PROYECTO DE COMUNICACIÓN
Solicitan modificar el sistema de jubilaciones anticipadas
Un diputado provincial propuso que en el ingreso a la moratoria de la jubilación anticipada, se priorice a las personas de bajos recursos por sobre las de ingresos altos. Santa Fe tiene una población total de 3,17 millones de habitantes, de las cuales 437 mil están en edad de acceder a este sistema.
Redacción El Santafesino
06/09/2006


El diputado provincial por el PDP, Héctor Jullier, presentó un proyecto de comunicación mediante el cual solicitó al Ejecutivo provincial que, por intermedio del organismo que corresponda, proceda a realizar las gestiones pertinentes ante la Anses, con el objeto de que se adopte un mecanismo de restricción en el ingreso al sistema de moratoria para jubilaciones anticipadas, que permita priorizar a las personas de bajos recursos.

El legislador es claro en los fundamentos de su iniciativa: "A partir de políticas llevadas adelante por el Poder Ejecutivo Nacional, se ha implementado un sistema de jubilaciones anticipadas que posibilita jubilarse a todas aquellas personas que no tienen los aportes suficientes, o que han trabajado pero no se pueden demostrar sus aportes. La norma mencionada es el Decreto de Necesidad y Urgencia Nº 1.454/2005 y reglamentarios, que establece que puede optar por esta moratoria toda persona hombre mayor de 65 años de edad y mujer mayor de 60 años".

“La base de datos para aproximar la cantidad de potenciales demandantes de este beneficio es la Encuesta Permanente de Hogares del INDEC, con datos correspondientes al segundo semestre del 2005 para Gran Rosario y la Ciudad de Santa Fe. Las estimaciones del Instituto Nacional arrojan que la provincia de Santa Fe tiene una población total de 3,17 millones de personas, de las cuales 437 mil están en edad de acceder a esta moratoria. De estas últimas, 162 mil personas son los demandantes directos desde el momento en que son personas que trabajan, buscan trabajo o están inactivas pero no tienen jubilación. Con este sistema se ingresa a una moratoria, pudiendo luego cobrar sólo con el pago de la primera cuota, ya que las restantes son descontadas del haber percibido”, explicó Jullier.

“Según lo manifestado recientemente por el director del Instituto para el Desarrollo Social Argentino, este mecanismo implica notorias inequidades, porque no se pueden controlar a todas las personas que ingresan al sistema, ya que no todas las mayores sin haber previsional son pobres y, al no haber ningún tipo de restricción, cualquier persona puede tener varias propiedades o un buen ingreso e ingresar al este sistema de jubilación especial. Lo más probable no es que ingrese al sistema gente de distintos niveles socioeconómicos, sino que en general serán los de niveles más altos los que aprovechen el mecanismo”, agregó.

Jullier concluyó recordando que “en nuestra provincia esta medida nacional ha repercutido notoriamente, donde un número importante de santafesinos están en condiciones de acogerse a este sistema de jubilaciones anticipadas. Por ello, entendemos que desde el gobierno provincial se deben realizar las gestiones pertinentes ante las autoridades de la Anses a los efectos de, una vez se ingresa al sistema, priorizar a aquellas personas de bajos recursos”.