GIRA POR EL INTERIOR
El radicalismo santafesino recorre la provincia e insiste con la derogación de la Ley de Lemas
El presidente del Comité Provincial de la UCR, Felipe Michlig, recorrió días pasados el departamento San Martín, durante una gira que incluyó visitas a las localidades de Sastre, San Jorge, Carlos Pellegrini, Piamonte y El Trébol. El radicalismo busca de este modo recuperar protagonismo. El sistema electoral marca la agenda política.
Redacción
17/11/2004


La comitiva que secundó al titular partidario estuvo integrada por el vicepresidente de Comité Provincial de la UCR, Víctor Hugo Dádomo, y el secretario general de la organización de Trabajadores Radicales, Pablo Bruschi, ente otras autoridades. La recorrida se inició en la ciudad de Sastre, con una reunión con dirigentes locales encabezados por el presidente del Comité Departamental, Ernesto García, y continuó en San Jorge con una visita al concejal José Pivetta, prosiguiendo en la comuna de Carlos Pellegrini con un encuentro con su presidente, Horacio Adagio.

El periplo siguió en la comuna de Piamonte, donde la comitiva radical fue recibida por el presidente del distrito, Norberto Bianciotto, y culminó en El Trébol con una visita al intendente municipal, Ángel Rossi, y concejales de esa ciudad.

En conferencia de prensa, Michlig señaló que "estas recorridas que iniciamos cuando asumimos la conducción del partido, en junio pasado, tienen por objeto tomar contacto con los dirigentes, afiliados, militantes y simpatizantes del partido en esta nueva etapa de reconstrucción de la UCR santafesina".

Al respecto, el senador por San Cristóbal destacó que "los radicales debemos recuperar la vocación de poder que este centenario partido nunca debió perder, pero que por diferentes circunstancias hemos abandonado"; al tiempo que remarcó que "ésta es una tarea a la cual debemos abocarnos todos los radicales, sin excepción de sectores internos o de alineamientos políticos, porque el radicalismo tiene que prepararse para ser una alternativa de poder en la provincia de Santa Fe".

Respecto a las controversias suscitadas en torno al tratamiento a la derogación de la Ley de Lemas, el presidente de la UCR dijo que "vamos a insistir con la anulación de esta ley fraudulenta y nefasta para el sistema democrático, pero también vamos a dejar perfectamente en claro que el hecho de que no se trate el proyecto del Poder Ejecutivo es responsabilidad exclusiva de la mayoría justicialista en la Cámara de Senadores".

Michlig incluyó en ese nivel de responsabilidad "a los dos principales referentes del PJ provincial, el gobernador Obeid y el senador nacional Reutemann; uno porque no puede lograr que los senadores que lo acompañaron en su candidatura voten el mensaje enviado por el gobierno a la Legislatura, y el otro porque hace como el tero, pone los huevos en un lado y grita en otro, pues dice que la Ley de Lemas está agotada pero le indica a sus senadores que no den quórum para habilitar el tratamiento en el recinto de sesiones".

Finalmente, el titular de la UCR provincial aseguró que "la semana pasada sentimos vergüenza ajena porque una vez más los intereses partidarios del oficialismo privaron a la ciudadanía de la derogación de una normativa que le hizo y le hace mucho daño a las instituciones de la provincia. Prueba de ello es la debilidad de este gobierno, que a poco de cumplir un año en el poder todavía está estancado y sin generar absolutamente nada en beneficio de los santafesinos".

Autoridades radicales se reunieron con ediles rosarinos

Las autoridades del Comité Provincial de la UCR, Distrito Santa Fe, se reunieron con los concejales de la ciudad de Rosario, Jorge Boasso y Omar Paredes, con quienes dialogaron respecto a la unificación de los bloques de concejales de esa ciudad, de los bloques de la Cámara de Diputados de la Provincia y de la política de reafirmación partidaria que lleva adelante la conducción del partido.

Los ediles manifestaron al presidente del Comité Provincial, Felipe Michlig, y al vicepresidente ,Víctor Hugo Dádomo, su total disposición para constituir un bloque único en el concejo rosarino, y señalaron que el radicalismo provincial debe afrontar las elecciones del año próximo sin realizar alianzas electorales, convocando a los radicales e independientes a encarar un proyecto propio tanto para Rosario como para toda la provincia, que represente el sentir popular y las necesidades de la gente.

Los concejales indicaron además a las autoridades del radicalismo santafesino que el 2005 será el año del resurgimiento del partido, para lo cual se necesitará el concurso de todos los radicales de la provincia sin exclusiones, y finalmente invitaron a los miembros de la mesa de conducción partidaria a visitar el Concejo Municipal de Rosario.