LA EXPERIENCIA DE GOLONDRINA
Soluciones de telefonía para el norte santafesino
La novedad reside en que Golondrina, hasta ahora, sólo disponía de un teléfono público. Sólo uno para unos 1.000 habitantes. Esta tecnología, habilitada como prueba piloto por el gobierno de la provincia, permitirá multiplicar las posibilidades de conexión.
Redacción El Santafesino
03/03/2008

Antonio Bonfatti, ministro de Gobierno y Reforma del Estado del gobierno provincial, y el presidente comunal de Golondrina, Bernabé Li Causi, establecieron la primera comunicación telefónica gracias al sistema instalado en la escuela “Juana Manso”. Un equipo que, además de brindar acceso a Internet, brinda servicios de telefonía IP: esto es, la posibilidad de hablar por teléfono mediante la utilización de una computadora.
Fuente: Prensa Gobernación

Las estrellas de la jornada en Golondrina fueron, sin dudas, los chicos de la escuela “Juana Manso”, que por primera vez pudieron acceder a Internet y comunicarse –verse y escucharse– con los alumnos de otro establecimiento educativo, ubicado a más de 500 kilómetros de distancia.

Pero mientras esto ocurría en los salones, en un despacho contiguo –lejos de la algarabía infantil– se desarrollaba otro capítulo de la historia de este pequeño pueblo del departamento Vera. Un capítulo más modesto y casi increíble, si uno toma en cuenta que transcurre en el siglo XXI. Porque la novedad es este caso no era la navegación en el ciberespacio, sino la posibilidad de realizar una simple llamada telefónica.

Allí, Antonio Bonfatti, ministro de Gobierno y Reforma del Estado del gobierno provincial, y el presidente comunal de Golondrina, Bernabé Li Causi, establecían la primera comunicación telefónica gracias al sistema instalado en la escuela. Un equipo que, además de brindar acceso a Internet, brinda servicios de telefonía IP: esto es, la posibilidad de hablar por teléfono mediante la utilización de una computadora.

La telefonía IP convierte el computador en un teléfono. Es un servicio que permite realizar llamadas desde redes que utilizan el protocolo de comunicación IP (Internet Protocol), es decir, el sistema que permite comunicar computadores de todo el mundo a través de las líneas telefónicas. Esta tecnología digitaliza la voz y la comprime en paquetes de datos que se reconvierten de nuevo en voz en el punto de destino.

La novedad reside en que Golondrina, hasta ahora, sólo disponía de un teléfono público. Sólo uno para unos 1.000 habitantes. Esta tecnología, habilitada como prueba piloto por el gobierno de la provincia, permitirá multiplicar las posibilidades de conexión.

La historia del teléfono IP de Golondrina comienza el 26 de enero pasado, en la Jornada Regional de trabajo del gabinete de ministros con los intendentes y presidentes de comuna del Nodo Reconquista. Estas reuniones, convocadas por el Ministerio de Gobierno y Reforma del Estado, sirven para identificar los problemas regionales, a fin de comenzar a resolverlos a través de la descentralización.

En aquella oportunidad Li Causi le planteó a Bonfatti el problema más grave que afrontaba su pueblo. Una sola línea telefónica sin posibilidad de mejoras en el corto plazo, sin conexión a Internet y la virtual inexistencia de señal para establecer comunicaciones por teléfono celular. En algunos casos, sobre todo en emergencias, los habitantes de Golondrina tenían que recorrer hasta 20 kilómetros para poder establecer contacto con el mundo exterior.

Inmediatamente, el ministro Bonfatti comisionó a la Secretaría de Tecnologías para la Gestión, una dependencia del área a su cargo, para hallar una solución “en tiempos y costos razonables”. Los técnicos estudian el tema y sugieren la instalación de un enlace satelital a Internet con canal telefónico. Un mes después, la solución estaba instalada.

Esta prueba piloto abre ahora la posibilidad de ampliar esta experiencia. El propio Bonfatti anunció que una vez realizada la evaluación correspondiente se definirá un plan de conectividad para todo el Norte santafesino.