EN LA SEDE DEL RENAR
Se reanudó la Campaña de Desarme Voluntario
“Aspiramos a que Santa Fe sea una ciudad más tranquila y pacífica”, destacó el secretario de Gobierno, José Corral, al visitar la delegación Santa Fe del Registro Nacional de Armas.
Redacción El Santafesino
12/11/2009


El secretario de Gobierno, José Corral, asistió a la presentación formal de la campaña de desarme voluntario, que volvió a ponerse en marcha en todo el país. El acto desarrollado en la sede del Registro Nacional de Armas (Renar) en Santa Fe, ubicada en calle Francia 3550, contó con la presencia del subsecretario de Prevención y Seguridad Ciudadana, Diego Poretti; el responsable del Programa de Entrega Voluntaria de Armas de Fuego del Renar, Martín Filpo, e integrantes de la Red Argentina para el Desarme.

Se trata de un programa de concientización que tiene como objetivo sacar de circulación la mayor cantidad de armas que se encuentran en manos de civiles. Durante el año pasado, la iniciativa tuvo un fuerte respaldo por parte del Gobierno de la ciudad, y esto se demostró en los resultados ya que la capital santafesina fue la localidad que -de acuerdo a la densidad poblacional- aportó la mayor cantidad de armas de fuego: 4.644.

“El Gobierno de la ciudad tiene un compromiso muy alto con la campaña de desarme: ustedes recordarán la presencia de afiches en la vía pública, y el trabajo de concientización realizado en conjunto con los jóvenes, las religiones y entidades de la ciudad. Se realizó una inversión publicitaria muy importante para difundir este muy buen trabajo que realiza el Renar. Por eso felicitamos también a las autoridades locales del Renar, porque hicieron un trabajo que puso a Santa Fe entre las ciudades que más armas recolectó según su población”, explicó Corral en diálogo con la prensa.

Voluntaria y anónima

El secretario de Gobierno manifestó que “esto no disminuye la inseguridad, pero es un elemento más para bajar los niveles de violencia. Los homicidios vienen bajando desde 2007. En 2008 hubo un 30 % menos en la ciudad y todavía en 2009, si bien este año no estamos conformes, hay menor cantidad de homicidios que en 2008. Así que lentamente la violencia tiende a bajar y es un trabajo muy difícil y que no tiene que ver sólo con las armas, pero las armas son unos de los elementos que siempre aparecen ya que en el 70 % de todos los homicidios hay armas de fuego”.

Puntualizó entonces que “el trabajo es muy importante, e invitamos a todos los santafesinos a acercarse al Renar que van a ser muy bien atendidos, y aspiramos a que Santa Fe sea una ciudad más tranquila y pacífica. Esta es una cuota de aporte y nuestro granito de arena hasta el 17 de diciembre, tiempo hasta donde está oficialmente garantizada la campaña. Pero aspiramos a que el Congreso Nacional apruebe una prórroga. El trámite es anónimo y no requiere de ninguna documentación”.

Por su parte, Filpo comentó sobre el mecanismo de la propuesta: “Tenemos un plan de entrega de armas que es voluntario y que es anónimo. A cambio del arma se entrega un cheque al portador que se puede cobrar en cualquier sucursal del Banco de la Nación Argentina y es un trámite sencillo que se hace aquí en nuestra sede en la ciudad de Santa Fe en el horario de 8 a 13. El sábado pasado se hizo una destrucción en la localidad de Pilar que estuvo acompañada por autoridades de la Red Argentina para el Desarme, por familiares y víctimas de uso indebido de armas de fuego”, indicó.

Programa

El Gobierno nacional puso en marcha el Programa Nacional de Entrega Voluntaria de Armas de Fuego con el fin de reducir el circulante de armas en manos de civiles a partir de la recolección de forma voluntaria y anónima a cambio de un incentivo económico.

Este programa de alcance nacional, que en nuestra ciudad tuvo un fuerte respaldo por parte del Municipio, forma parte de una política integral de control y prevención de la violencia armada, que incluye medidas de control del mercado legal y medidas de persecución del mercado ilegal de las armas de fuego.

El plan tiene como objetivos la disminución del uso y proliferación de armas de fuego y municiones; la reducción de accidentes y hechos de violencia ocasionados por el acceso y uso de armas de fuego; la sensibilización acerca de los riesgos de la tenencia y uso de armas; y la promoción de una cultura de no violencia y resolución pacífica de conflictos que desaliente la tenencia y uso de armas de fuego.




Leer mas sobre