PANORAMA
EMPRESARIO
REGIONAL



ESLABONES EN CRISIS
El sector industrial porcino atraviesa un complejo escenario
Entre un sector primario recuperado y un sector industrial bajo presión, la producción porcina atraviesa un presente plagado de dificultades. Aumento de los costos, falta de apoyo crediticio y avalancha de importaciones desde Brasil, son algunos de los escollos que no tienen un resultado más negativo gracias al enorme potencial del sector.
Por Lic. Exequiel Kay
Redacción El Santafesino
24/07/2017

La empresa Figan debe hacer un esfuerzo significativo para sostener el empleo de 15 operarios que se desempeñan en la planta de Los Polígonos.
Fuente: El Santafesino

Según un informe sobre el sector porcino recientemente difundido por Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), la espalda financiera de los pequeños productores es uno de los temas a trabajar desde el Estado para darle viabilidad al negocio, teniendo en cuenta que el 96% de los establecimientos porcinos de la Argentina tienen menos de 50 cerdas madres en producción.

Para el relevamiento del departamento económico de esta entidad, las medidas que hoy necesita el productor porcino para alcanzar una mayor sustentabilidad están directamente vinculadas con el acceso a créditos blandos para la incorporación de tecnología, el ordenamiento tributario según escala, un mayor apoyo para la mejora del estatus sanitario, la simplificación de trámites y la capacitación tanto productiva como en las llamadas Buenas Prácticas.

Pero una de las principales preocupaciones de los productores porcinos de septiembre de 2016 a esta parte, es el aumento de las importaciones, casi con exclusividad de origen brasileño. Diciembre del año pasado registró un pico cercano al doble del tonelaje promedio importado durante 2016.

La otra cara de la moneda que justamente a raíz de los problemas de adulteración de carnes brasileñas, se frenaron las importaciones de parte de la Argentina, siendo el mes de abril el período más bajo del año en compras. Ahora, la estabilidad en los precios del maíz y la soja, el dinamismo del sector y los inconvenientes surgidos en el país vecino, para los productores locales el sostenido consumo interno de nuestro país puede representar una oportunidad.

En Santa Fe

Estos conceptos son refrendados por Carlos Ingino, titular de Figan y representantes de la Asociación Argentina de Productores Porcinos. En una cobertura para El Santafesino TV, desde su planta en el área industrial Los Polígonos, el empresario trazó un panorama entre la situación del sector primario y la realidad de la industria frigorífica.

“Después de un primer trimestre de 2016 muy complicado, a partir de la adecuación de los precios del maíz y la soja, el sector primario terminó ese año con una rentabilidad positiva. En 2017, no varió esta situación y el precio del cerdo en pie mantuvo sus valores. Por eso se sigue pensando en producir más cerdos”, destacó.

Respecto de la industria frigorífica, advirtió que atraviesa un escenario complicado por el aumento de los costos. A modo de ejemplo, puso el incremento del precio de la energía. “En nuestro caso, tenemos hasta un 900 por ciento de aumento en el costo de la energía. Si a esto sumamos que en los tres primeros meses de este año, se importó el total del año 2016, la realidad es crítica”, lamentó.

En un tercer plano de análisis, el consumo de carne de cerdo en Argentina se mantiene en alza. “En 2016 el incremento de faena trepó al 15 por ciento. El consumo está llegando a los 16 kilos de consumo per cápita. Es la carne que más está creciendo en el país y seguirá creciendo si los números cierran”, aclaró.

La provincia de Santa Fe es la tercera provincia productora de carne de cerdo y cuenta con un número importante de frigoríficos. Un dato no menor que deberían considerar las autoridades a la hora de pensar en las estrategias para fomentar la producción nacional. Una de esas herramientas es la asistencia crediticia, ámbito en el cual Santa Fe corre en desventaja por no disponer de una banca pública.

Inversión santafesina

Hoy con una capacidad ociosa del 95 por ciento, la empresa Figan atraviesa un momento de dificultades producto del contexto económico actual. Pensado para procesar y distribuir carne de cerdo para todo el país, hoy debe hacer un esfuerzo significativo para sostener el empleo de 15 operarios que se desempeñan en la planta de Los Polígonos.

Fundada el 2 de marzo de 2004 por cuatro inversores que confiaron en la administración de Trust Manager S.A. sociedad fiduciaria, la empresa cuyo titular es Carlos Ingino, comenzó produciendo invernada de hacienda vacuna hasta el año 2005, donde se incorporó la cría de ganado vacuno y se empezó a analizar la posibilidad de la producción porcina. En enero de 2006, se compraron los primeros reproductores de una de las más importantes empresas de genética porcina a nivel mundial y se comenzó con el desafío de la producción. A fines de 2008 fue inaugurada la primera carnicería exclusiva de cerdo, única en la ciudad de Santa Fe y sus alrededores, para llegar al consumidor final con una oferta diferente basada en cortes frescos no tradicionales y subproductos elaborados en forma artesanal.

En 2016 dio apertura a su frigorífico en Los Polígonos y a fines de ese año abrió sus primeras dos franquicias, en Santo Tomé y Esperanza. En breve inaugurará dos más en la ciudad de Santa Fe, y ya comercializa cortes envasados al vacío en supermercados de la ciudad capital.




Imágenes relacionadas

La provincia de Santa Fe es la tercera provincia productora de carne de cerdo y cuenta con un número importante de frigoríficos.
Fuente: El Santafesino

Leer mas sobre