EN LA MARAÑA DE LA BUROCRACIA
Salud pública, salud lenta
Un legislador expresó su preocupación por la lentitud con que el Ministerio de Salud provincial da respuesta a los requerimientos por trámites administrativos en Samcos. Demandas por un mejor acceso al sistema de salud pública.
Redacción El Santafesino
02/04/2006


El diputado provincial Héctor Jullier (PDP) hizo eco del reclamo presentado por profesionales médicos de distintos Samcos de la provincia de Santa Fe, quienes denunciaron la falta de respuestas y la dilación en decenas de trámites presentados a las autoridades del Ministerio de Salud.

"En algunos casos, existen expedientes congelados desde hace años en la maraña de la burocracia estatal", expresó el legislador, al tiempo que reivindicó a la salud como “un derecho humano fundamental, garantizado por nuestra Constitución Nacional. El Estado provincial no puede convertirse en una máquina de impedir, desoyendo las necesidades básicas de los Samcos, y otros centros de salud", sostuvo.

"Existen demasiados trámites administrativos planteados formalmente ante Ministerio de Salud para resolver situaciones puntuales, como por ejemplo la falta de enfermeras y médicos especializados. En algunos casos, el Estado simplemente debe brindar la respectiva autorización. Pero los expedientes quedan varados, inexplicablemente, por meses, e incluso años", alertó Jullier.

Puntualizó que "es necesario agilizar el funcionamiento del Estado, eliminando paralelamente la concepción clientelar del ámbito sanitario. No es posible que el lobby de algunos gremialistas irresponsables prevalezca a la hora de establecer prioridades, sobre todo en el nombramiento de personal. Muchos Samcos necesitan enfermeros, médicos, pero éstos no son nombrados o reasignados debido a diversas presiones".

Para concluir, el legislador demócrata progresista enfatizó en la necesidad de que “las autoridades definan una política clara y eficaz en la materia. La salud es una inversión social en beneficio de la ciudadanía. No debe visualizarse como un gasto, tal como lo plantearon durante años los tecnócratas neoliberales", finalizó.