PANORAMA
EMPRESARIO
REGIONAL



PREOCUPACIÓN EN EL SECTOR
La APyMEL sostiene que la tasa de interés ahoga a las pymes lácteas
Se conocieron nuevos e inquietantes números de la economía industrial: el sector Pyme argentino registró una caída del 6,4% de las ventas de Agosto de 2018 respecto del mismo mes del año anterior. Estos datos no sorprendieron al sector lácteo, pero atrajeron las miradas hacia una realidad que se torna preocupante.
Redacción El Santafesino
18/10/2018

Leo Francisco Godoy, socio Gerente de Mafralac Alimenticia SRL y vicepresidente de la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas Lácteas.
Fuente: Comunicación Mafralac SRL

El socio Gerente de Mafralac Alimenticia SRL y vicepresidente de la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas Lácteas, Leo Francisco Godoy, remarcó que el mayor problema que tiene la pyme láctea hoy es la tasa de interés, que alcanza el 100% en el caso del descubierto y el 90% en la venta de cheques en instituciones bancarias. “Estos niveles hacen desaparecer la rentabilidad y como consecuencia de evitar los plazos largos se termina vendiendo mucho menos, lo cual aumenta los costos fijos y esto podría generar la toma de decisiones de impacto social en el sector”, sostuvo el empresario.

En este mismo sentido, se emitió un comunicado desde APyMEL en el que se expone que la cadena de pagos se extendió a 80, 90 y 120 días y no se pueden descontar los cheques.

Cabe destacar que a las pymes lácteas corresponde el 82% de la industria del sector en el país, y alrededor del 80% poseen menos de 20 empleados. Asimismo, la mayoría se ubica en poblaciones de menos de 12.000 habitantes, el 60%.

Godoy apuntó que “el sector en el último año venía recuperándose, sin embargo estamos atravesando una tormenta de magnitud, un freno muy fuerte de todas las inversiones por encarecimiento del crédito, tenemos una baja importante en el consumo interno”.

Con tasas de más del 100% que están cobrando las tarjetas el consumo está paralizado, y los últimos acuerdos alcanzados con organismos internacionales no representan ninguna consecuencia que, en el corto plazo, beneficie al sector. “Es posible que si el sector público resuelve su déficit, en el mediano plazo, el país vuelva a tener crédito más barato. No depende de nosotros, claramente”, comentó Leo Godoy.

En referencia a las exportaciones, esta son las nuevas puertas que se abren. “Argentina necesita de forma definitiva y como piedra fundamental decidir con qué sectores va impulsar su crecimiento, a qué se va a dedicar y en qué vamos a ser líderes en los próximos 10 años. Esto requiere políticas de Estado –apunta el vicepresidente de APyMEL-, con esto decidido, es fundamental cerrar acuerdos comerciales con países complementarios, no competidores. Necesitamos comprarles algo a esos países y generar la baja simultanea de aranceles. Solo así tenemos largo plazo exportador y no coyunturalmente por tipo de cambio”.

“Esa es la forma de que seamos el almacén del mundo, para esto tenemos que estar dispuestos como sociedad a fijar políticas de largo plazo. Cada vez que una pyme láctea consigue exportar a un nuevo mercado, es un logro tanto para la empresa como para la sociedad en su conjunto. Es fundamental el apoyo del Estado tanto en las mejoras burocráticas, como comercialmente, en las embajadas. Se ve muchas mejoras en este aspecto. Más el tipo de cambio, esperamos poder en el mediano plazo incorporar más pymes exportadoras”, expresó Godoy.

Propuestas desde APyMEL

Frente a esta situación, desde la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas Lácteas, se presentaron una serie de propuestas, entre las que se destaca implementar un régimen diferenciado de retención a las exportaciones para las pymes y sus productos. En la actualidad se ubica en el 3%.

En relación a los bancos, solicitan líneas de crédito en dólares a tasa cero –ya que los insumos del sector se encuentran dolarizados- . También proponen la utilización de parte de la renta de los bonos adquiridos como encajes de las entidades bancarias, para bajar las tasas de créditos para pymes. Y destinar un porcentaje de la cartera de los banco para préstamos pyme.

Finalmente, a los gobiernos provinciales, demandan la baja de Ingresos Brutos y declarar que las pymes no sean agente de percepción o se actualicen los montos imponibles de dichos agentes. Todo ello en vista de la pronta discusión del Presupuesto 2019.