EL GOBIERNO Y UNA MEDIDA POLÉMICA
Cese de exportaciones cárnicas: los argumentos oficiales
El Gobierno decidió suspender las exportaciones de carnes rojas por seis meses, para equilibrar el desarrollo del mercado local. También elevan las retenciones para las carnes con hueso y termoprocesadas.
Redacción El Santafesino
14/03/2006


El anuncio lo realizó la ministra de Economía, Felisa Miceli, quien brindó una conferencia de prensa junto al secretario de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos, Miguel Campos, luego de analizar las medidas en una reunión con el presidente Néstor Kirchner.

La funcionaria anunció además que la otra medida que se decidió aplicar es "incrementar las retenciones por los derechos de exportación para las posiciones arancelarias denominadas carnes con hueso y termoprocesadas, de manera de que hoy se encuentran al 5 por ciento las elevaremos al 15 por ciento, para equipararlas al resto de las retenciones que están vigentes en este rubro".

El objetivo que tiene el Gobierno con esta medida - explicó la ministra- es "equiparar la oferta interna con la demanda del mercado interno" de un elemento esencial en la canasta básica de alimentos del país.

Felisa Miceli dejó en claro que más allá de la suspensión "se cumplirá con las exportaciones establecidas por la cuota Hilton" al igual que las exportaciones de carnes rojas establecidas "en convenios de país a país".

Contener los precios

La funcionaria recordó que la política económica del Gobierno Nacional ha permitido incrementar en todos los sectores económicos la competitividad de nuestra economía. "Esto ha dado como resultado un incremento de las exportaciones, en general, y al mismo tiempo ha permitido incrementar el poder adquisitivo de los salarios de la población, ya que se ha mejorado sustantivamente el empleo y las mismas condiciones del salario".

"Es en este contexto -señaló- que la demanda de algunos bienes, como el caso de la carne, se ha incrementado notablemente, tanto a nivel local como a nivel internacional, donde además, en el último caso, de las buenas condiciones de la economía y de la competitividad que se logra con el tipo de cambio vigente, aparecen otras circunstancias extraordinarias, tales como la salida de Brasil del mercado internacional, primer exportador mundial de carne, debido a la fiebre aftosa, para el mes de octubre del año pasado, esperándose que para este tiempo esta situación se hubiese superado cuando en realidad todavía no se ha resuelto este tema".

Miceli admitió que al mismo tiempo las circunstancias de la gripe aviar en Europa incrementan la demanda de carnes rojas, llevando los precios de la carne, a nivel internacional, a valores muchos más altos de los acostumbrados, ya que el incremento de la demanda es fuertemente sostenido. "Es en ese contexto que nosotros en nuestro país y de acuerdo con los que venimos haciendo desde que asumimos el Ministerio de Economía, preocupados como estamos por cuidar el nivel adquisitivo de los trabajadores, de la clase media, de todas las familias argentinas, estamos empeñados tarea de contener los precios internos, de administrar los incrementos para que no perjudiquen el poder de compra de nuestra gente" aseveró.

La carne, sube

La ministra insistió en recordar que el precio de la carne no sigue estás reglas, sigue creciendo muy fuertemente. Por eso, "volvemos a ratificar una medida que empezamos a tomar cuando creamos el Registro de Exportaciones para la Carne, produciendo una suspensión de las exportaciones de carne por 180 días. Entendemos que esta medida va a facilitar que se equilibre la oferta interna con la demanda interna". Más adelante aclaró que se seguirá cumplimentando aquellas exportaciones, como cuota Hilton, o los convenios país-país que representan una pequeña porción del total de exportaciones. El resto, estimado en unas 600 mil toneladas más de carne se volcarán al mercado interno. "Creemos que esta es la mejor manera de cuidar el bolsillo de la gente, el poder adquisitivo de nuestras familias, que ese es el compromiso que tenemos con nuestra gente y es nuestra prioridad por sobre todas las cosas" afirmó.

La ministra ratificó además un incremento en las retenciones o en los derechos de exportación para las posiciones arancelarias, denominadas carne con hueso y termoprocesadas. De manera de que hoy se encuentran al 5 por ciento, las elevaremos al 15 por ciento para equipararlas al resto de las retenciones que están vigentes en este rubro. "Iremos monitoreando permanentemente, cotidianamente el desarrollo el mercado de carnes local para de esta manera estar muy al tanto de cómo se están produciendo las respuestas a estas medidas que estamos tomando y de esta manera ir monitoreando la evolución de los precios y la demanda para así poder definir, entonces, la apertura de las exportaciones en el plazo que hemos mencionado" concluyó.