PANORAMA
EMPRESARIO
REGIONAL



HECHA POR HOMBRES DE FIERRO, PARA LOS HOMBRES DE LOS FIERROS
La pieza fundamental para el automovilismo profesional
Collino Machines es la marca insignia de las autopartes de competición para las categorías profesionales y aficionados a los autos de carreras. Se encargan del diseño, la ingeniería, producción y comercialización de filtros, pedaleras, piezas de interiores, de motor, suspensión y transmisión.
Por Juan Ignacio Astor
Redacción El Santafesino
30/11/2017

Desde Sunchales, Collino se ha convertido en la marca insignia de las autopartes de competición.
Fuente: Guillermo Reutemann

Su nombre societario es C Force S.A, junto a su homónima marca y Collino Machines Racing, disputan el mercado de las autopartes de competición, cualidad que implica la más avanzada tecnología y diseño. El nicho de mercado se compone por los autos modificados, de carreras en ligas profesionales y automotores restaurados, ya que son partes para distintas aplicaciones. “Parece limitado el nicho pero es enorme con un campo de acción muy variado”, cuenta “Leo” Collino, el joven gerente de ventas de la empresa.

“Te exige estar siempre al día, es muy vertiginoso”, continua detallando sobre el ámbito comercial, “se debe cambiar, desarrollar y mejorar los productos constantemente”, además de la exigencia de estar a la vanguardia en técnicas de comercialización. Hoy en día están inmersos en el comercio exterior y en el mercado nacional, “sufrimos los mismos problemas que cualquier industria; alto costo de producción, costo laboral, importaciones, alta carga tributaria e imitaciones”. Más allá de ello, es un incipiente y creciente sector en el mundo y en el país, que ya hizo la transición de la informalidad y las micro empresas hacia entidades de mayor peso con amplios horizontes, “somos una de las primeras de la nueva generación, por elaborar en serie muchos productos que se hacían artesanalmente”, afirma Collino.

Por ser un mercado en desarrollo, el ingeniero junto a otros industriales de la rama de todo el país constituyeron recientemente la Cámara Argentina de Fabricantes de Autopartes y Elementos de Competición (CAFAEC), con sede en Buenos Aires y de la cual es tesorero.

Primeros pasos y próximos a seguir

Ningún comienzo mejor que una pasión, los “fierros”. Por acompañar a su padre -José Esteban Collino- a las carreras de autos, en las cuales hasta fue corredor, la competencia es un ambiente que conoce a la perfección. En un principio su padre se dedicó a la fabricación de maquinaria agrícola, pero a los 21 años de Leonardo falleció, entonces sus dos hijos continuaron con el negocio familiar. “No era de mi agrado el sector, el campo es muy inestable”, dependiente de las temporadas, el clima y el gobierno de turno. De todas formas su gusto y experiencia por los motores fue clave, que mejor que trabajar en lo que uno ama.

“En 3 años hicimos esa transición con mi hermano, arrancamos haciendo piezas para autos modificados, prototipos hechos manualmente”, cuenta Leonardo, que al elaborar productos a menor escala para luego reinvertir lo producido en la fábrica fue dando como fruto lo que es ahora Collino Machines.

“Aún no llegamos a nuestro objetivo”, es una carrera de innovación constante, sobretodo porque son proveedores de las mejores categorías del país de automovilismo; Turismo Carretera, Top Race, Súper TC2000, y Rally Nacional. “En casi todos los autos encontrarás productos nuestros”, tanto en el de Guillermo Ortelli y en la mayoría de los referentes del deporte. Esto implica que en un mismo año, por ejemplo, “se pueden evolucionar 2 o 3 veces el mismo volante, no se te permite descansar en este nivel de exigencia”.

El próximo objetivo para Collino Machines es exportar de forma firme y sostenida, “apuntamos a Brasil, con convenios con empresas de allá”, es un gigante que está entrando al mercado y la demanda de partes para motores Chevrolet Opala es muy alta por su popularidad en la competición de ese país. “Al competidor estadounidense lo hemos superado mejorando el precio y el rendimiento”, de esta forma uno hace su lugar y logra más ventas.

La necesidad de crecer

Para vender hay que producir más, ese es otro de los propósitos de sus dueños, incrementar su línea de producción. Hoy cuenta con una planta industrial, oficinas y un local de ventas moderno en su terreno de dos parcelas en el Parque Industrial de Sunchales, sobre la Ruta 34 Km. Nº 258. Actualmente se está efectuando la pavimentación y obras de infraestructura a su alrededor que elevan sus oportunidades y beneficios.

La infraestructura y los servicios en el parque industrial son un motor para el progreso, como presidente de la Comisión de Empresarios Industriales de Sunchales (CEIS), Collino dice que “se hizo gestiones para que municipio obtenga el crédito de nación y para definir la traza del proyecto”, que incluye la pavimentación, cordón cuneta y nuevo alumbrado. “Nos quedamos cortos solo con las obras”, piensa en que los industriales tienen más necesidades, como servicios técnicos, capacitaciones, entre otros. Revela además que está proyectada una ampliación de la zona industrial, y que el desafío es aprovechar la autopista 34 hoy en construcción. La impresión que a uno le da observando al local industrial es que todo está creciendo, tanto en su alrededor por las obras públicas, y por la construcción de una nueva fachada en la cara sur. Afirma su líder que están en sus planes “ampliar la capacidad de producción, vender más máquinas en nuevos destinos y requerir más mano de obra”, tienen espacio y condiciones para hacerlo.



Imágenes relacionadas

Leo Collino, el joven gerente Collino Machines una industria familiar que tuvo un nuevo rumbo.
Fuente: Guillermo Reutemann