REPERCUSIONES DEL PLAN DE SEGURIDAD
La Asociación Profesional Policial se opone a la reforma propuesta por el Gobierno de Santa Fe
La entidad reclama una reforma policial transparente y una recomposición salarial de 250 pesos. Críticas al subsecretario de Seguridad Pública.
18/05/2004


La Asociación Profesional Policial -APROPOL- manifestó su oposición a la reforma policial que el Gobierno de Santa Fe llevará a la legislatura, ya que "sólo está emparentada en meros deseos, de pasar la gestión, y no solucionar problemas de fondo".

APROPOL está de acuerdo en que hay que hacer una reforma, "pero no ésta, que está amañada a cuestiones previsionales y no a darle al trabajador policial el lugar que se merece y a la ciudadanía la seguridad que le corresponde".

"Hablan de democracia, de participación y el proyecto fue encarado a puertas cerradas, en la Subsecretaría de Seguridad Pública, bajo la dirección de Alejandro Rossi, quien precisamente falta a la verdad cuando expresa que 'el ochenta y tres por ciento de la fuerza está de acuerdo con la reforma…', cuando es bien sabido que el 90% de los trabajadores de la policía provincial está en desacuerdo con ESTA REFORMA" aseguró la organzación.

"Nos quieren vender como caramelos ante la sociedad, llenándose los labios de derechos humanos y tuvimos que efectuar una denuncia porque tenemos compañeros trabajando en condiciones de indigencia (ex Molino Franchino), sin sanitarios, con infinidad de roedores e insectos" denunció APROPOL.

"Han plagado la ciudad con un festival de colores en los móviles, sacando de un lugar para poner en otros y la inseguridad aumenta día a día. Además al solo efecto de que el ciudadano vea el móvil, los obligan a comer en los vehículos. Eso sí, en democracia" ironizó.

Respecto de la mejora salarial anunciada, APROPOL exigió un incremento de 250 pesos. "Tenemos gran cantidad de compañeros viviendo en barrios marginales -argumentaron- y pretenden otorgarnos viviendas, cuando perfectamente sabemos que son escasa las posibilidades de acceder a ellas debido a las exigencias de ingresos de Vivienda y Urbanismo. Esto hace que solo un grupo selecto de empleados públicos pueda acceder" concluyó.