos necesarios cuando debe viajar a una reunión.

También nos preocupa tener mayor llegada a los socios. Por eso estamos creando una Mutual, pero es un proyecto que se encuentra todavía en los primeros pasos (se creó en 2014 y cuenta con alrededor de 350 afiliados).

Cada dos años, además, realizamos la Expo-Sunchales. Es una actividad eficaz para mostrar lo que nuestra ciudad produce, y que realizaremos en septiembre de este año.




Leer mas sobre